Lo que he estado haciendo este verano

Lo que he estado haciendo este verano

¡Hola! Ya estoy de vuelta :)

¿Qué tal ha ido vuestro verano? ¿Habéis cargado las pilas para la “vuelta al cole”? He estado tan desconectada que tengo la imperiosa necesidad de ponerme al día y que me contéis montones de cosas. Por otra parte, también os diré que esta desconexión de todo, que ahora os explicaré, se me ha hecho corta, para el verano que viene me apunto el tener unas vacaciones de verdad, ¿habrá suerte?

Creo que tomé una buena decisión al bajar la persiana del blog y de las redes sociales estas últimas semanas. En principio solo iba a dejar de publicar aquí, pero tras unos días, decidí también tomarme un tiempo lejos de Instagram. Necesitaba reflexionar sobre muchas cosas, tanto personales como laborales, pararme a trazar un plan, y eso solo podía hacerlo en completo silencio. Un silencio que no solo significaba no publicar ni subir fotos, era también dejar el teléfono de lado, dejar de buscar inspiración o de mirar cosas bonitas. Necesitaba silencio de verdad para poder escucharme.

Al principio creí que sería un error y me perdería muchas cosas. Que me aburriría. Que la gente se olvidaría de mí, jajaja. Pero lo he disfrutado al máximo. Me fui con muchos planes y una lista de tareas infinita, y al final lo que más he hecho ha sido hablar y pasar tiempo con gente a la que quiero. He compartido vacaciones con varias personas de mi familia, he pasado tiempo con mi abuela a la que quiero tanto, he dormido la siesta en las tardes de calor, he comido cosas ricas… De verdad, no podéis imaginar el bien que me ha hecho compartir momentos y conversaciones con mi familia. No todo lo bueno de la vida está en una pantalla. Llegué a agosto muy saturada (agotada), sin saber bien cómo gestionar todos los cambios que he vivido este año. Y estas semanas han sido curativas, ésa es la palabra.

Nunca había cogido manía a una red social, pero reconozco que he estado muy cerca con Instagram. Lo expliqué mejor en la newsletter de agosto, así que no voy a entrar en detalles ahora para no aburriros, pero de la noche a la mañana lo que me parecía bonito e inspirador, se volvió repetitivo, monótono y un poquito irreal. Dejarla de lado me ha hecho reflexionar sobre la forma en la que quiero usar esta herramienta. Pero que no cunda el pánico que no voy a cerrar Instagram, es más, hasta podría hacer algún post medio en broma.

¡Dejemos el tema Instagram y redes sociales!

No hace falta ser muy observadora para darse cuenta de que por aquí, por el blog, no he hecho NADA de lo que tenía pensado hacer. Cero. Nothing. El blog necesita actualizarse y lo iré haciendo poco a poco en los ratitos libres que tenga porque… ¡estoy como loca preparando Barcelona Knits! Será nuestro primer festival con Yarnitas y los nervios me están matando, jajaja. Aprovecho para animarte a echar un vistazo a mi marca de lanas teñidas con tintes naturales, ahora que seguro vas a empezar algún proyecto de punto o ganchillo ;)


Poco más tengo que contar, salvo algo importante para mí: ¡vuelvo a tener un bullet journal que funciona! No puedo estar más contenta, sin cuaderno no soy nadie. Ya os contaré lo que he hecho para superar la crisis organizativa que tenía, qué estoy usando y demás. Pero eso será otro día.

Feliz vuelta a la rutina para todas.

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Organiza tu vida digital

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Menu