Una mirada al pasado

cartas-cambiar

Revisando carpetas me he encontrado esta vieja colección… son las “cartas de cambiar” de mi infancia, no sabéis el amor que les tenía (y que les sigo teniendo). Cuando las miro me vienen mil recuerdos a la cabeza. Llegaba el recreo y salías al patio con tu carpeta, dispuesta a cambiar tus cartas con las de tus amigas. No sé si esto era solo tradición aquí o también en otras partes de España, pero era algo precioso. Me da un poco de vergüenza compartir todas las que tengo, es como verme de nuevo convertida en niña, jajaja.

cartas-cambiar2
cartas-cambiar3
cartas-cambiar-4

Y es que esto consistía en coleccionar tantos papeles de cartas y sobres como pudieras, aunque luego no los utilizases jamás. Aquí tenéis la prueba de ello, tengo cientos. Por más que amo el correo postal utilizarlas para cartearme con alguien hoy en día sería un sacrilegio. Tengo hojas sueltas, sobres, sobres con su hoja a juego, mini carpetas con varias hojas iguales y papeles pequeñitos de blocs de notas. Ojalá pudiera enseñarlas una por una. ¡Algunas incluso estaban perfumadas!

cartas-cambiar5
cartas-cambiar6

Pero la verdadera reliquia, la joya de la corona de mi colección, es este set de sobres y cartas con motivos de punto de cruz. Ay, ¡si yo hubiera sabido de pequeña que esto era una señal! Son tan absurdamente bonitas que cada vez que las saco de su paquete me quedo medio tonta observando los dibujos.

cartas-cambiar7

No sé cómo he conseguido guardar las cartas de cambiar hasta el día de hoy sin que se estropeen, me extraña mucho no haberme deshecho de ellas, porque en ese aspecto no soy nada sentimental y suelo tirar todo lo viejo. Pero las cartas no, no puedo. Es más, menos mal que no siguen vendiéndolas a día de hoy, porque no podría evitar comprarlas.

¿Alguna de vosotras jugaba con cartas de cambiar o no se llevaba en vuestro colegio? ¿Las tenéis aún? Tengo muchas repetidas y podría mandaros si queréis :)

  • Straja - Qué gracia, yo también las coleccionaba!! Aún recuerdo esos grupillos de chicas intercambiando los sobres y los papeles de carta, y el olor!! Qué bien olían!!!

    Yo no sé si las tendré aún “vivas” en casa de mi madre, si algún día diera con ellas, te las enviaría encantada, porque ya no tengo ese “amor” por ellas :-)ResponderCancelar

  • Petite Blasa - Conservo una carpeta mía y otra de mi hermana, ¡y tenemos algunas de esas que enseñas en las fotos! Aunque nosotras las llamamos “hojitas de colección”. También soy incapaz de usarlas o tirarlas, y mi hermana me mata si se entera que hago alguna de esas dos cosas con las suyas. Es uno de los hobbies más guais que he tenido, pero creo que las niñas de ahora pasan de estas cosas.ResponderCancelar

  • Ana Wamigurumi - Yo también las coleccionaba aquí en Madrid, de hecho aún conservo una carpeta llena en casa de mis padres, y al ver tu post me dan ganas de sacarla cuando vaya a verlos el fin de semana jajaja

    Eran taaaaaaaaaan bonitas y olian taaaaaaaaan bien *.*ResponderCancelar

  • Leyre - aY! que recuerdos! en Madrid también jugábamos con las cartas de cambiar, y yo tambien tengo algunas guardadas! aunque no tantas como tu. Y la verdad es que si que me gustaría que me eviaras alguna. Voy a buscar las mias y si tengo alguna repe te las mando también :)ResponderCancelar

  • debocados - Jooo.. Yo también era de coleccionarlas ¡vaya recuerdos major, majos! Tengo un montón (tampoco las he tirado) y algunas de las que tu tienes también las tengo yo. Además recuerdo que no se podían cambiar de cualquier manera… (no sé allí). Las super bonitas se cambiaban por super bobitas, y luego estaban las normales… Y si tenían perfume eran muy cotizadas. También jugábamos mucho a las mariquitas (no sé si allí se llamarían así) esos pedacitos de papel con formas y porpurina a los que les dabas con las palma hueca de la mano y si conseguías darles la vuelta te los llevabas, jajajajaja!! Era una gran jugadora!! Me sale la risillas floja al pensarlo :)
    Gracias por el post Gemma, ha sido muy bonito recordar de nuevo. Abrazoteeee!!ResponderCancelar

    • Gemma - Jajajaja no recordaba lo de que había que cambiarlas por unas de igual valor, dios, ¡que infancia! Desde luego es una pena que los niños de ahora no vayan a vivir todo eso, con lo bien que lo pasábamos :PResponderCancelar

  • Vicky Arenas - Hola!
    Yo aún conservo mis juegos de cartas pero aquí no se cambiaban, solo se coleccionaban y eso sí, lo que yo hacía era usarlas, me escribía con mucha gente y guardaba el último ser como recuerdo. Pero vaya..que hace unos años estuve en la india y me compré un par, de adultos, con papeles alucinantes, me sigue encantando…ResponderCancelar

  • Nika - UUUYYYY!!! Que recuerdos!!! Lo que pasa es que yo no las queria cambiar, me acuerdo que me carteaba con un monton de gente que nos veiamos casi cada dia, pero igualmente nos contabamos cosas por carta, ja,ja,ja!!!
    Aun las guardo en casa de mi madre y le he dicho que no me las tire, que me las voy a traer!!
    Que bonta tu coleccion, no tiene desperdicio!!!
    Muchos besos!
    NikaResponderCancelar

