¿Qué es el minimalismo?

¿Qué es exactamente el minimalismo?

Me parece curioso que la respuesta a esta pregunta sea tan compleja, me hace reír interiormente. Ni tan siquiera estoy segura de que haya una respuesta única, pero siempre que me preguntan qué es el minimalismo, y por qué ya no puedo pensar de la forma en la que lo hacía antes, me quedo pensando en algo que pueda resumirlo :)

Así que, ¿qué es exactamente el minimalismo? ¿Qué significa ser minimalista en el mundo en que vivimos? Si eres minimalista, ¿significa que no puedes tener cosas? ¿O que no puedes comprarlas? ¿Tengo que vivir en una casa minúscula y dejar de hacer todo lo que suelo hacer? La respuesta a todas estas preguntas es no.

VIVIR DE FORMA SIMPLE Y CONSCIENTE

Aunque al principio pueda parecer que el minimalismo es hacer limpieza de todas las cosas superficiales que tenemos, eso es sólo una parte. Seguramente es la puerta de entrada de muchas personas a este estilo de vida (la mía lo fue). Al deshacerte de lo innecesario, te das cuenta de que tu vida va mucho mejor y entonces quieres más.

Cuando las cosas no te distraen, puedes centrarte conscientemente en las cosas que de verdad te importan. Por desgracia, nuestra sociedad apoya todo lo contrario: un consumismo feroz, de usar y tirar, y el concepto de que tenemos que estar siempre ocupados, estresados y siendo productivos.

Para mí fue como decir basta. No sólo eran las cosas materiales, eran las cosas como el manejo de mi tiempo y el estrés lo que se interponía en mi idea de cómo debía ser mi vida. Empecé a trabajar de forma intencional para que esas otras “cosas” no materiales actuaran en mi beneficio y no en mi contra.

Siempre lo digo y nunca me cansaré de repetirlo: vivimos como quieren que vivamos. El sistema, la sociedad, llámalo como quieras. Nos creamos necesidades que no tenemos. Dedicamos nuestra vida y nuestro tiempo a trabajar para tener más, para comprar más, pensando que así seremos felices y nuestros problemas desaparecerán. Pero lo que acaba pasando es justo lo contrario. Y sinceramente, yo me he cansado de vivir así.

¿PUEDO TENER COSAS SI SOY MINIMALISTA?

Puedes tener cosas, claro que sí. Una casa, un coche, una colección de discos… lo que quieras. El minimalismo es una herramienta que te proporciona libertad, porque te ayuda a escoger lo que quieres y lo que es importante para ti, de forma deliberada. Es decir, podrás tener todas las cosas que necesites y de verdad sean importantes para ti, la única diferencia es que no tendrás cosas inútiles en tu vida. Cuando vives así, sientes una paz que no has sentido jamás.

Tener menos cosas no hace que tu vida sea aburrida, al contrario, tiene más sentido y la vives plenamente, disfrutándola. Tienes mucho más tiempo para hacer las cosas que te gustan, porque no estás distraído corriendo detrás de tonterías.

CÓMO SER MINIMALISTA EN UN MUNDO LLENO DE RUIDO

En contra de lo que puede parecer, ser minimalista en el mundo moderno es fácilmente alcanzable. Si te has cansado de la gran cantidad de cosas con las que eres bombardeado día a día, si te has preguntado alguna vez si el minimalismo puede ser para ti, lo más normal es que tengas una predisposición natural (al fin y al cabo, nuestros comienzos como humanos fueron bastante simples y sencillos).

El minimalismo tiene un significado distinto para cada persona. Hay minimalistas que viven en mini casas, otros que sólo viven con lo que les cabe en una mochila también los hay con coche, casa e hijos. Todos diferentes, pero unidos por una misma filosofía de vida simple.

Cuando uno empieza, escoge unos objetivos asequibles (lo que hablábamos sobre hacer limpieza de las cosas que acumulamos), pero con el paso del tiempo va profundizando más y más hasta que encuentra la verdadera razón de ser, el significado último del minimalismo para cada persona.

¿QUÉ ES EL MINIMALISMO PARA MÍ?

– Es vivir con pocas posesiones.

– Es no estar atada emocionalmente a las cosas.

