Lo que he aprendido después de mi primer armario cápsula

Experiencias sobre mi primer armario cápsula

Y así como si nada, ¡han pasado 3 meses desde que hice mi primer armario cápsula! Durante los tres meses de verano he vivido únicamente con 33 prendas, incluidos zapatos, bolsos y bikini. Veo el número escrito y me siguen pareciendo poquísimas prendas, pero en realidad ha sido todo lo contrario :)

Si no habéis leído nada sobre este proyecto, tenéis más información aquí y aquí (en este post podéis ver las prendas que elegí para el armario cápsula de verano). Ahora ya puedo decir con seguridad que este sistema es perfecto para mí, y lo voy a seguir utilizando en mi armario, espero que durante muchos años.

Como muchas de vosotras me dijisteis que os parecía muy poca ropa y que os costaría demasiado ponerlo en práctica, he decidido contaros mi experiencia con este proyecto. A lo largo de tres meses he aprendido un montón de cosas que a simple vista no tienen nada que ver con la ropa, pero sin duda el armario cápsula ha tenido mucha influencia en este cambio. Después de probarlo, no puedo dejar de recomendar al menos que lo probéis durante una temporada, de verdad. No perdéis nada y sin embargo vais a ganar mucho.

DE LAS 33 PRENDAS QUE ESCOGÍ, HAY MUCHAS QUE NO HE LLEGADO A USAR

¡Sí! Es muy fuerte decirlo, pero hay ropa que ni me he puesto (o que me he puesto una vez en todo el verano como mucho). Esto confirma algo que ya sabía: que siempre terminamos usando la ropa que más nos gusta una y otra vez. Teniendo en cuenta que vivo en una ciudad donde hace un calor extremo en verano y que por tanto la ropa se lava con frecuencia, esto viene a desmontar un mito sobre este proyecto, y es que 33 prendas son más que suficientes para vestirse a diario.

Mi armario estaba compuesto por 33 prendas de verano, ni una manga larga o pantalón largo. Viendo que no he llegado a usar todas las prendas, podría adaptar el armario para un clima donde haya días de frío y lluvia (por ejemplo, para alguien que viva en el norte), incluyendo un par de pantalones, unos zapatos cerrados y una manga larga o chaqueta. Otro mito fuera ;)

He hecho la cuenta y hay 9 prendas que no he utilizado, wow.

VESTIRSE SÓLO CON ROPA QUE UNO ADORA ES LO MÁXIMO

Verdad verdadera. Aunque todavía no puedo decir que haya encontrado mi estilo, he notado una gran diferencia al vestirme todos los días con ropa que de verdad me gusta. Me he sentido con más seguridad en mi misma y más autoestima, porque la pregunta “¿voy bien?” ha desaparecido. Ni un solo día he pensado que mi ropa no me convencía o no me sentaba bien.

ADIÓS AL NO SABER QUÉ PONERME CADA MAÑANA

Igualmente, todos los días he abierto el armario y he sabido qué ponerme. Cuando todo lo que tienes combina con dos o tres prendas más de tu armario, elegir es muy fácil.

SI ALGO NUEVO ENTRA, ALGO VIEJO TIENE QUE SALIR

Estoy muy contenta porque he cumplido con esta regla del armario cápsula. He hecho algunas compras este verano, y todas han sido para sustituir prendas que estaban demasiado viejas o que se habían estropeado. No ha habido nada por capricho.

Cambié uno de los pares de sandalias porque se me rompieron, unos pantalones cortos que estaban desgastados, una camiseta y un sombrero. En total, he gastado 62€ a lo largo de todo el verano. Y son prendas que me durarán por lo menos un par más de temporadas, nada mal.

SOY MÁS CONSCIENTE SOBRE LA FORMA EN LA QUE CONSUMO

Lo más importante de todo lo que he aprendido es esto. Ya no entro a las tiendas de ropa buscando algo que llevarme o que me de satisfacción instantánea. Me fijo más en comprar algo de calidad (por ejemplo, la camiseta que compré no fue barata, pero es de lino y está bien hecha). La mejor manera de describirlo sería decir que la ropa está mi servicio y no al contrario.

