Receta: Pollo Kiev

Hoy quiero compartir aquí la receta de uno de mis platos favoritos. Podría comer pollo Kiev todos los días de mi vida, me encanta! No logo entender cómo algo tan sencillo de preparar puede estar tan rico :D

A mi no me gusta demasiado la carne de pollo, la considero “comida de dieta”, como el jamón york. De pequeña comía en el comedor del colegio y cuando alguien estaba malo del estómago siempre le ponían dieta blanda, que muchas veces consistía en lo que he dicho antes , así que por eso tengo ese concepto (cosas de críos, supongo). Si me sacas de las alitas de pollo adobadas me cuesta muchísimo comérmelo, es una carde demasiado seca para mi gusto. Sin embargo, no puedo estar más enamorada del pollo Kiev. Debe ser por su corazón de mantequilla de ajo, por lo tierno y jugoso que queda o por el empanado. En fin, no me enrollo más, solo un pequeño apunte: aunque se supone que el pollo Kiev es una receta de origen ruso, lo cierto es que se hizo popular en el Reino Unido. También fue el primer plato precocinado que se puso a la venta.


INGREDIENTES (para 2 personas)

– 2 pechugas de pollo enteras y limpias.
– 2 dientes de ajo.
– 1 limón.
– Perejil.
– 25 g. de mantequilla sin sal.
– Sal y pimienta.
– Nuez moscada.
– Pan rallado.
– Harina.
– Huevo.

PREPARACIÓN

Lo primero que haremos será cortar las pechugas de pollo por la mitad, sin llegar al otro extremo y dejando algo de espacio en ambos bordes (para que se entienda fácilmente, haremos como una especie de “bolsillo” en la pechuga, que quedará abierta solo por uno de los lados).

Aparte, en un bol, mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente con los ajos cortados en láminas y el perejil. A la mezcla le añadimos sal y pimienta, un poco de nuez moscada y un chorrito de zumo de limón. Con esta mezcla rellenamos las pechugas y cerramos los extremos como si se tratara de un libro, de forma que la mantequilla de ajo no se salga.

Preparamos en diferentes platos harina, huevo batido y pan rallado. Salamos las pechugas por ambos lados y las empanamos pasándolas por los ingredientes anteriores en el orden en que aparecen: harina, huevo, pan…

Precalentamos el horno a 200º y mientras freímos las pechugas en una sartén con un poco de aceite. NO estamos haciendo las pechugas, tan solo queremos que queden doradas por fuera, porque se harán en el horno, así que les damos vuelta y vuelta para que queden doradas, nada más. Las pasamos a una fuente y las horneamos 15 minutos.


Así de fácil! El pollo Kiev se puede acompañar de puré de patatas, de verduras… La carne queda muy tierna y jugosa y la mantequilla se deshace en su interior. Os animo a que probéis esta receta, se prepara en nada y es una forma diferente de comer pollo .

Si la probáis, dadme vuestra opinión :)

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Organiza tu vida digital

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Bullet Journal en español

Menu