Mi primer año sin ansiedad, ¡lo conseguí!

La vida sin ansiedad

Esa de la foto soy yo. Desde luego no es mi mejor foto (ni siquiera se me ve la cara), pero me gusta especialmente. Cuando la miro recuerdo aquel día, el sitio en el que estaba y cómo de bien me sentía. Con el pelo despeinado por el viento y los pies colgando, sentada al borde de un precipicio. Disfrutando del paisaje y muy feliz. No me veo la cara, pero sé que sonreía.

Procuro recordar constantemente momentos como el de la foto. Cuando lo has pasado mal durante tanto tiempo te cuesta creer que puedes estar bien. A veces cuando estoy en una situación que antes me hubiera provocado ansiedad, me siento rarísima. Me pregunto: ¿Siento ansiedad? No. ¿Cómo es posible que esté tan tranquila? A ver… no, ni un poquito de nervios, guauuu. Para que veáis hasta qué punto podemos llegar a acostumbrarnos a estar mal, nos resulta increíble estar bien.

Escribo este post porque hace mucho que no os hablo de mí y de mi ansiedad. Porque sí, la ansiedad siempre va a ser parte de mi vida, aunque no vuelva a sufrirla (ojalá). Y últimamente sois muchas las que me escribís contándome que estáis pasando por lo mismo que he pasado yo, así que no quería perder la oportunidad de aseguraros que todo se pasa.

No puedo dar un consejo maestro que lo solucione todo por arte de magia, no lo tengo. ¡Y anda que no me gustaría! Cada ansiedad es distinta, como su dueño. Pero todas tienen algo en común: hay que ir poco a poco. Tan poco a poco que parece que no estás avanzando nada. Despacito. En estos años conviviendo día a día con la ansiedad he aprendido que es la única manera de hacerlo. Enfermedades como la depresión y la ansiedad requieren de mucha paciencia y trabajo personal.

Para mí la clave ha sido dejar de luchar contra la ansiedad. Dejar de enfadarme conmigo misma cuando me encontraba mal, dejar de asociar la ansiedad con mi personalidad. En lugar de resistirme a ella, aceptarla. Dejar que viniera sin intervenir, observarla y tratar de entenderla. La ansiedad no me define. Puedo asegurar que esto no es nada fácil, es un ejercicio complicadísimo. Hay que ser fuerte y aguantar en los momentos duros, aunque lleves muchos días mal. Yo siempre he confiado en que un día estaría bien, siempre fue mi meta y es por lo que he luchado.

Así que ahora que se cumple un año desde que volví a ser yo misma (tampoco os podría decir el momento exacto porque no lo tengo apuntado, lógicamente), estoy muy orgullosa. Orgullosa y contenta mientras miro atrás y recuerdo todo lo que ha ocurrido, cada momento de m*****, cada lágrima, todos los pensamientos negativos.

Deseo de corazón que un día no muy lejano las enfermedades mentales dejen de ser tabú. Que se vean como algo normal que desgraciadamente le ocurre a más personas de las que pensamos. Espero que nadie tenga que volver a esconder sus sentimientos ni su dolor, y que haya gente a su alrededor dispuesta a ayudarle. Yo siempre hablaré de ello como si fuera lo más normal del mundo, es mi manera de aportar mi granito de arena.

Que este sea el primer año de muchos más.

Entradas relacionadas:
  • María - Gracias, yo también he pasado por eso con algunas complicaciones más. He necesitado ayuda médica (cosa que no me agrada, pero por ahora hace falta) y me parece increíble las ganas de vivir que tengo ahora y todo lo que quiero hacer y llevo por delante!
    Se puede, Gracias Gemma!ResponderCancelar

    • Gemma - María, no te preocupes ahora mismo si necesitas ayuda médica, yo también la necesité en su momento y en realidad era absolutamente necesario para poder ayudar a mi cuerpo a coger fuerza y un punto de partida para luego estar mejor ;)

      Mucho ánimo.ResponderCancelar

  • Itziar - Hola Gemma! Me alegro muchisimo que hayas podido superar la ansiedad porque es horroroso. Yo también tengo bastantes épocas que tengo que sufrirla por causa de mi trabajo que me ocasiona mucho stress. También se ve incrementado por problemas de salud, tengo fibromialgia y fatiga crónica. Tengo interés en saber cómo has podido superarlo porque el médico me ha recetado lorazepam y no estoy por la labor de medicarme. Ya lo he hecho por el tema de la fibro y no me ha servido para nada. ¿has hecho alguna terapia?
    Gracias. Un beso enorme.
    ItziarResponderCancelar

