Mantenerse hidratada de forma sostenible (y la mejor forma de hacer té helado)

Hidratada de forma sostenible (y cómo preparar té helado)

Me sentía en la obligación de hacer este post. A muchas os va a parecer poco importante, pero creo que si nos paramos a pensar un poco en lo que os voy a explicar, vais a empezar a verlo de otra manera. Y aunque haya quién crea que estos gestos no suponen un gran cambio, solo tengo que decir algo: hay que empezar por algún sitio. Somos millones de habitantes en este planeta, y uno a uno podemos hacer más de lo que creemos.

Mi cruzada en contra de las botellitas de plástico empezó hace mucho, dos o tres años. Yo bebo un montón de agua y té durante el día. Soy un poco como los niños pequeños, y tengo que llevar agua siempre conmigo (en parte, debido a mi tendencia a tener la tensión baja). Estar hidratada es clave para sentirse bien, no es necesario beber 2,5 litros de agua al día, pero sí hay que beber suficiente. Así que empecé a llevar una botella de plástico, de las pequeñas, en el bolso y la mochila. Lo que hacía era comprar una botella en cualquier bar o supermercado y usarla hasta que ya no tenía tan buen aspecto, rellenándola con agua en casa. Lo que hemos hecho todos alguna vez, ¿verdad?

Pero entonces fue cuando descubrí los inconvenientes de esta práctica. Que no, que no nos vamos a morir por rellenar botellas, pero tampoco es lo mejor. Y otra historia (y principal motivo para mí) es la de generar la menor basura posible. Además, que lo veo como algo lógico: ¿por qué voy a estar constantemente comprando botellas cuando puedo usar una que me dure años y sí sea saludable? Y así me pasé a las botellas reutilizables :D

Mis botellas reutilizables

Este no es un post con recomendaciones de compra. En el mercado hay muchas marcas de botellas de este tipo disponibles. Dejando a un lado el tamaño y la seguridad que queráis en el mecanismo de cierre, la decisión de comprar una u otra puede variar debido a la estética que busquéis, su producción o material. Simplemente os quiero enseñar las mías y el motivo por el que me decidí por ellas.

Hidratada de forma sostenible (y cómo preparar té helado)

Estas son mis dos botellas más “pro”. Y digo esto porque son simples y seguras para llevar en el bolso y la mochila. Para que veáis que no hace falta mucho ;)

Antes de seguir, debo mencionar que yo no guardo leche en ninguna de mis botellas. La leche puede estropearse en botellas de este tipo, debido a las altas temperaturas. Dicho esto, mi recomendación es que si pensáis llevar café o leche, tengáis una botella solo para ello. No mezcléis agua y leche en una misma botella.

Hidratada de forma sostenible (y cómo preparar té helado)

Esta botella es una mezcla entre taza para llevar y termo. Mantiene las bebidas calientes o frías durante muchas horas, y tiene un tamaño de 400 ml. Su punto fuerte es el cierre y la forma en la que se acciona para beber. El líquido solo sale mientras presionas un botón, y a su vez tiene un sistema de bloqueo para que no pueda ocurrir por accidente. Es súper segura. Se puede meter en el lavavajillas y también venden un accesorio para poder preparar té en ella.

La uso para llevar agua y té cuando salgo fuera de casa. Es mi opción número 1 para el bolso y la mochila.

Hidratada de forma sostenible (y cómo preparar té helado)

La siguiente botella en mi lista es este termo de la marca Ernesto. Lo compré una vez que lo trajeron a Lidl porque este tipo de botellas suelen ser caras, y estaba muy bien de precio. Su capacidad es de medio litro y lleva una tapa de rosca que lo hace hermético. Me gusta especialmente para llevar el agua fresquita, es resistente y viene genial para días en los que paso mucho tiempo fuera, para salidas al campo… a veces llevo té en la primera botella y agua en esta, si voy a pasar el día fuera de casa.