Y como no tengo que estar constantemente pensando en la ropa porque no necesito más y toda la que tengo me encanta, tengo más tiempo libre (y dinero) para hacer cosas más interesantes.

Después de mi primer armario cápsula

¡Estoy muy muy contenta! El armario cápsula es perfecto. Y me hace mucha gracia la gente que me dice que les parece algo súper limitado y que tiene que ser un rollo, jajaja. Porque luego esas personas son las mismas que me dicen que tienen muchísima ropa que nunca se ponen, o que no saben que ponerse porque nada de lo que tienen en el armario les sienta bien :)

Ahora estoy preparando el armario cápsula de otoño, que se plantea como un reto, ya que de día puedo seguir utilizando casi la misma ropa que en verano pero luego bajan las temperaturas bastante. Espero poder enseñaros mis 33 prendas a finales de mes.

Si vosotras también estáis metidas en esto del armario cápsula me gustaría saber qué tal os ha ido y los cambios que habéis notado. Y si lo que quieres es empezar con este sistema, tienes toda la info aquí.

Que tengáis un feliz fin de semana.

Entradas relacionadas:
  • Maria - De este invierno no pasa! Estoy deseando ponerlo en práctica, qué sensación de libertad… Gracias por mostrarme este sistema Gemma! Aún no lo he implantado del todo pero estoy en ello y se que me va a ir muy bien.ResponderCancelar

    • Gemma - Libertad total con la ropa es una de las cosas que más me ha aportado el armario cápsula :D Y yo que pensaba que me iba a aburrir con tan pocas cosas…ResponderCancelar

  • BegoÑa - Enhorabuena! Creo que la idea del armario cápsula cada vez me gusta más. Leo cada post que escribes sobre el tema y me estoy planteando ponerlo en práctica este invierno.. Lo malo es que mi talla suele variar bastante a menudo (engordo con la misma facilidad que puedo perder algo de peso) y eso me crea cierta incertidumbre sobre qué prendas meter en el armario. En cuanto a los zapatos, ahí si que voy a tener serios problemas, jajaja. Parece que no lo tengo fácil, verdad? Jejejeje… En fin, espero escribirte un comentario contandote cómo va mi armario cápsula, este invierno. Un beso Gemma!ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Madre mía, Begoña! Ya quisiera yo tener facilidad para engordar y adelgazar, jajaja, pero como coja un par de kilos, no los pierdo (aunque tampoco es que lo de hacer dieta vaya mucho conmigo). Tú inténtalo, siempre puedes dejarte 5 prendas y el resto zapatos, jajajajaja.ResponderCancelar

  • Tania - ES genial lo del armario cápsula! Cuando publicaste el primer post sobre él, lo primero que hice fue hacer una lista con toda la ropa que tenía, y después de hacerla, me di cuenta de que prácticamente sin darme cuenta, era algo que ya estaba haciendo, pero con una salvedad: como yo soy un poco friolera, hay muchas prendas de entretiempo que utilizo durante todo el año, sobre todo las que utilizo para ir a trabajar, mientras que tengo pocas prendas exclusivas de invierno y verano, así que pensé que en lugar de dividir por temporadas, junté las tres temporadas (invierno, verano y entretiempo) en una sola, por lo tanto el límite lo puse en 99 prendas totales, y apenas tuve que deshacerme de unas pocas cosas. De esta manera, tengo toda la ropa organizada en un armario y no tengo que cambiarlo según pase la estación, porque tampoco lo necesito, y aun así me pasa como a ti, que hay prendas que ya me he dado cuenta que no uso, y que iré retirando del armario, para cambiarlas por otras que de verdad me gusten y utilice de continuo.

    Genial este tipo de posts, estoy aprendiendo muchas cosas prácticas contigo para mi día a día ¡sigue así!

