Armario cápsula: observaciones tras un mes

Revisión de mi armario cápsula de verano

Para saber si algo funciona y si se adapta a lo que necesitamos o si necesita modificaciones, no hay nada como ponerlo a prueba. Observar y analizar. Esto funciona para casi todo en esta vida :)

Llevo utilizando un armario cápsula desde hace más de un año, eso significa que hasta ahora he hecho unos seis armarios distintos. Aunque al tener un número tan limitado de prendas parece fácil, montar y preparar los diferentes armarios tiene su miga. Me imagino que a cada una le costará más hacer el armario de una temporada en concreto, para mí es el armario de primavera el que me resulta más complicado (el de otoño también me pone algo nerviosa). Pero poco a poco con un poco de observación, voy aprendiendo lo que me funciona.

Así que para ver cómo está trabajando realmente mi armario para mí, he hecho un experimento. Durante el mes de agosto he registrado todas las prendas que me he puesto cada día del mes, utilizando la app Stylebook de la que ya os hablé. He registrado cada día lo que me he puesto, incluyendo bolsos y zapatos. En esta app podemos ver estadísticas completas del uso de cada prenda y si hemos añadido el precio que nos costó la ropa al comprarla también sabremos a qué precio nos ha salido cada puesta.

Mi armario cápsula de verano 2016

Aquí están todas las prendas que escogí para esta temporada. Podéis verlas en más detalle en el propio post del armario cápsula:

Armario Cápsula verano 2016Armario Cápsula verano 2016Armario Cápsula verano 2016Armario Cápsula verano 2016Armario Cápsula verano 2016Armario Cápsula verano 2016

Seguro que os ha parecido raro que haya puesto algunas cosas de manga larga o las bailarinas, pero os puedo decir que el éxito de cualquier armario cápsula depende mucho de si incluimos o no prendas de la siguiente temporada. Piensa que hay unos días entre armario y armario en los el tiempo ha empezado a cambiar, y no quieres pasar ni frío (justo antes de otoño) ni calor (justo antes de verano). Tener esas prendas te puede salvar de tener que recurrir a lo que está fuera de esa temporada. Por ejemplo, ahora en septiembre seguro que me pondré mucho más el vaquero estilo boyfriend y la camisa vaquera, y las bailarinas serán lo que más use en cuanto deje atrás las sandalias.

El experimento de un mes: cuántas prendas usé, qué me puse más y qué no utilicé

Teniendo en cuenta las prendas del armario que habéis visto arriba, registré durante agosto todo lo que me puse:

Armario cápsula - análisis

Me sorprende mucho a simple vista haber utilizado más o menos las mismas prendas a lo largo de todo el mes, a pesar de que tenía bastantes más prendas en el armario. Esto me demuestra que volvemos siempre a aquellas cosas que más nos gustan, o a lo que mejor nos sienta de nuestro armario. Así que ya me quedó claro que en realidad 33 prendas da un margen muy amplio para no aburrirse con el vestuario. Iría más lejos y diría que no son necesarias tantas prendas por armario, y seguramente para otras personas esto sea totalmente cierto, pero mi prueba sólo se basa en un mes y quizá si redujera el número de prendas luego me vería comprometida más adelante.

Algunos días he repetido ropa, haciendo memoria, han sido días en los que no he hecho demasiadas cosas, o días combinados en los que a lo mejor uno de ellos sí he salido mucho pero al día siguiente sólo me he puesto la ropa para hacer algún recado, pasear a los perros…

Y ahora lo que dice Stylebook sobre lo que más me he puesto en este mes y lo que no me he puesto, ¡me encantan las estadísticas!

Estadísticas de un armario cápsula

De este apartado puedo sacar varias conclusiones útiles:

– No necesito más de dos pares de sandalias en verano. Curiosamente, siempre alterno entre dos, y mis sandalias que consideraba fieles compañeras no me las he puesto ni una sola vez (en todo el verano, ni una, no sólo este mes).

