Receta: Pollo Kiev

Hoy quiero compartir aquí la receta de uno de mis platos favoritos. Podría comer pollo Kiev todos los días de mi vida, me encanta! No logo entender cómo algo tan sencillo de preparar puede estar tan rico :D

A mi no me gusta demasiado la carne de pollo, la considero “comida de dieta”, como el jamón york. De pequeña comía en el comedor del colegio y cuando alguien estaba malo del estómago siempre le ponían dieta blanda, que muchas veces consistía en lo que he dicho antes , así que por eso tengo ese concepto (cosas de críos, supongo). Si me sacas de las alitas de pollo adobadas me cuesta muchísimo comérmelo, es una carde demasiado seca para mi gusto. Sin embargo, no puedo estar más enamorada del pollo Kiev. Debe ser por su corazón de mantequilla de ajo, por lo tierno y jugoso que queda o por el empanado. En fin, no me enrollo más, solo un pequeño apunte: aunque se supone que el pollo Kiev es una receta de origen ruso, lo cierto es que se hizo popular en el Reino Unido. También fue el primer plato precocinado que se puso a la venta.


INGREDIENTES (para 2 personas)

– 2 pechugas de pollo enteras y limpias.
– 2 dientes de ajo.
– 1 limón.
– Perejil.
– 25 g. de mantequilla sin sal.
– Sal y pimienta.
– Nuez moscada.
– Pan rallado.
– Harina.
– Huevo.

PREPARACIÓN

Lo primero que haremos será cortar las pechugas de pollo por la mitad, sin llegar al otro extremo y dejando algo de espacio en ambos bordes (para que se entienda fácilmente, haremos como una especie de “bolsillo” en la pechuga, que quedará abierta solo por uno de los lados).

Aparte, en un bol, mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente con los ajos cortados en láminas y el perejil. A la mezcla le añadimos sal y pimienta, un poco de nuez moscada y un chorrito de zumo de limón. Con esta mezcla rellenamos las pechugas y cerramos los extremos como si se tratara de un libro, de forma que la mantequilla de ajo no se salga.

Preparamos en diferentes platos harina, huevo batido y pan rallado. Salamos las pechugas por ambos lados y las empanamos pasándolas por los ingredientes anteriores en el orden en que aparecen: harina, huevo, pan…

Precalentamos el horno a 200º y mientras freímos las pechugas en una sartén con un poco de aceite. NO estamos haciendo las pechugas, tan solo queremos que queden doradas por fuera, porque se harán en el horno, así que les damos vuelta y vuelta para que queden doradas, nada más. Las pasamos a una fuente y las horneamos 15 minutos.


Así de fácil! El pollo Kiev se puede acompañar de puré de patatas, de verduras… La carne queda muy tierna y jugosa y la mantequilla se deshace en su interior. Os animo a que probéis esta receta, se prepara en nada y es una forma diferente de comer pollo .

Si la probáis, dadme vuestra opinión :)

Entradas relacionadas:
  • IFeelCook - ¡Anda, qué buena pinta! Lo probaré un día :)ResponderCancelar

  • petiteblasa - Pollo + Mantequilla… ¡Me gusta fijo! Me apunto la receta para probarla un día que me salte un poco la dieta :PResponderCancelar

  • Nieves - Ganxet - Mmmm Yo he descubierto últimamente el empanado con cereales de los de toda la vida (copos de maíz)… diferente!

    Me apunto la receta porque seguro que la hago!ResponderCancelar

  • debocados - Madre mía.. relleno de mantequilla.. la fiesta del colesterol!!!!! ME GUSTA!!!

    Y oye, una preguntita.. como cerramos luego el librillo para que no se salga el relleno Gemma??ResponderCancelar

    • Gemma - En realidad no lleva casi mantequilla, es una ración de esas que te dan con las tostadas por persona, yo me he sorprendido cuando he cortado la mantequilla al ver lo poquito que llevaba (mi mantequilla viene marcada en porciones de 25g.)

      Simplemente los cierras con la mano y ya! No se han abierto en ningún momento :DResponderCancelar

  • ByCrina - Ya sé qué haré para comer mañana :P!ResponderCancelar

  • Marian - Ummm qué buena pinta, me apunto la receta ;) Yo de hecho como normalmente pollo, el cerdo alguna vez pero muy rara vez y ya lo que es raro es que coma vaca, y nunca conejo, cordero etc. A mí no me resulta seca, todo es saber cocinarla!ResponderCancelar

    • Gemma - Yo es que soy carnívora 100% y donde esté la ternera y el buey que se quite lo demás! Carne roja FTW! Jajajaja.ResponderCancelar

  • hkelen - Como el pollo es comida de dieta, le metes un taco de mantequilla, la rebozas y la fríes…. mmmm.. si, así de dieta no es xDResponderCancelar

  • Sonia. - A mí me gusta cocinar y más si es para añadir algo nuevo y diferente a mis menús. Parece delicioso.ResponderCancelar

  • Straja - Mi madre me pasó este truco para que las pechugas no queden tan tiesas, cocines como las cocines luego: ponerlas a macerar durante unas horas en una mezcla de yogourt (si es griego mejor) con huevo. Salen mucho más jugosas, te lo aseguro.ResponderCancelar

  • paqui - Una madre agradecida, hoy he hecho para almozar la pechuga al delicadísimo de mi hijo y le ha gustado…..ResponderCancelar

  • crazymj - Interesante receta!! gracias por compartirla, quizás me anime a hacerla :)

    un beso guapa!!ResponderCancelar

  • Elena - Se m olvidó decirte que la hice al día siguiente de leerla…..bueno no,buenísimo.Hoy también la hago,paso por aquí para ver la receta que se me pasó anotarla.Mil gracias por compartirlaResponderCancelar

    • Gemma - Genial que te haya gustado! Al principio al pensar en el ajo puede parecer que será fuerte de sabor, pero nada más lejos de la realidad!ResponderCancelar

  • Javier - Yo lo realice y los sabores se impregnan en la boca, el perejil y el ajo hacen que al tocar el paladar de da ese toque a refrescante y algo picante. Muy sabroso.ResponderCancelar

  • blanca - Esta la haré seguro! De hecho creo que caerá mañana mismo ;-)

    Ya te contaré.

    Un petó

    BlancaResponderCancelar