    TaniaResponderCancelar

    • Gemma - Yo también adoro lo de no tener que hacer cambio de armario entre temporadas, lo tengo siempre todo a la vista y es una gozada poder pasar de verano a invierno tranquilamente ^_^ De las mejores cosas que tiene el armario cápsula.

      Ah, y como tú, aunque aquí hace bastante calor todo el año salvo un par de meses en pleno invierno, siempre conviene tener a mano una rebeca o chaqueta ligera, al menos para las noches de primavera y otoño. Lo cierto es que mi armario se parece bastante al tuyo :DResponderCancelar

  • Helena - Desde que descubrí esto gracias a ti, no paro de darle vueltas… Empecé paulatinamente a deshacerme de mil cosas hace unas semanas. Decidí tirar/donar todo aquello que ocupa espacio y que, sinceramente, no me voy a poner más. Vamos, los típicos “por si acaso algún día… “. Es increíble la de bolsas llenas de zapatos, bolsos y ropa que he tirado. Es muy liberador. Pero es una tarea que aún no he acabado y quiero seguir afinando. Además, estas rebajas de verano han pasado de largo y he sabido comportarme y tan sólo me compré un par de blusitas que, además, estrené al día siguiente (eso antes rara vez pasaba… Tengo prendas de hace años con la etiqueta puesta…). Así que probablemente aproveche la llegada del otoño para seguir con la labor y alcanzar el objetivo de las 33 prendas. Espero lograrlo!!!! :)ResponderCancelar

    • Gemma - Uf, tenemos TANTAS cosas que no necesitamos y que muchas veces ni nos gustan de verdad… Me alegro mucho mucho de que hayas dado el primer paso, qué digo, es un paso grande :DResponderCancelar

  • Petite Blasa - Te tengo que dar la razón en todo, ¡para mí ha sido sin duda el descubrimiento del año!
    En mi caso elegí 35 prendas, de las cuales sólo he llegado a usar unas 30 (y en realidad unas 5 o 10 de esas sólo las he usado una vez, así que podría haber prescindido de ellas).
    Tengo la sensación de que voy relativamente bien vestida a diario, creo que porque las prendas de mi armario cápsula combinan bastante bien entre sí, así que hay poco margen de error.
    A mis amigas les parece una ida de olla tremenda, como si ahora yo me hubiese vuelto hippie o algo, pero no saben lo que se pierden. Son de esas personas que mencionas: tienen un montón de ropa, pero nunca nada que ponerse.
    A ver qué tal me queda la selección para otoño, ¡todavía no sé qué colores escoger!ResponderCancelar

    • Gemma - ¿No te da la sensación de que es súper complicado hacer un armario cápsula de otoño o de primavera? Mira que para verano e invierno lo veo fácil, pero ahora tengo tantas dudas sobre qué escoger… me da cosa pasar frío o lo contrario, calor XDDDD

      Te entiendo con esas cosas que te dicen, a mi incluso me han llegado a llamar “la de la secta de las 33 cosas”. Pero sinceramente, me da lo mismo, sobre todo cuando viene de alguien que tiene la casa atestada de objetos, amontonados, y más de 100 camisetas de las cuales no ha estrenado ni 40, jajaja.ResponderCancelar

  • Maripi - Desde que leí tus post me entró la curiosidad y me informé más (ya había gente que lo había hecho con buenos resultados) Este verano me animé a reducir mi armario y aunque no llegué a quitar tantas prendas como para quedarme con 33 (lo dejé en unas 45) ahora que ha terminado puedo asegurar que es totalmente factible usar muchas menos jajaja de la mitad del montón de ropa hacia abajo hay muchas prendas que no me he puesto así que este otoño seguro que me lo tomo a rajatabla y dejo 33.
    Además comparto todo lo demás que dices: al entrar a las tiendas solo busco lo realmente necesario, ya no me llama la atención ir a comprar ropa por pasar el rato y por la mañanas no paso media hora probándome ropa ¡toda la que tengo me queda perfecta y me gusta!ResponderCancelar

    • Gemma - Claro que es factible :)

      Ya me contarás qué tal te ha ido reduciendo el número de prendas para este temporada, ¡pero estoy segura de que muy bien!ResponderCancelar

