Mis cuadernos para este año

Mis cuadernos para 2017

Casi a mitad de marzo y yo sin enseñaros los cuadernos que estoy usando este año, no tengo perdón (estaba esperando el momento de tenerlos un poco más avanzados en uso para que hicieran su aparición por aquí).

Para mí la idea de usar un solo cuaderno para todo es muy romántica, pero poco práctica. Sí que intento combinar varias cosas que tienen sentido entre sí en uno solo, pero hay aspectos en los que necesito características específicas que solo me puede ofrecer un tamaño, un tipo de papel, etc. Soy minimalista también en esto, pero con un solo formato me resultaría imposible hacer nada, y el papel es algo que me encanta :)

Aunque el post se llama “Mis cuadernos para este año”, tampoco tengo claro si terminaré 2017 con todos estos cuadernos o cambiaré. Siento que me repito, pero muchas ya sabéis que mi idea es “mudarme” a un cuaderno pequeñito para que sea mi bullet journal. Como empecé el año con el tamaño Regular, me encuentro indecisa entre seguir en él hasta terminar y ya pasarme a 2018 (¡qué lejos suena!) con un nuevo formato, o aprovechar que en julio empiezo recambio nuevo para dar el salto. ¡No lo sé! ¡Estoy enamorada de ambos tamaños por diferentes razones! Y todo lo que hago para intentar decidirme no está dando resultado, jajaja.

Traveler’s Notebook Regular

Mis cuadernos para 2017

Mi bullet journal querido <3 Podría decir que este es mi cerebro, pero en papel. Aquí está todo: mis tareas diarias, registro mensual, notas y colecciones personales y de trabajo. Es mi herramienta principal sin la que no puedo vivir. Me ayuda a organizarme y a llevar el control de todo lo que hago. Es uno de mis Traveler’s Notebook en formato Regular y su configuración es la siguiente:

– Recambio con vista semanal de 6 meses:
los registros diarios al estilo bujo están aquí, podéis ver cómo son en Instagram, donde voy subiendo fotos cada semana. La vista semanal es lo más adecuado para mí, no volvería atrás escribiendo día por día. También tengo impreso un calendario anual en el interior de la tapa.

– Recambio personal:
es un cahier de Moleskine que he cortado a medida, y es donde apunto los registros mensuales y mi registro futuro. También están aquí todas las colecciones y notas personales.

– Recambio de trabajo: otro cahier de Moleskine que uso exclusivamente para cosas de trabajo. Colecciones, diseño de patrones, contabilidad, seguimiento de proyectos y calendario editorial del blog, etc.

Mis cuadernos para 2017

Además, también llevo una funda de plástico para guardar cosas varias y un pencil board. Ya os enseñé la configuración , pero espero hacer el vídeo que me habéis pedido dentro de un par de semanas ;)

Sketchbook

Mis cuadernos para 2017

Este año necesitaba encontrar la manera de quitarme la presión estúpida de dibujar. Y digo presión, porque siempre que me pongo con las acuarelas y demás siento que voy a estropear el cuaderno o que mis dibujos son tan malos que no merece la pena intentarlo. Los sketchbooks grandes me intimidan. Es como demasiado espacio, demasiado blanco y limpio. Por eso cuando Ana me habló de estos sketchbooks de Talens, me animé a probar.

Muchísimas páginas de calidad maravillosa, tapa dura, marcapáginas y formato Pocket (ojalá fuera A6, pero bueno, nos conformaremos).

Mis cuadernos para 2017

¿Sabéis una cosa? Todos los dibujos importan. Hasta esos en los que simplemente te apetece manchar una página de colores, o dibujar patrones sin sentido. Todos. Creo sinceramente que todo ese miedo que nos da ponernos a dibujar es aprendido, aprendido durante años al hacernos adultos y en los que se nos enseña que el arte solo lo pueden hacer unos pocos. Para mí dibujar es un acto íntimo, no lo hago para que los demás lo vean o lo admiren, lo hago para expresarme.