    • Gemma - Uf, la verdad es que tu caso es muy complicado, hay muchos factores a tener en cuenta, no sólo la ansiedad :(

      Al principio fui a terapia, es más, tuve que pasar por dos psicólogas distintas hasta que encontré la que me iba bien y también tuve un psiquiatra que es el que controlaba la medicación. Lo que pasa es que siempre he creído que hay dos tipos de ansiedad: el primero es cuando tienes un problema emocional (llámalo dificultades en el momento que estás viviendo, trauma, etc.) y un segundo tipo de origen bioquímico/hormonal. En mi caso el primer tipo no era mi problema, ya que no tenía problemas personales que mantuvieran la ansiedad en el tiempo, así que la medicación para mí fue clave.

      Hay que probar distintas cosas y terapias hasta encontrar la que nos vaya mejor, obviando lo que le funcione a los demás. Te deseo lo mejor.ResponderCancelar

  • Straja - Enhorabuena por ese añito de sentirte libre de ser feliz y de dar rienda suelta a tus sentimientos!! Seguro que eres todo un ejemplo a seguir para gente que se encuentre como tu estuviste de mal.

    Un besote!ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Muchas gracias, guapa! Ojalá que les sirva al menos para buscar ayuda y no sentirse tan solos.ResponderCancelar

  • ana.m.velandia - Gracias por tu granito de arena!!
    Un abrazo enormeResponderCancelar

  • Angie - Hace un tiempo lei el post donde hablabas de la ansiedad, me da una alegria enorme que te sientas tan tu nuevamente. La ansiedad esta dentro de nuestro cuerpo, la necesitamos, el problemilla es cuando el vaso de desborda. Todo pasa, todo se supera, nos hace mas humanos y mas fuertes. Ojala un dia hablar de ansiedad y depresión sea tan normal como hablar de otros temas que eran tabu hace unos años, seguro un dia la gente dejara de temer y hablara.
    Un abrazo enorme linda y que tus dias de felicidad se sigan multiplicando :)ResponderCancelar

    • Gemma - Gracias por tu comentario, tienes razón en que todo nos hace más fuertes, no puedo estar más de acuerdo.ResponderCancelar

  • Maria - Ole tú! Esa es la actitud! Yo pasé por eso y hace ya unos 15 años que estoy bien. Como dices, es algo que siempre va contigo, aunque nunca me haya vuelto, siempre contemplo la posibilidad de que pueda pasar. No se olvida, pero no me preocupa, porque ya se lo que es y se que se pasa :)
    Yo siempre he hablado de ello con normalidad con todo el mundo y la respuesta suele ser “a mi también me ha pasado”…ResponderCancelar

    • Gemma - Ay, Maria, es que yo creo que allí es diferente, como más avanzado todo, ¿no? No tenía ni idea de que tú hubieses pasado por esto, vamos, no me lo hubiera imaginado jamás :)ResponderCancelar

  • mariana - Ay niña, no sabes que bien me hace leerte!!! saber que te encuentras bien, plena con tu vida, con lo que te ha tocado vivir. Gracias por contarnos y abrir tu corazón, nos das esperanza a las que tenemos una enfermedad. Besos y abrazote de oso
    ÜResponderCancelar

    • Gemma - Wow, GRACIAS MIL por tu comentario, de verdad que esto es lo que me hace tener más ganas que nunca de compartir lo que me ha pasado estos cuatro años anteriores, muchas gracias. No te rindas nunca :*ResponderCancelar

  • Olga - Yo he pasado muy mala epoca tambien, lo mio por acumulacion de estres y problemas personales, junto con dos embarazos de dos preciosas niñas y alzeimer de mi padre..
    Fui aguantando hasta que la peque cumplio 2 años, entonces me vino la bajona de golpe junto con un esguince que me ha durado 1 año, entonces casi peto..
    Menos mal que la doctora me dio la bja, en el trabajo pedi al jefe que pensara como ayudarme y en casa me trataron bien.
    No he necesitado medicacion mas que pastillas para las migrañas, hierro y un tratamiento para los pulmones pues parece que me dio un ataque de asma, y reljntes musculares e infusiones para los insomnios. He ido a darme masajes ayurvedicos, flores de Bach y recurri a un coach
    Lo que mas me duele de todo esto es que yo si que hablaba y mostraba mis sentimientos, y pedia ayuda, pero al final acabas siendo una persona toxica. Le hablaba mal a todo el mundo, estaba irascible, le cuentas tus penas a todo el mundo, le gritas a tus hijas , y al final, ademas de que te cuesta relacionarte con los demas y te da pereza salir y aguantar a la gente, la poca que quieres ver y te apetece quedar te huyen porque eres insoportable.
    Me han salvado mis labores, mis proyectos, mis hilos y mis lanas , mis grupos de tejedoras, que me han trasladado a un mundo de ilusion …de ganas de cambiar mi vida.
    No estoy bien del todo, pero ya voy viendo la luz…y tratando de mejorar cada dia :)ResponderCancelar