– Para mí sorpresa, veo que este año he utilizado muchísimo mis pantalones vaqueros cortos, tanto el short normal como el azul. Eso me da pistas sobre en qué prendas invertir el próximo verano.

– He aprovechado las tres prendas extra del armario cápsula, por lo que veo, he añadido más ropa de tirantes o sin mangas, así que las camisetas de manga corta no las he usado (las utilizaré ahora cuando venga más fresco).

– Veo un par de prendas que he usado sólo un día o dos y que quiero cambiar/donar/dejar de incluir. Es más, al añadir las prendas extra, he cumplido y he tirado una camiseta que ya no podía dar más de sí, creo que hacía como 8 años que la tenía.

– Me ha venido bien tener rebecas a mano, porque por las noches sí las he usado bastante aunque no lo haya reflejado en el calendario.


Lo que nunca me puse durante el mes de agosto y las prendas más rentables de mi armario. Para poder ver este apartado es necesario registrar el precio que nos costó la prenda en la app, yo no recuerdo el precio de todas porque hace tiempo que tengo mi ropa, pero puse los precios de las que sí sé:

Estadísticas de un armario cápsula

– No me he puesto muchas cosas del armario, pero era de esperar teniendo en cuenta que algunas de las prendas que no he usado las incluí para poder llegar cómodamente a la siguiente temporada. El resto, las cosas que sí podría haberme puesto en agosto y no me puse, creo que lo mejor es que vayan fuera de mi armario.

– Al utilizar solo dos pares de zapatos, obviamente han sido lo más rentable en lo que he invertido este verano :D

Las prendas extra que compré y el gasto total de esta temporada

He utilizado las tres prendas extra del armario cápsula de esta temporada, pero lo cierto es que necesitaba renovar algunas cosas. Han sido compras meditadas y bien aprovechadas.

Estadísticas de un armario cápsula

El gasto total de las tres camisetas y por tanto, del armario cápsula de verano ha sido de 33,89€. Nada mal por esas tres prendas. La camiseta gris la conseguí en un outlet y las otras dos camisetas las compré en una tiendecita de barrio.

Y por tanto, las prendas correspondientes que salen son:

– Camiseta blanca de tirantes con decoraciones en la parte delantera(a la basura porque está vieja y deformada, no está para donar).

– Sandalias romanas (para donar).

– Camiseta transparente con cuello joya (para donar).

Seguramente cuando haga el cambio al siguiente armario descartaré alguna prenda más.


¡Eso ha sido todo! He pensado que os resultaría interesante ver cómo es el día a día con un armario cápsula y la cantidad de cosas que se pueden aprender sobre lo que nos ponemos con un poquito de observación :D

Para el próximo armario tendré bastantes prendas dentro de la app, y he pensado en convertirlas en una lista, como si de equipaje se tratara, para poder tener más localizadas las prendas correspondientes al armario cápsula de otoño. En serio, esta aplicación merece mucho la pena, es súper útil.

Espero que os haya gustado este mini análisis (os recuerdo que solo corresponde a un mes) y que os anime a probar este sistema. Y si os gustaría que hiciera un análisis más completo del de la próxima temporada, solo tenéis que decírmelo.

Entradas relacionadas:
  • Melma - Dios, soy súper fan tuya!
    Me flipa cómo organizas y analizas el tema de ropa. Yo soy un súper desastre! Hay muchas cosas que pueden cambiarse o mejorarse pero esa la tendré que corregir en otra vida jajajaja XDD

    En esta vida me conformo con seguir leyéndote y disfrutando con tus análisis y experimentos *^_^*

    Un besazo!ResponderCancelar

    • Gemma - Jajajajaja, supongo que en parte es porque no tengo ni idea de moda y me pongo lo que sea XD Creo que muchas cosas las tengo desde hace más de 5 años, ¡pero es que me gustan o están muy nuevas!