  • gema - Hola Gema.Yo me carteaba con un chico francés,nunca llegamos a conocernos. Su dirección apareció en el Súper Pop jajá cuantos años de aquello… Mi anécdota fue que un dia le mande una de esas cartas que tu tan bien describes,las perfumadas, cuando el me contesto al abrir el sobre la había rociado con insecticida jajaja todavía la guardo y todavía sigue oliendo jajá un beso.ResponderCancelar

    • Gemma - Recuerdo que cuando yo era muy pequeña venía un suplemento infantil en el periódico de los domingos y ese suplemento tenía una sección donde se anunciaban un montón de niños y niñas para cartearse, yo tuve una amiga australiana :)ResponderCancelar

  • Kilika hecho a mano - Wouuuu, menuda colección tenías…yo también tengo algunas pero aquí no se intercambiaban. En realidad yo las usaba para escribir cartas, menudos baules llenos de cartas tengo de aquella época y posterior. Y cuando se me acababa el set (tampoco tuve muchos) guardaba el último sobre y hoja. La verdad es que era super bonito. Ahora estoy volviendo a retormar lo de escribir cartas..sí…por cierto, si te animas ya sabes donde estoy. Precioso Post! :)ResponderCancelar

  • Anita's Gatos - Muy bonitas tus hojitas! Yo también tenía las mías de corazones y arcoiris y muchas más! Haha! Ya estaría en la bancarrota si aún las siguiera comprando!!ResponderCancelar

  • Isla Sandia - Mi hermana y yo también las coleccionábamos ;-) Aquí en Barcelona también se llevaba eso de cambiar “cartas perfumadas” en el cole y seguro que todavía rondan por mi casa :-) Teníamos una buena colección! Si las encuentro te las enseño :-)ResponderCancelar

  • Ester - Alaaa! nada más ver la primera foto ya me ha venido a la mente el olor que hacían!
    No ha llovido ni nada des de esas magníficas cartas!
    He de decir que yo sí que las llegué a usar… :S
    Qué tiempos aquellos..jejej!ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Pues aun huelen súper bien! Aunque claro, no tanto como hace años, pero es que tienen como 22 años o así :OResponderCancelar

  • irina - Ahhhh!!!!!!!!!!!! yo tb las coleccionaba!! jajajaja, y tenía ese mismo sobre de punto de cruz, lo que pasa es queno tengo ni la más remota idea de donde estará… Tengo que preguntarle a mi hermana, que hacíamos la colección juntas, e ir a buscar por casa de mi madre. A ver qué encuentro, jejee,un besiño Gemma :-)ResponderCancelar

  • Moira - Hola Gemma! Yo también coleccionaba… lo que no tengo claro es dónde están, pero tenía una carpeta enorme a reventar! Jajajajaj
    Y los olores… cómo olían!
    Besis!ResponderCancelar

  • Rocio - No te lo vas a creer, pero tengo esas cartas de punto de cruz!! Vamos, que si no son las mismas son muy muy parecidas. Tambien eran de mis preferidas y de las que se cambiaban por dos cartas en vez de por una, jeje.
    Yo las tengo todas ordenadas en casa de mis padres, en carpetas clasificadoras: lisas, con dibujo, con sobre, sin sobre, de olor… y albumes de fotos pequeñitos con hojitas de libreta. Ahora mis padres estan de mudanza, a ver si han sobrevivido a la purga y las encuentro la proxima vez que vaya!ResponderCancelar

  • Esther - uauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu yo también tengo mi carpeta llenita hasta los topes en casa de mi mami, a buen recaudo!!! siiii siiiii me encantaba, mirarlas y remirarlas. Como entonces me escribía con más de 10 personas normalmente, utilizaba una de cada modelo, pero no más, siempre tenía que quedarme con ejemplares únicos para mí. ¡Que tiempos! ¡Que maravilla! Las recuperaré, podríamos ir haciendo una rueda de post de nuestros papeles todas, no? sería bonitoy seríamos un montón!!!! ¡las busco, va! Gracias por un post tan bonito neni!!!!! muá!!!ResponderCancelar

  • Dolo - Por aquí (Coruña) también se coleccionaban!!! Yo las sigo teniendo y parece mentira lo bien que se conservan a pesar de no estar guardadas de ninguna manera especial! Serán los poderes mágicos de las carpetas repletas de dedicatorias y pegatinas/fotos de la Súper Pop!!! AAAAAYYYYY qué recuerdos!!!!! :_)ResponderCancelar

    • Gemma - En eso tienes toda la razón, mira que las tengo guardadas en una carpeta de lo más normal, ni fundas de plástico ni nada (y ni te cuento por todos los sitios por donde han pasado las pobres en estos años), pero es que están perfectas, jajaja, algo de mágico deben tener :DResponderCancelar

  • La fábrica de Secretos - ay por favor, por favor, POR FAVOOOR!!! Que vuelta a la infancia!! Yo tenía de estas, muchas!!! Incluso he reconocido algunas de las que tienes, que yo también las tenia!!! Luego a la hora de cambiarlas… me daba una pena tremenda! jajajaja
    Y ahora que lo pienso… ¿Dónde andará mi carpetilla con las cartas? ¡Tengo que ponerme a buscar! Si la encuentro, te la enseño ;)

    Besines!!ResponderCancelar

  • Carolina - En Asturias tambien era tradicion!! Es mas, tambien conservo una carpeta repleta de cartas con sobres y tengo algunos iguales a los tuyos :)ResponderCancelar

  • Fabiana - Soy de Venezuela y también cambiábamos “hojitas” en el colegio! También tengo las mías en álbumes y me parecen hermosas! De hecho, el sobre con la hojaa de osas bailarinas era una de las que tenía, mis hermanas también coleccionaban, que bonito! SaludosResponderCancelar