Un regalo muy especial

Reconozco que confío poco en el ser humano. Con el paso de los años he adoptado una postura reservada, tímida y un punto antisocial. Sin embargo, desde la primera vez hablé con Esther, de l’Atelier de l’Obi, tuve el sentimiento contrario. Explicación lógica no hay, pero siento una conexión muy especial con ella. Esther es simpática, buena y alegre, tiene mucha fuerza y además es una artistaza del ganchillo. En el fondo es, por muy fuerte que suene y teniendo en cuenta que no nos conocemos, como una hermana. A mi también me pasa como a Esther, que me veo en mi día a día hablándole de ella a la gente que conozco :)

Este año tengo que ir a Lleida a hacerle una visita a ella y a Flo, sí o sí. Seguro que cuando me tenga allí le voy a parecer más pesada y cansina que ahora, jajaja, pero tendrá que aguantarse! En serio, me imagino con ellas tomando café y tejiendo, hablando de cosas craft…

A comienzos de 2013 Esther publicó en su Facebook una cadena de sorpresas, que consistía en hacer un pequeño regalo a las cinco primeras personas que dejaran un comentario. A su vez, esas cinco personas debían publicar el mismo mensaje y hacer otro regalo a los cinco primeros que contestaran, y así sucesivamente. Yo fui una de las que tuvo la gran suerte de encontrarse entre esas cinco personas y esta semana Esther me hizo llegar un paquete con un contenido precioso.

Imagen de l

Imagen de l’Atelier de l’Obi.

Un cojín de zorrito! Viva! Es una pasada, me encanta y no puedo dejar de mirarlo! Esther lo ha hecho a mano para mi, se me saltan las lágrimas! Además, ella no lo sabe, pero hacía unas semanas que había visto unos grannies de animalitos en Pinterest, entre ellos este, y me había quedado con las ganas de hacerme uno, porque mis conocimientos en grannies todavía no dan para tanto. Me encanta! Junto al cojín me mandó una postal monísima de un gatito, con un mensaje que prefiero guardar para mi :)

Imagen de l

Imagen de l’Atelier de l’Obi

Como ya le he repetido hasta la saciedad: Esther, eres la más mejor, te quiero!

  • Beatriz Pastells - Que cosa tan bonita!! es preciosos, hace unas maravillas Esther! Cuando vengas a Lleida ya sabes que toca un poquito de Guerrilla de Gilda!! asi te conoceremos todas :DResponderCancelar

    • Esther - Tranqui Bea, antes de que acabe el año la tenemos un finde de Guerrilla en Lleida, pero todas las horas para nosotras eh!!! comidas, cenas, tejer, tejer y tejer!!!! Quien se apunta? jijij!!!ResponderCancelar

  • raquel - Q cojín más bonito!!!!!! No me extraña q estes tan contenta!!!!
    Yo tb soy un poco como tu y creo poco ene l ser humano… Pero siempre hay alguien que te hace ver q no todo es tan malo!!!

    Un besazoResponderCancelar

  • Esther - Mi niña!!! Qué semana más ñoña llevamos las dos ;) Que bonito todo lo que dices… me encanta que aparezca alguien de repente en mi vida y se convierta en alguien especial, me encanta serlo yo también ;) ¿para qué negarlo? Un post precioso, unas palabras dulces como tú, como una hermana! madre mía, adoptada estás a ser mi “hermana” desde ya!!! ;) Estas conexiones, cuando una ya no confía y no tiene esperanza, es lo que da color a la vida, lo que la vuelve más pink para sobre llevar las cosas malas… ahí estoy SÍLBAME!!! Te quiero mucho neni ;)ResponderCancelar

  • Maizena - Que preciosidad de cojín, un regalo precioso y lo mas importante el cariño con el que ha sido hecho y regalado. Yo también soy de las que no esperan mucho del ser humano, pero si que es verdad que hay veces que topas con alguien que te hace ver y sentir lo contrario, alguien que te hace sentir bien que se preocupa por ti y te hace sentirte especial.

    BesosResponderCancelar

  • Hijas Perezosas - Es precioso, que artistaza es Esther!ResponderCancelar