– Es tener tiempo para tejer, pintar, pasear o simplemente no hacer nada.

– Es hacer planes atractivos que no cuestan dinero.

– Es no tener deudas.

– Es consumir de forma consciente, intentando volver a lo natural.

– Es pasar más tiempo con mi familia y amigos y menos tiempo trabajando.

– Es no tener rincones desordenados repletos de cosas que no usas.

– Es acumular experiencias y recuerdos, no cosas.

– Es que el momento del día más importante sea el del paseo con mis perros.

– Es dormir plácidamente por las noches porque ya no estás en el círculo vicioso que te impone la sociedad.

– Es aceptar la manera en que son las cosas y no resistirme a los cambios que trae la vida.


Bastante simple, ¿verdad? Y aún así, quisiera saber cuántas personas conoces que vivan de esta manera. Quizá es el momento de empezar a cuestionarte por qué un comportamiento que es inherente al ser humano es tan difícil de conseguir (y por qué la mayoría de las personas ni siquiera son capaces de planteárselo).

Si tienes curiosidad por saber más, te animo a que leas estas preguntas y respuestas de Leo Babauta sobre el minimalismo en todas sus formas. Y si la acumulación de objetos y de obligaciones te estresa, si te afecta emocionalmente, si te preguntas si hay otra forma de desarrollarte como ser humano, quizá hayas encontrado el por qué :)

Entradas relacionadas:
  • Mey - Desde hace tiempo hay un cambio dentro de mi y desgraciadamente por la muerte prematura de mi padre se ha hecho aún mas patente el acumular experiencias y recuerdos, no cosas. Eso es lo que nos llevamos.

    Wow! hoy tu post ha hecho diana en mi corazón. Un caminito para seguir avanzando y evolucionando. Vivir de forma sencilla, consciente y tranquila. Gracias por siempre darnos tanto.

    Un abrazoResponderCancelar

    • Gemma - Hola Mey, te comprendo perfectamente, la muerte suele tener un grandísimo impacto, aunque muchas veces no seamos del todo conscientes. Hace un año perdimos a un amigo, de mi edad, sano… fue como una bofetada de realidad. Aunque ya había empezado con el minimalismo, esto me hizo cambiar a un nivel más profundo.

      Siempre hay una forma de continuar, puede que no seamos capaces de verlo a veces, pero es así. Un abrazo muy grande.ResponderCancelar

  • Sandra - Yo creo que lo estoy haciendo un poco inconscientemente en mi vida, y creo que desde hace un tiempo lo intento. No es lo más fácil del mundo pero te da cosas muy buenas, y aunque me quedaría un mundo para ser una persona”minimalista” pequeños actos que antes no hacía pues como que notas que cambian tu vida :)ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Cada uno es diferente! Es complicado porque vivimos en un mundo en el que se premia todo lo contrario al minimalismo, pero todo cuenta :DResponderCancelar

  • Ruth - Tienes toda la razón del mundo! Yo me he dado cuenta de esto hace unos meses, desde antes de saber que existía el minimalismo como modo de vida. Un día abrí el armario y me di cuenta de toda la cantidad de ropa que tenía que no usaba y que aún así seguía comprando porque pensaba que lo necesitaba; así me pasaba con el maquillaje, cosméticos, zapatos y un largo etc. De repente mi cabeza hizo “clic” y entendí que no me hacía feliz hacer compras, acumular por acumular,así que hice limpieza de ropa y se la regalé a mis amigas, llevo meses sin comprar maquillaje, he hecho limpieza de mails y sólo me llegan los que me interesan, limpieza de “amigos” de facebook y de todo aquello que me distrae y sólo invierto en lo necesario, sobre todo en tiempo para lo que de verdad me importa y con quien de verdad me importa, y estoy ganando en salud. Mi próximo objetivo es despegarme cada vez más del móvil, que siempre estoy pegada a él y no puede ser!!
    Estupendo post!!
    Besotes!!!ResponderCancelar

    • Gemma - Tienes toda la razón en lo que has dicho, es justamente lo que me empezó a ocurrir. Cada vez más infeliz, cada vez con más cosas y nunca era suficiente. Y ojo, me alegra que hayas dicho también lo de limpieza de “amigos” en Facebook y tal, porque no sólo hay que deshacerse de lo innecesario material, también de las relaciones y emociones que no nos benefician.ResponderCancelar