  • bertorulez - Tengo que decir que estoy en el mismo punto que tu. Ha sido el PRIMER verano en el que me siento completamente a gusto vistiendome y con tan solo 33 prendas. Me ha pasado lo mismo en cuanto que ha habido prendas que ni siquiera me he puesto y vestir con cosas que verdaderamente te gusta ha sido brutal ya que nunca he estado dubitativo con qué ponerme.
    Tengo claro que ahora necesito menos ropa e incluso que me puedo gastar algo más de dinero en alguna camisa buena porque el presupuesto para mi armario ya no es el mismo. Siempre me ha gustado las cosas de marca y con esto me refiero a de diseño. Antes tenia millones de camisas de marcas low cost pero ahora siento que puedo tener una de diseñador, que sea buena, con materiales naturales y que realmente me llene el llevarlas. Siento que le he dado un valor añadido a mi ropa con el armario capsula y la verdad es que no puedo estar más contento de haberlo llevado a cabo.
    Ya he comenzado a planificarme el armario capsula se otoño que se presenta como un reto total. No se que formará parte de el, pero tengo los colores clave ya en mente y puede que salga algo bastante curioso.
    Un besote enorme Gemma y gracias por iniciare en el Capsule Wardrobe!ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Me alegro mucho Berto! ¡Y tienes mucha razón en lo de la calidad de la ropa! Hace un par de días fui de compras para este otoño-invierno y no me importó gastarme un poco más en un jersey que me gustaba porque sabía que me iba a durar más tiempo (y que sólo tenía que comprar dos o tres cosas para todo el invierno). Incluso es que me planteé comprarme unas zapatillas NB que hace años que quiero, aunque aún no estoy lista para hacer ese desembolso, jajaja.

      Un beso muy gordote, guapo :*ResponderCancelar

  • Sonia - Ayer organicé mi armario cápsula de otoño, después de estar en verano entusiasmada usando el sistema . Yo lo amplié a 37 prendas porque también cuento la bisutería (collares) y complementos tipo pañuelos… y antes de abrir el armario, cogí mi “bullet journal” ;-) y empecé a hacer bloques: prendas exteriores, inferiores, superiores, bolsos….y a anotar lo que tenía claro que iba a escoger. Después empecé a organizar looks combinando las prendas y me dí cuenta de varias cosas:
    1. Había escogido un bolso que no iba a combinar con nada. Así que tachado.
    2. Los tonos azul y rosas eran mayoría. Y de neutro, el blanco. Por lo que la elección de prendas entre las muchas que tengo fue facilísimo.
    3. Sólo llevaba seleccionadas 26 cosas y me salían muchísimos looks diferentes. Y empecé a revisar ropa guardada que combinara bien para subir a las 37! Aún me falta elegir 1, qué nervios!
    4. Esta temporada solo usaré pantalones. Ni vestidos, ni faldas. Este clima del norte de no saber cuando empezar a usar medias es lo que tiene.
    5. Tengo armario super ordenadito.

    Si a alguien le puede servir de guía sobre el número de prendas de cada estilo, en un blog encontré esta recomendación: 4 prendas exteriores, 7 inferiores, 10 superiores, 5 completas, 4 zapatos, 3 bolsos y 3 extra.

    Y al final esta fue mi selección: 5 partes de abajo (en mi caso pantalones), 4 prendas abrigo, 3 jerseys, 2 chaquetas punto, 5 prendas superiores tipo sudadera, 2 camisetas manga corta, 3 camisas, 3 bolsos, 5 pares de zapatos, 2 pashminas y 2 collares. Y me falta 1 para 37!

    Sin duda ya no dejaré de usar este sistema!ResponderCancelar

    • Gemma - Pues a mi me viene MUY BIEN ese número de prendas recomendado, justamente me estaba planteando cómo sería mejor hacer el recuento total de prendas, qué bien, me lo voy a apuntar ahora mismo en la lista que estoy haciendo para el armario cápsula de otoño :D

      Yo en invierno también llevo sólo pantalones, porque no termino de encontrarme a gusto con falda, medias y jersey… llámame rara, jajaja, eso sí, en verano jamás llevo pantalón largo y todo lo que tengo son vestidos y shorts.