      Ha sido interesante ver todo el mes de ropa junto, de verdad que me ha dado un poco que pensar… un besote guapa :DResponderCancelar

  • Ruth - ¡Qué experimento tan interesante! Desde luego esa app es una maravilla. La que encontré para Android no va tan bien, falla más que una escopeta de feria y al final no la he hecho mucho caso. Pero viendo mi armario me he dado cuenta que hay bastante ropa que no me he puesto y da que pensar para reducir mucho más. En mi caso escogí más de 33 prendas porque me iba a agobiar si no tenía suficientes opciones, pero he utilizado muchísimas menos de las que pensaba.
    En mi caso ha sido sorprendente el tema del calzado, me he pasado todo el verano con las Converse (en mi trabajo el aire acondicionado causa estragos y se me congelan los pies) y me habré puesto en todo el verano las sandalias no más de 10 días.
    En fin, estoy deseando terminar los exámenes y pensar en el de otoño, tiene que ser todo un buen ejercicio neuronal combinar prendas para el tiempo tan cambiante que se avecina :P
    Besotes!ResponderCancelar

    • Gemma - Ay, ya me habían dicho lo de app de Android, ¿solo hay una? Quiero decir, ¿no hay otra similar para probar?

      Entiendo el miedo ese inicial de “oh dios, no voy a tener nada que ponerme”, jajaja, pero para que veas, no hay nada mejor que comprobarlo por una misma ;) Un truco para saber qué te has puesto y qué no es girar las perchas en el armario. Pones todas las perchas mirando hacia el mismo sitio y cuando te pones algo dejas la percha del revés, al final de la temporada o del tiempo que hayas establecido para ver qué cosas te pones, miras todas y verás las cosas que no te has puesto nunca.

      ¡Yo estoy temiendo como siempre la llegada de este armario de entretiempo! A ver qué tal se da :PResponderCancelar

      • Ruth - He mirado más apps pero creo que tan chulas como la tuya no :( Tendré que investigar!! Gracias por la idea de las perchas, no se me había ocurrido!! :*ResponderCancelar

  • Sonrisa despeinada - Menuda currada de análisis, me encanta. Yo más modestamente he colocado una bolsa en el armario y según se va terminando el verano estoy añadiendo aquello que este año TAMPOCO me he puesto o que no me combinaba con nada, para donarlo. A ver si logro un poco de aire en el armario. Espero el siguiente post :-)ResponderCancelar

    • Gemma - Pues es un MUY buen comienzo, no creas. Todo lo que sea ver qué cosas usamos y cuáles no, es un pasito hacia poder aprovechar mejor lo que tenemos :DResponderCancelar

  • Carolina - Bueno, bueno, bueno, esto es llevar el armario cápsula a otro nivel; nivelazo, más bien diría yo.
    Tienes más razón que una santa al decir que para saber si algo funciona no hay más que observar y analizar. Ya me estoy escuchando poniéndome excusas de que ojalá tuviera tanta constancia para ponerlo yo también a prueba. Pero sabes que? Que en vez de quejarme, yo tambien lo voy a hacer. Y quizás… también para algún otro aspecto de la vida personal y profesional.
    Ais… post que inspiran, yiiihaaaaaaa!!ResponderCancelar

    • Gemma - Siiii :D Hasta ahora nunca me había planteado lo de ver qué me ponía y qué no, pero claro, tampoco hace tanto que tengo la app. Lo cierto es que si fuera algo para mí, que no lo tuviera que compartir en el blog, no sé yo si sería súper constante a la hora de registrar las prendas. Por eso, lo que hice fue comprometerme a hacerlo un mes y luego ya vería. Una tercera parte del tiempo que dura un armario cápsula ya te puede dar pistas reveladoras. Además, cogí el mes central porque así evitaba toda esa transición de los meses que mezclan temporada.