En este cuaderno solo hago dibujos en acuarela, tinta, rotulador o lápices de colores. Su función es únicamente para la que fue creado: un sketchbook.

Traveler’s Notebook A6

Mis cuadernos para 2017

La elegida, jajaja. Esta cubierta tamaño A6 marrón me la he hecho con la intención de que sea la sustituta de la que os he hablado al principio: mi bujo de 2018 (o de mitad de 2017). Es un cuero tan bonito que no quería esperar a que se agotara en la tienda Etsy.

De momento no sale de casa y ha adoptado la función de ser mi diario personal. La estoy usando también para probar diferentes marcas de cuadernos A6. Por ejemplo, el que hace de mi diario ahora mismo es bastante grueso, con un pautado bonito, y me costó bastante poco. Os hablaría a fondo de él, pero la sorpresa ha sido que no viene bien impreso y encuadernado. Así que tiene páginas donde el pautado está fuera de sitio o no se ve completo… y eso a mí me pone de los nervios (por lo que está descartado como posible recambio para bullet journal del año que viene). Aún así, para intentar mantener un diario, me sobra por ahora.

Moleskine Smart Writing

Mis cuadernos para 2017

Este cuaderno fue un regalo y aún lo tengo sin estrenar salvo por las pruebas de escritura y dibujo que he hecho. Es un Moleskine (por lo que tiene las mismas dimensiones de 13 cm de ancho que los cahiers y demás cuadernos de la marca), pero bastante especial. Viene con un bolígrafo inteligente que se comunica con el papel, y permite digitalizar todo lo que escribes o dibujas en sus páginas, convirtiéndolo en texto, PDF, archivo para Photoshop e Illustrator… ¡Una pasada porque además funciona tal y como podéis ver aquí! Si está sin estrenar es porque al ser algo más grande que el tamaño en el que estoy ahora no se me ocurre un buen uso que darle (así que POR FAVOR, dadme ideas).


Y esto es todo, todos los cuadernitos que conforman mi mundo analógico :)

¿Cuántos estáis usando vosotras y para qué?

  • Saray - ¡Cuánto cuaderno bonito! Yo la verdad es que uso más de los que pensaba:

    Mi bullet journal para el que uso una “lechún” (este año ha tocado amarilla) ahí guardo TODO, es, como bien dices, mi cerebro fuera del cuerpo jajaja, y eso que tengo buena memoria pero me gusta tenerlo todo apuntadito.

    Una libreta que me regalaron de Gorjuss (y eso que no me entusiasman) pero la uso para cuando me hacen pedidos en la tienda y según se van gastando las páginas las arranco…manías que tiene una (y por no dejar datos personales ahí)

    Un cuaderno que tengo en la tienda, tamaño folio, que me sirve para apuntar todos los talleres que voy haciendo, con gráficos, paso a paso y croquis varios.

    Y, por último, tengo una libreta tamaño A6 de Campanilla (que tiene más años que la tos) y la usamos el domingo como ampliación del bullet, anotamos el día de antes las cosas que tenemos o queremos hacer el domingo y la dejamos encima de la mesa del salón, así según pasamos vamos mirando qué nos falta por hacer (y así la vamos gastando, que me daba pena tenerla después de 10 años sin usar y como nueva)

    Y ya…no tengo más cuadernos tampoco, así que según se vayan gastando los que valgan (como el de los talleres) los guardaré y los que no (como el de las hadas y el de gorjuss) a la basura irán :)ResponderCancelar

    • Gemma - La libreta que usáis en casa me parece una idea genial (y súper buena para conseguir hacer esas cosas que nos dan pereza los findes, jajaja), ¡es una ideaca!