  • Carolina - Alguna referencia mas de libros para leer del tema??
    Yo hace tiempo también por la muerte de mi padre cambio la economía de casa, cuando estas aceptando el dolor te tienes que ocupar de cosas económicas, me pillo con 22 años,desde entonces he aprendido a prescindir de caprichos, a no sufrir por lo que no puedo tener y disfrutar de lo que tengo, pero aun me queda mucho camino.ResponderCancelar

    • Gemma - Te recomiendo un libro digital gratuito de Leo Babauta, se llama “The Little Book Of Contentment” y es cortito, se puede leer en dos horas. Habla sobre cómo aceptar lo que tenemos y conformarnos con las cosas que no se pueden cambiar a través del minimalismo (no pienses que te hace ser conformista, nada más lejos de la realidad). Yo lo tengo siempre en el iPad y de vez en cuando lo releo.ResponderCancelar

  • Esther - Desde luego, me lees el pensamiento. Justo ayer estuve leyendo tus posts sobre minimalismo y armario cápsula.
    ¿podrías recomendarme algún libro en español sobre el tema?
    Muchas gracias ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Hola Esther! Lo cierto es que no sé muy bien qué recomendarte en español, porque desconozco autores de este tema en nuestro idioma :/

      He hecho una pequeña búsqueda en Amazon.es y los primeros títulos me han parecido interesantes, pero no sabría qué decirte. Investigaré sobre el tema.ResponderCancelar

  • Carolina - Gemma, me has dado mucho que pensar con que el minimalismo es también la forma en la que se trabaja. Y cayendo un poco en la cuenta, cuando lanzaste el reto del mes minimalista, me acuerdo que hubo un par de retos que me dieron MUCHA paz: estar un día offline y no consultar correo ni redes sociales hasta la comida.
    Muchas veces creo que en mi trabajo me pierdo en esas cosas superfluas (entre varios motivos) que luego me hacen sentir que no aprovecho el tiempo al máximo, lo que al final se acaba convirtiendo en una losa que pesa mucho al llegar a casa -más si cabe al final de la semana.
    Entre que me motivaste a dejar el azúcar del café (y oh.mein.got ME ENCANTA sin azúcar) y esta nueva motivación, me(nos) vas a hacer imparables!!ResponderCancelar

    • Gemma - Totalmente, el trabajo tiene mucho que ver. A mí me pasaba también, y eso que trabajo desde casa. Hay días en los que tienes que hacer cosas que no tienen nada que ver en realidad con tu trabajo, pero son inevitables. Y en cuanto llevas una semana con ellas, empiezan a pesar. Cuando pasan los días me doy cuenta de que es como si estuviera perdiendo el tiempo y eso es lo que termina de volverme loca XDDD

      Es complicado explicarlo por aquí, pero creo que se ha entendido, jajaja.

      ¡Me alegran mucho esos cambios que has hecho!ResponderCancelar

  • IsaLot - Me ha encantado, no paro de oírlo por todas partes y la verdad es que me interesaba saber mas sobre ello. Yo tengo muchas cosas, de hecho tengo una habitación entera llena de libros y la verdad es que acumulo bastante, sin embargo pienso que no compro por comprar como otras personas, me emociono comprando cuando son cosas que realmente quiero, cuando por ejemplo son materiales para proyectos que quiero realizar, por eso pienso que todas esas cosas tienen una utilidad,y me doy cuenta de que por ejemplo no compro mil prendas de ropa por moda (odio comprar ropa) y cosas así. Además, todo lo demás que cuentas, de aprovechar esos pequeños momentos de relax, para hacer manualidades, para tu mascota, créeme, lo estoy aprendiendo últimamente, porque he tenido bastantes problemas de salud y últimamente ansiedad, y aprendes que tienes que vivir de otra manera.
    Me encanta tu blog, me inspira mucho, y en muchas cosas me siento muy identificada.ResponderCancelar

    • Gemma - Oh, Isa, siento mucho oír lo de la ansiedad. Si llevas un tiempo leyendo sabrás que yo también tuve unos años bastante horribles con ese tema y es complicado, te mando mucho ánimo desde aquí :***ResponderCancelar