Hidratada de forma sostenible (y cómo preparar té helado)Hidratada de forma sostenible (y cómo preparar té helado)

La siguiente es esta botella de Fittea que también me gusta mucho, la única pega que le pongo es que sea de plástico, pero nadie es perfecto. Tiene doble pared y su capacidad es de 325 ml. ¡Lo mejor es su infusor! Puedes preparar el té donde quieras. Su tapa es también muy segura, de momento no he tenido ningún susto con ella, ni siquiera en la mochila.

La uso para tener siempre té preparado en casa. Esta botella principalmente va de la nevera a mi habitación, luego a fregar y vuelta a empezar. Ya se ha convertido en mi botella para el té por excelencia.

Hidratada de forma sostenible (y cómo preparar té helado)Hidratada de forma sostenible (y cómo preparar té helado)

Y por último tengo este termo de bambú con infusor, también de Fittea. Tiene una capacidad de 380 ml. y aguanta muy bien el frío y el calor durante 6 horas. ¡Es precioso, resistente y muy ligero!

El infusor tiene forma de cesta, y se puede retirar si no vamos a usarlo. A mí me gusta porque es muy fino y el té se hace perfectamente, pero quizá a mucha gente no le gustará porque no tiene boca estrecha para beber (la apertura para beber es toda la del ancho de la botella). Yo no tengo problema, creí que me resultaría difícil acostumbrarme o que me tiraría el agua, pero no.

Igual que la botella anterior, siempre tengo té en este termo, y todos los días lo saco en la nevera y lo llevo conmigo. Por cierto, si queréis alguna de las botellas de Fittea o sus tés, todavía podéis utilizar mi código “wasel10” para hacer vuestro pedido con un 10% de descuento (yo no me llevo nada, es para vosotras).


De primeras hacer el cambio a este tipo de botellas se plantea como algo incómodo: tengo que llevar siempre la botella, más peso en el bolso, seguro que algún día me olvido de rellenarla… Pero de verdad, son solo excusas. Una vez que te acostumbras, es una maravilla. No me ha supuesto cargar con peso extra (si compro una botella, igualmente tengo que llevarla) y además de ahorrarme mucho dinero con este gesto, he dejado de producir muchos residuos plásticos. Siempre llevo una botella y un pañuelo de tela conmigo :)

Té helado, la mejor forma de hidratarse en verano

Como he dicho, ¡yo bebo mucho té! Me encanta tomarlo durante todo el año y ahora en verano me gusta beberlo bien fresquito. Lo preparo de forma distinta a como hago en invierno. En Instagram Stories os he ido contando cómo hacerlo durante la primavera, pero quiero repetirlo aquí por si alguien se lo ha perdido.

Preparar el té en frío tiene muchas ventajas sobre hacerlo en caliente:

– El té preparado en frío no puede pasarse de tiempo de infusión. Puedes tenerlo un día o dos y no tendrá sabor amargo cuando lo tomes.

– Está listo para consumir sin necesidad de dejarlo enfriar previamente.

– Puedes conservarlo en la nevera (ya retirado el té) durante tres o cuatro días, por lo que puedes preparar mucha cantidad e ir bebiéndolo cuando lo necesites.

– Conserva todas las propiedades del té y sus ingredientes, al no haber calor, no se degradan.

Hacerlo no tiene ningún misterio…

1. Llena tu botella con agua, preferiblemente mineral o envasada (al no hervir el agua durante el proceso, es mejor utilizar un agua de muy buena calidad para evitar bacterias y que no afecte al sabor del té, no uses agua del grifo).

2. Añade un par de cucharadas de tu té favorito o un par de bolsitas. Si tu botella tiene infusor incorporado, como las mías, te resultará mucho más sencillo.

3. Mete la botella en la nevera y déjala reposar al menos 24 horas. Pasado este tiempo, sácala y retira el té.

Puedes beberlo en el momento o conservarlo durante unos días en frío.

Prepararlo de esta forma me ayuda a beber mucha más agua durante el día, ya que está fresco y además mucho más rico que el agua sola, por no hablar de todas las propiedades adicionales que tiene el té :D


¿Os habéis pasado ya a este tipo de botellas? ¿Cuál es vuestro truco para estar bien hidratada durante el verano?

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Bullet Journal en español

Menu