    • Gemma - Cómo te entiendo, Olga. A mi también se me desencadenó todo por estrés, pero sólo fue el detonante (mi ex trabajo era muy estresante), no me extraña que con todo lo que te pasaba acabaras así.

      Hubo un momento del proceso en que sentía mucha rabia, mucha ira. Notaba como todo me enfadaba y muchas veces me contenía para no liarla. Menos mal que se lo dije a la psicóloga y me ayudo a canalizar todo eso, porque podría haberme vuelto un monstruo.

      Espero que sigas tu camino y cada vez estés más cerca de esa luz ;)ResponderCancelar

      • Olga - Gracias Gemma,
        Si, creo que tendre que ir al psicologo porque voy a cabreo diario..
        ya pedí ayuda y me dieron hora y todo para la valoracion, pero con el pollo en la cabeza me equivoque de dia y luego no podía pedir otro dia libre,asi que lo deje correr
        Pero me doy cuenta que si no soluciono esto no va a acabar nunca…
        Que sepas que voy a seguirte en tu mes minimalista, a ver si tambien me va bien
        Un besazoResponderCancelar

        • Olga - Ah, y mi problema tambien es un trabajo muy estresante ;)ResponderCancelar

        • Gemma - ¡Pues ve sin dudarlo! En serio, es complicado, lo sé, pero hay que hacerlo. A mi me costó mucho pedir ayuda y aceptar que la necesitaba porque siempre he sido súper independiente para mis cosas. A día de hoy veo que si a los primeros síntomas de ansiedad o depresión hubiese acudido al médico, me hubiera ido mejor y seguro que habría sido más fácil y corto recorrer todo este camino. ¡Ánimo que tú puedes!ResponderCancelar

  • Gemma - Me alegro tanto leerte Gemma, la verdad que te entiendo tan bien. Muchas fuerza y mucho amor para seguir así.
    Muchos besosResponderCancelar

  • BegoÑa - Felicidades peque!! Debes estar muy orgullosa de tí. Eres toda una campeona!!!
    Un besazoResponderCancelar

    • Gemma - Gracias, guapa :D

      Tú has estado por aquí casi desde el principio, así que lo has visto muy de cerca, un besazo.ResponderCancelar

  • Sole Silbando - Viva tú valiente. Viva tú que te has mirado, con lo que cuesta y duele, aceptando cada parte de ti. Campeona!ResponderCancelar

    • Gemma - Para mí tú si que eres una valiente… gracias preciosa.ResponderCancelar

  • debocados - Amen hija. ¡¡Amen!! Eres una campeona, y ejemplo a seguir para muchos, no me cabe duda… Estoy más que segura de que ayudas a un montón de gente con tus palabras y dejando esa puerta abierta para que te conozcan mejor.
    A disfrutar de la vida valiente, que con gente como tú en ella es mucho más bonita :*ResponderCancelar

    • Gemma - Una de las cosas que “me puso en buen camino” fue atreverme a hacer el blogtrip a Extremadura, ¡que lo sepas!

      Eres la más mejor ;)ResponderCancelar

  • Petite Blasa - Qué alegría leer esto, ¡eres una auténtica campeona! Me parece super inteligente hacer eso que dices de “estudiar” la ansiedad y sobre todo no obsesionarse con el tema, porque eso sólo trae una cosa: sí, más ansiedad. Me gustan mucho estos posts, sobre todo si traen buenas noticias :)ResponderCancelar

    • Gemma - Gracias Tania :D

      Creo que entender lo que es la ansiedad y la depresión es muy importante para perderles el miedo y poder actuar contra ellas, un besote grande.ResponderCancelar

  • Maite Parafernalia - Que alegría de post. Tan necesario como todos los otros. Enhorabuena guapa porque como bien dices seguro que ha sido un camino largo, pero me alegro muchísimo que la tengas superada. Seguro que ver que se puede ayuda a mucha gente.
    Un besazo gordoResponderCancelar

  • SaraTH - ¡Es algo para celebrar, la verdad! enhorabuena por superar barreras y hacerte cada día más fuerte. Un besote!ResponderCancelar