      Yo tengo que reconocer que cuando acabe los recambios/cuadernos que están en uso sí tengo más… pero que conste que es porque todo el mundo me regala cuadernos porque saben que son mi debilidad, jajaja, me tienen abastecida :PResponderCancelar

  • Lilith - Pues éste año, he decidido tambien tener configurado mi BuJo en dos soportes diferentes. Tengo un precioso cuaderno tamaño pocket que utilizo para registros diarios, mensuales y planificación de semana. (He prescindido de layouts/diseños y lo he reducido a lo meramente básico) Por otro lado me he lanzado a probar el A5 para los registros anuales, colecciones y apuntes personales, ideas, etc…allí dejo volar la imaginación para crear, diseñar y pegar cositas chulas que me voy encontrando.
    Por cierto..me encanta tu nuevo A6!!, el color, el tamaño..♥ResponderCancelar

    • Gemma - Quería preguntarte, al ser dos tamaños tan diferentes, ¿no sientes como que todo está demasiado dividido? Quiero decir, como que es raro tener colecciones en un sitio y planificación en otro siendo diferente formato? Te lo pregunto por curiosidad, porque el año que viene estoy pensando en dejar el grande para unas cosas y usar el pequeño para otras, pero sinceramente me da cosa no poder estar al día con los dos, es como que mi cerebro puede tolerar cuadernos distintos bajo una misma cubierta pero no cubiertas distintas a la vez, si es que eso tiene sentido XDResponderCancelar

      • Lilith - Aún estoy en fase “beta” con éste tipo de configuración, y sí seré sincera… a veces me siento un poco perdida al pasar de uno a otro, por lo mismo que tú dices, es como que al cerebro le cuesta asimilar el cambio.
        En un principio había pensado en utilizar un A6 aunque finalmente me decanté por éste,así que, intento enfocar el tamaño grande a cosas que no utilizo con tanta frecuencia para ir compensando (en cuanto a planificación)
        Lo que si me ha servido es para afianzar mi amor por el tamaño reducido para el trote diario, me encanta. Te contaré cuando pasen unos meses más, si me he vuelto loca, o ha ido bien :P!ResponderCancelar

  • Carolina - ¡Ay, me encantarantan estos posts! Yo también tengo recambios para según qué cosas y estoy en pleno momento de experimentación.
    Lo que me encantaría ver es cómo combinas el recambio para el calendario mensual/registro futuro, con el de vista semanal; creo que ya te lo comenté antes y cada vez más me pica la curiosidad jajajaResponderCancelar

    • Gemma - Creo que nuestros bujos van siguiendo caminos paralelos a pesar de ser diferentes tamaños y vistas :P

      En el vídeo intentaré que se vea bien cómo lo estoy combinando, de momento funciona (y creí que no, porque no sabía si eso de tener el registro mensual y futuro en un sitio me iría bien con las semanas en otro…)ResponderCancelar

  • ana.m.velandia - Intuía que te iba a enamorar el talens, he descubierto nuevos formatos como el apaisado que no sabía que tenían cuando te hablé de ellos, puede que saquen más formatos ;)
    Yo también siento debilidad por el papel, en casa tenemos el eslogan de que me alimento de papel y tinta :P Así que este post es debilidad… gracias por compartirlo y por mencionarme, es un placer descubirte cosas :D
    Lo que cuentas del dibujo siento es una triste realidad, todos dibujamos cuando somos peques, exploramos el mundo dibujando y nos expresamos así, pero luego llegan miedos y vergüenzas y lo dejamos aparcado. Me duele porque es un lenguaje diferente, y si nos lo negamos seremos analfabetos en un tipo de expresión, estamos limitando nuestra manera de relacionarnos y comunicarnos con el mundo, y me llena de ilusión leer que usas ambos lenguajes el escrito y el visual :))ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Me gusta mucho el papel! Y es todo tan chiquitito, que a veces relleno páginas con lo que yo considero “tonterías” como círculos de colores, etc. y me da mucho gusto <3

      Te doy toda la razón sobre lo del dibujo, y me da rabia que nadie le dé importancia a recuperar la costumbre de dibujar, precisamente por lo que has dicho de que es simplemente otro lenguaje (muy emocional y creativo, lo cual me encanta). Ojalá hubieran más talleres, más iniciativas dedicadas a recuperar ese contacto con el dibujo :(ResponderCancelar

Tu email nunca será publicado ni compartido. Los campos marcados son obligatorios *

*

*