      Para otra clase de proyectos tengo otro método, que a ver si lo comparto por aquí…ResponderCancelar

  • Petite Blasa - Me ha parecido un análisis super interesante, ¡da para mucho esto de la ropa! Es cierto que al estar basado sólo en un mes no se pueden sacar conclusiones contundentes, pero sí da pistas muy interesantes.
    Ahora mismo tengo un cacao importante con este tema. Llevo casi un año fuera de casa y tengo parte de mi ropa aquí y parte de mi ropa en casa de mis padres, así que no sé realmente ni lo que tengo, ni lo que necesito, ni lo que me sobra… Espero que llegue un punto en que pueda retomar el armario cápsula otra vez, porque me ayudaba mogollón a ir un poco mejor vestida, no tan gitana como visto si me dejo llevar… ¡jajaja!ResponderCancelar

    • Gemma - Echo de menos tus post sobre el armario cápsula, ¿no vas a volver al blog? :( Jope.ResponderCancelar

  • Leyre - Es una maravilla esta aplicación. A mi me ha pasado como a ti y me he dado cuenta de que a pesar de haber reducido el número de ropa sigue habiendo ciertas prendas que uso más que otras. En estos dos meses de verano yo he renovado alguna prenda. Y ahora en septiembre voy a cambiar las mas “piscineras” por ropa para el trabajo.ResponderCancelar

    • Gemma - Yo esta vez he usado las tres prendas extra para renovar otras, una de ellas me hacía mucha falta (la camiseta que ha ido a la basura porque era insalvable), pero en vez de coger y tirarla a principio de temporada, he decidido darle una última vida y me la he puesto casi exclusivamente para ir a la playa o salir con el longboard. ¡Esta app se amortiza en cuestión de días!ResponderCancelar

  • Rocío - Me encanta tu análisis, aquí tienes a otra fan de las estadísiticas, jejeje.
    Yo me estoy haciendo poco a poco a la app, ya que voy haciendo las fotos y recortándolas según me las pongo y tengo tiempo, pero veo que se le puede sacar muchísimo partido. Este año, por razones de trabajo, voy a tener que cambiar un poco mi estilo y me va a venir super bien para tener controlado lo que tengo y ponerme a preparar conjuntos antes de lanzarme a comprar sin ton ni son. Poco a poco me voy metiendo también con el armario cápsula y, lo mismo, creo que ver lo que me pongo más y menos en el calendario de la aplicación me ayudará a saber qué dono o tiro.
    Gracias de nuevo por estas ideas!ResponderCancelar

    • Gemma - Jejeje, yo hice lo mismo con este armario, fui añadiendo las fotos cuando me ponía la ropa, porque si no, ¡menudo trabajo! Y ahora en otoño haré igual para que no sea tan tedioso :DResponderCancelar

  • Beatriz Gm - Sinceramente, no sé si seré la única pero no tenía ni idea de lo que era un armario cápsula hasta hoy :/
    Me ha parecido muy curiosa la idea y que existan aplicaciones como la que describes, porque creo que me puede ayudar bastante a reorganizar mi armario y deshacerme de cosas cuando llegue a casa… ¡Quiero hacerlo a lo grande! Y no es mala idea la de hacer un experimento así para empezar.
    Hace poco leía sobre el reto de las 100 cosas y me planteaba si probar o no. De alguna forma 100 cosas me parecen pocas, pero digo, igual 150…
    Para mí que empiezo con esto de los armarios cápsula. LLevo más de tres meses viajando con lo que cabe en la mochila, no más de 5 camisetas, y aunque pensaba que me iba a aburrir de verme siempre igual no ha sido así. Confío en poquito a poco poder trasladar esta filosofía minimalista a mi vida cuando vuelva a casa :)
    Tengo curiosidad…¿conoces el reto del que te hablo y te has planteado superarlo?
    ¡Un abrazo!ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Hola! En el blog encontrarás bastante información sobre los armarios cápsula, pero básicamente es utilizar sólo 33 prendas por temporada, incluyendo bolsos, zapatos y complementos (aunque luego cada una puede modificarlo un poco). No creo que tengas ningún problema en adaptarte si estás viajando así :D

      Y por cierto, ¡me encanta lo que estás haciendo! He estado echando un vistazo a tu blog y es fantástico, disfruta mucho de la experiencia.ResponderCancelar