Mi bullet journal para 2018

Mi bullet journal 2018

Ay, que me he metido en febrero sin haber publicado la configuración de mi bullet journal. ¿Me perdonáis? Con esto de publicar solo dos veces por semana y un par de imprevistos que han surgido, este post se ha hecho esperar más de lo que quería. Este año ha sido el primero en que he tenido “dificultades” con mi cuaderno. Por suerte todo ha tenido fácil solución y hoy por hoy estoy en mi rutina de organización habitual, pero han sido unas primeras semanas muy raras (qué mal se pasa cuando estás acostumbrada a organizarte muy bien y de repente no puedes hacerlo).

Desde que utilizo este sistema, todos los años me dejo preparado el cuaderno del año siguiente a mitad de diciembre. Porque en cuanto entramos en las navidades los días pasan volando, se llenan de cosas que hacer y terminas plantándote en enero sin saber cómo has sobrevivido. Y bueno, da mucho gustito que sea el día 1 y tengas tu agenda preparada, que lo único que tengas que hacer sea sentarte y empezar a planificar la semana. Pero este año empecé con todo un poco manga por hombro, y cuando llegó el día de estrenar cuaderno en realidad no tenía nada planeado. 2018 empezaba para mí con un cambio de tamaño (de Regular en Traveler’s Notebook a A6) y también de formato (de vista semanal ya hecha a la nada absoluta). Y fue un fracaso total. No me adaptaba, nada me gustaba y el cuaderno que elegí, aunque de papel excelente, no era para mí. El tamaño A6 sin embargo, ha sido un acierto. Me gusta MUCHO que todo esté metido en un sitio tan pequeñito, que tenga espacio de sobra y que además pueda llevar mi bullet journal en cualquier bolso :)

Finalmente, me di cuenta de que necesitaba algo similar a lo que tenía en 2017 pero adaptado a este nuevo tamaño, y recordé que Midori tiene una especie de diario anual en blanco, donde no hay fechas ni nada, y que además tiene espacio para hacer una vista semanal (está pensado así para que te quepa un año en un cuaderno). Y como tenía además un cuaderno de la misma marca con pautado de cuadros, lo tuve claro: era lo que quería usar. Cogí ambos cuadernos y los puse dentro de mi Traveler’s Notebook, ¡y estoy encantada de la vida!

Aquí tenéis el vídeo de cómo ha quedado y cómo lo he organizado por dentro:

Os dejo también una lista de los materiales que utilizo, siempre en mi línea de usar pocas cosas y que pueda llevarlas conmigo. Este año voy a ser bastante más minimalista que el año anterior, y todo el material de papelería que tengo cabe en una caja de metal (razones de espacio que ya os contaré).

MI BULLET JOURNAL

Traveler’s Notebook A6 con bolsillos.
Midori MD Notebook Diary A6 Weekly.
Midori MD Notebook Grid.

BOLÍGRAFOS, ROTULADORES, SELLOS, ETC.

– Utilizo estilográfica para escribir en él, mi favorita en los últimos meses es la TWSBI Eco EF, siempre con tinta negra ;)
Mildliners de Zebra, para subrayar y añadir algo de color.
Stabilo Point 88, para el año en píxeles y para escribir bajo los Mildliners (por ejemplo, el registro anual está hecho con Stabilo Point 88 porque sabía que encima iba a pintar mucho).
Pilot G-Tec-C4 en verde y rojo.
Sello fechador de Lora Bailora, para poner los días en la vista semanal.

El washi tape, pegatinas y demás lo compro en diferentes sitios, a veces en tiendas como Zakka y otras veces online (Etsy, tiendas de papelería y AliExpress son buenos sitios). No podría deciros concretamente de dónde es cada cosa porque las tengo hace tiempo.

COSAS QUE HE CAMBIADO O INCORPORADO Y CÓMO ME FUNCIONAN

– Vista mensual: este cuaderno trae todos los meses del año en una vista tradicional de calendario. Antes usaba el tipo de vista tradicional del sistema bullet journal, pero como aquí ya venía hecho, lo estoy usando como está. Me he adaptado bien, me siguen cabiendo todas las cosas (estoy acostumbrada a escribir pequeñito) y por otro lado tengo sitio para decorar un poco si me apetece.

– Vista semanal horizontal: el año pasado usaba un recambio de vista mensual vertical, ¡y será mi favorito para siempre! Pero este también me funciona bien. Encontré la paz con este tipo de vista, necesito tener toda la semana preparada para organizarme mejor. Sé que a mucha gente le funciona ir escribiendo día a día, pero a mí no, es algo que he aprendido con todos estos años de experiencia con el bullet journal. Lo que hago es poner al inicio de la semana todos los eventos/citas en su día correspondiente, más las tareas que quiero hacer esos días. Y luego cada día voy añadiendo cosas que surgen.

– Año en píxeles: es una colección que he empezado este año y que me está ayudando a ver cómo son mis días/cómo me siento. Cuando tienes problemas de ansiedad o depresión como yo, es muy útil poder tener un registro de tus emociones para poder detectar a tiempo una mala racha o analizar si estás haciendo lo que de verdad quieres para ser feliz.

– Colecciones personales y de trabajo juntas: hasta ahora tenía un cuaderno para cada tipo, pero me sentía bastante perdida. He aceptado que ambos tipos de colecciones forman parte de lo que soy yo, y por tanto es indivisible. Así que todo juntito mucho mejor (importantísimo apuntar cada cosa nueva en el índice).


Lo que he hecho es mantener una configuración similar a la del año pasado: colecciones en un cuaderno y planificación en otro. Me gusta mucho esa “separación” que te permite el Traveler’s Notebook y además así me aseguro de que ambos cuadernos me llegan para todo un año. No sabía si me iba a adaptar a este tamaño, pero creo que es fantástico. Tengo espacio de sobra para las tareas de cada día y no me siento limitada en absoluto. Hice un cálculo y me cabrían un total de 17 tareas/eventos por día, según el espacio disponible en la vista semanal. Todos los días tengo cosas que hacer (no hay día que no necesite anotar algo, aunque sea finde), pero vamos, a mí 17 tareas me parecen una burrada, intento limitarme como mucho a 10 cosas en total, así que hay espacio de sobra (de este tema ya os hablo otro día, porque no es sano ni normal planificarse días con ochenta cosas por hacer).

Noto que cada vez voy simplificando más y más, dejando de lado el tema de hacerlo “bonito”, y centrándome en lo que me resulta práctico. El año que viene me gustaría probar con el sistema tal cual es, y tengo varios cuadernos sin usar esperando. Es como si cada año fuera refinando más las cosas y haciéndolo mío :D

¿Cómo vais con vuestro bullet journal? ¿Ha sido todo coser y cantar o habéis tenido algún problema al inicio del año?

Escribe aquí tu comentario

Tu email nunca será publicado ni compartido. Los campos marcados son obligatorios *

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Organiza tu vida digital

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Menu