Pregunta a las crafters: ¿cómo guardas tus ovillos?

Pregunta a las crafters: ¿cómo guardas tus ovillos?

Ah, el stash lanero… la delicia y el orgullo de toda crafter. Decenas de ovillos, cientos de colores diferentes, ¡y tantas posibilidades! Lana comprada con un proyecto en mente, otra comprada por puro capricho (qué le vamos a hacer, habiendo tantas boniteces disponibles, no se puede evitar). Pero hay algo que nos trae de cabeza a casi todas:

¿Cómo guardas tus ovillos?
¿Cuál es la mejor forma de tenerlos organizados?

 

Por mi parte, creo que en este aspecto soy bastante convencional, aunque no he encontrado todavía mi sistema de almacenaje perfecto. Lo que más me importa por el momento es saber dónde está cada ovillo y tenerlos protegidos contra el polvo, etc. Así que mis ovillos de lana están repartidos en cajas metálicas y cestos de madera :D

Los ovillos de algodón que utilizo para amigurumi están guardados en dos cajas metálicas grandes. Cada año en Navidad compro un panettone de los que vienen en una caja decorada de metal y luego la uso para guardar lanitas. Aunque parezca mentira, la mayoría de las latas en las que vienen no tienen motivos navideños, y como me gusta coleccionar cajas y latas de metal, me viene genial :)

En un juego de cestos de Ikea en el que venían tres de diferentes tamaños, tengo guardadas las lanas para calcetines (me encanta tenerlas a la vista porque tienen colores preciosos) y las madejas hiladas a mano.

Las lanas que utilizo para el trabajo están repartidas en dos sitios: las de temporada, que uso semanalmente en un cesto grande de madera (con las agujas, etc.) y las que no son de temporada, en bolsas dentro de mi armario.

Los ovillos de lana para proyectos diversos sin fecha, están en dos cestos de mimbre enormes :P

Y los restos de ovillos están guardados en una caja, ahí normalmente voy juntando ovillos del mismo tipo para luego tejer una colcha. Algún día, claro…

Lo que más me gusta es saber dónde tengo cada cosa con un simple golpe de vista, a pesar de que no todos los ovillos se ven. Y todos los sitios de almacenaje los tengo bien protegidos con bolsitas de lavanda y antipolillas de jabón de Marsella. ¡Hay que tener mucho cuidado con los bichos! Nunca me ha ocurrido, pero sé de tejedoras que han perdido todo su stash por culpa de las polillas y de otros bichitos nada agradables. Una vez que han entrado, es muy fácil que se hayan extendido por todos los ovillos de lana y la única solución es deshacerse de todo, ¡no quiero que eso me ocurra jamás!

Sé que mi sistema de almacenaje es aburrido… siempre que veo fotos en internet me doy cuenta de lo sosa que soy para esto, jajaja. Aquí tenéis algunos ejemplos:

yarn-wall-room-4

Imagen de aquí.

Esto me parece una pasada, ¿a quién no le gustaría tener una pared del salón o del estudio así? Pero le veo la gran pega de que los ovillos están expuestos al polvo. Además, conlleva el trabajo extra de ovillar todo de la misma forma antes de colgarlo…

Imagen de aquí.

Imagen de aquí.

No es tan mono como la opción anterior (aunque si eres mañosa con la máquina de coser, te lo puedes hacer a tu gusto en cuanto a colores), pero también lo veo súper práctico. En la imagen lo han utilizado para guardar el vellón sin hilar, pero funcionaría igual con ovillos y madejas. El plus: orden por color.

Imagen de aquí.

Imagen de aquí.

Y ésta es mi opción favorita sin duda… aprovechando toda la belleza de los ovillos :D

¿Cómo guardáis vosotras los ovillos y madejas? ¿Tenéis algún sistema de organización especial para saber dónde está cada cosa? ¿Los tenéis a la vista? ¡Contadme!

Feliz fin de semana, a ser posible, muy tejeril.

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Bullet Journal en español

Menu