Por qué cambié el contenido de mi blog

Por qué cambié el contenido de mi blog

Unos meses atrás estaba leyendo este post de The Dainty Squid y no pude sentirme más identificada con todo lo que decía. Así que me puse a meditar sobre lo que significa tener un blog y crear contenido para él.

Si me lees desde hace tiempo, te habrás dado cuenta de que el contenido de este blog ha ido cambiando con el paso de los años. No ha cambiado radicalmente, pero es cierto que sí ha habido cosas que he dejado de publicar (o al menos con la frecuencia en la que lo hacía) y he ido añadiendo otros temas nuevos. Para mí el cambio es algo completamente natural, puesto que este sitio va evolucionando conmigo, pero sé que visto desde fuera puede ser chocante o curioso. La gente se acostumbra a que escribas sobre determinadas cosas y a veces cuando empiezan a ver cambios no les gusta. Y de forma directa o indirecta te sientes presionada para seguir escribiendo sobre lo mismo, simplemente porque sabes que eso es lo que se espera de tu sitio.

Concretamente a mí me ocurrió con el tema DIY, tutoriales y demás. No he dejado de publicarlos, pero sí he reducido el número de posts de este tipo. El motivo fue que de repente todos los blogs publicaban tutoriales sobre cualquier cosa, DIY sobre los mismos temas… Y me cansé, porque realmente no creo que estuviera aportando nada en un mundo donde cualquiera tienea su propia versión de todo. Quiero decir, ¿cuántos de esos tutoriales se publican para que la gente los suba a Pinterest? ¿Cuántos de esos tutoriales y DIY tienes en tu lista de cosas que quieres hacer algún día? Y ahora sinceramente, ¿cuántos has hecho? Pues eso. La idea de estar creando contenido que de primeras parecía súper útil pero luego en realidad poquísima gente iba a llegar a hacer (porque tenemos siempre mil cosas entre manos y poco tiempo), me horrorizaba. Me di cuenta de que estaba corriendo detrás de algo que no merecía la pena, invirtiendo un precioso tiempo en algo que en realidad no producía un impacto en la vida de nadie. Y no es que yo quiera enseñar nada a nadie, pero siempre he querido hacer contenido que fuera útil de verdad. Así que ahora publico tutoriales cuando creo que de verdad tengo algo muy interesante. El resto de cosas, las puedes encontrar en Pinterest ;)

Aún así, duele un poco cuando alguien te dice que ya no publicas cosas como antes, o que ahora parece que ya no eres crafter porque no estás escribiendo todo el día sobre lanas. Porque sigo tejiendo igual que antes, pero también me interesan cosas nuevas, como viajar o el minimalismo… y evidentemente creo que son cosas buenas que debería compartir aquí. Muchas veces me dejo cosas en el tintero porque las considero algo “tontas” (en el sentido de que a lo mejor no merecen un post) y ajenas a lo que suelo compartir, pero prometo que a partir de ahora no seguiré haciendo eso. Y en su lugar dejaré de pensar si lo que voy a publicar gusta o no gusta, o si puede hacer que alguien deje de leerme. Al fin y al cabo, mi blog es un sitio donde voy guardando un registro de todo lo que me parece interesante, de las cosas sobre las que investigo, etc.

Y si tú tienes un blog, te recomiendo que hagas lo mismo, aunque estés encasillada en un tipo de publicaciones, ¡escribe sobre lo que quieras! ¡Tanto si pega con lo que has hecho hasta ahora o no! Siempre habrá quién deje de seguirte porque ya no se sentirá identificada con tu contenido, pero también aparecerán lectores nuevos y maravillosos a los que les encantará lo que haces, te lo prometo.

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Organiza tu vida digital

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Bullet Journal en español

Menu