      Me gusta mucho que nos hayas contado tu experiencia con el armario cápsula y cómo lo has adaptado a ti, ¡muchas gracias!ResponderCancelar

  • Arualchu - Yo, desde que oí sobre el proyecto 333 me interesó mucho el tema, pero no he tenido valor. Especialmente trabajando de cara al público. Sin duda si me animo, la primera vez será en verano como tu, porque donde yo vivo en invierno es terrible el frío y a veces creo que 33 prendas no son suficientes (y mas pensando que incluyen los zapatos). Eso si, cuando te he ido leyendo el post he ido acordándome de todas las prendas que he regalado/donado este verano y las que aún me quedan colgadas en el armario. Es increíble. Buen post!ResponderCancelar

    • Gemma - Pero Laura, puedes tener ropa sólo para el trabajo y en ese caso no contaría para tu armario (por ejemplo, la ropa que usas para hacer deporte no cuenta, siempre y cuando sólo la uses para hacer deporte. Es decir, que por ejemplo no vale levantarse un domingo y ponerse la ropa de deporte para salir a comprar el pan).

      En realidad creo que es más un factor psicológico que de número de prendas, porque si te paras a pensar… ¿en invierno usas más de 10 pantalones? ¿Más de 10 jerseys distintos? ¿Más de tres abrigos? Piensa que ahí tendrías sólo 23 prendas, todavía te quedan 10 para elegir zapatos y bolsos :)ResponderCancelar

  • Marta - ¡¡qué interesante!! aunque tengo que confesarte que al leer de prisa el título de la entrada entendí “mi primer MARIDO cápsula” y pensé… ¡uooooohhh! jajajja. voy a leer los links que añades para entendr algo más de la propuesta y me voy a plantear ponerla a prueba porque me va aterrando la acumulación de cosas que hacemos y cómo nos desborda la ropa en los armarios, para luego solo usar un par d e cosas. Y si además son cosas hechas por una misma… mejor que mejor. A ver si cuando tenga una sola talla (entre embarazo y postparto y lactancia aun soy un poco multitalla) lo pongo en práctica y os cuento.ResponderCancelar

    • Gemma - JAJAJAJA, me parto de risa con lo del marido XDDD

      Ya verás como no es nada complicado, como ya he dicho arriba yo creo que es más psicológico, ¡ya me contarás!ResponderCancelar

  • Noa - ¡Hola Gemma! A mi el armario cápsula me ha ENCANTADO y pienso seguir con ello sin duda. He de confensar que en verano hice “trampa” porque pensé que como tenía que meter jerseis y algún pantalón largo para las noches, no me llegarían 33 prendas. Así que no conté los bolsos ni los zapatos ni el bikini. En total creo que me quedé con 39 prendas. Resultado: bastante ropa sin usar, como tu dices. He ganado en espacio, comodidad y ahora soy más cuidadosa y selectiva a la hora de comprar. Lo que me compro, se que lo voy a usar.

    En Octubre me voy a vivir a Inglaterra y ya estoy preparando mi armario cápsula para llevar. Lo mejor de todo es que se que me va a caber toda la ropa en la maleta sin problema :)ResponderCancelar

  • Noelia - Muy buen post. La verdad es que 33 prendas a mi también me parecen suficientes yo este verano creó que he vivido con 10 de todo lo que tengo pero desde que coso mi ropa mi armario ha crecido bastante pero si me la comprara iba de cabeza al armario de 33 prendas.ResponderCancelar

  • Sara TH - ¡Vaya! La verdad es que me estás animando a probar. Creo que intentaré planteármelo con el cambio de armario, a ver qué tal. Ahora mismo, trabajo casi a diario desde casa, por lo que la ropa se ensucia bastante menos. Creo que podría resultarme útil.

    BesosResponderCancelar