¡Hagamos un repaso a esos propósitos!

Repasando mis propósitos de 2018

Madre mía. He estado completamente desconectada de los propósitos que me marqué a principios de este año. No he pensado en ellos durante todos estos meses, pero cuando los volví a revisar para hacer este post, ¡resulta que no me está yendo tan mal! ¿Es posible que haya estado trabajando en estos objetivos de forma inconsciente? Ojalá pudiera hacerlo todo así, jajaja, me vendría genial para algunas cosas.

Pero que me haya olvidado de ellos no significa que no existan (quizá quiere decir que debería dedicar un poco más de tiempo a mis cosas), y prometo que a partir de ahora voy a tenerlos en mente y a trabajar en ellos. No sea que dejen de irme bien… Estos seis meses han sido una locura total, entre la resaca de las navidades, la mudanza y preparar todo para la partida de Juan Carlos, me sorprende mucho no haber descuidado nada, aunque sí he tenido que sacrificar mucho tiempo de trabajo. Nada que no pueda recuperar ahora ;)

Así van mis objetivos/propósitos de este año:

MÁS TIEMPO LIBRE (DE CALIDAD)

He mejorado mucho en este aspecto. ¡No trabajo los findes! ¡Ni tampoco hago nada pasadas las siete de la tarde! Conquistar los fines de semana ha sido maravilloso. Al principio me dio miedo, pensar en estar dos días sin hacer nada de trabajo, pero luego vi que el mundo no se acaba. Y que es esencial disfrutar de ese tiempo para poder aprovechar mejor la semana laboral. Soy mucho más creativa desde que he bajado el ritmo y se me ocurren muchas más cosas. He recuperado la costumbre de tejer todos los días sí o sí, casi siempre después de cenar, en el sofá. Pero me vale. Ese ratito es mi momento del día.

Me gustaría poder tener más tiempo de calidad con Barbitas. Hacer más cosas fuera de la rutina diaria y de los quehaceres de casa. Recientemente tuve una conversación muy interesante sobre esto con un amigo, que me contaba algo similar que le había pasado con su mujer. Escucharle fue muy revelador, me hizo reflexionar sobre el tema.

COMER SANO Y REAL, REALFOODING A TOPE

Con esto también voy muy bien. Hice el #retounmesconcomidareal de Carlos Ríos y aunque fallé un par de días, en general lo cumplí. Ahora que me he mudado y que soy yo la que controla las comidas, está chupado :P

Y ahora que solo me tengo que ocupar de mi comida, ¡más fácil aún! En mi nevera no encontrarás ni un solo ultraprocesado. Como mucha fruta, verduras y frutos secos, y el meal planning me ayuda a tener claro qué voy a comer cada día, lo que hace que sea más fácil comer sano.

Sigo también con la misma filosofía: para mí no se trata de vivir en un mundo de restricciones. Mi alimentación base es de una forma, pero si un día salgo fuera y me apetece pedir algo o el plato que pedimos no es 100% súper sano, no es un drama. Hay que saber disfrutar de las cosas. No se va a ir todo al garete porque un día coma pan blanco.

+ MINIMALISMO

Lo natural es que vaya a más, en este objetivo no creo que tenga que trabajar de forma activa, es algo que me sale solo. Una cosa que he notado es que cada vez me hago más consciente de los comportamientos “no minimalistas” que solemos tener. Soy capaz de identificar mis pensamientos consumistas, y también puedo averiguar el motivo por el que se produce ese ansia por comprar algo fácilmente. Cuando me pasa, me siento súper poderosa por poder controlarlo, jajaja.

Como estoy poniendo orden en toda la casa, he pensado que hacer un “shopping ban” de ciertos productos durante lo que queda de año sería una buena idea. Esto es, básicamente, no comprar nada durante un período de tiempo determinado. En este caso, durante los próximos 6 meses. Ya os contaré en otro post qué cosas son las que he decidido prohibirme. Mi gurú en este tema es Cait Flanders, por si os interesa.

CUMPLIR MUCHOS DE MIS OBJETIVOS PROFESIONALES

Esto requiere más atención, lo tengo claro. Como he dicho arriba, no he ido sobrada de tiempo por diversos factores (sé que suena incongruente cuando he hablado del tiempo libre de calidad, pero ese tiempo es esencial para que todo lo demás funcione. Si alguien no me entiende, que lo pruebe). Tengo una lista interminable de proyectos en los que avanzar, y ya me he puesto con ella.

Me gustaría lanzar YA varias cosas, estoy impaciente… Y días de 48 horas, de eso también quiero.

ENCONTRAR MI SITIO

Bueeeno, lo intento. Lo sigo intentando. Al menos creo que empiezo a encontrar mi sitio en la casa nueva, y no me parece poca cosa. Esta mitad del año ha sido dura. Han pasado muchas cosas que me han hecho replantearme si estaba volviendo a mis problemas de ansiedad y depresión. He tenido que hacer un buen análisis y diferenciar si la causa eran factores externos o si era yo. Pero estoy bien.

Me gustaría volver a escribir sobre salud mental porque me lo habéis pedido varias personas y creo que resultaría interesante saber cómo es la vida de una persona teóricamente recuperada. No significa que todo sea alegría y felicidad.

Ser comprensiva conmigo misma me ha ayudado mucho estos meses. Más que cualquier otra cosa. Respetarse a uno mismo cuando se pasa por un mal momento no quiere decir que vuelvas a tener ansiedad, quiere decir que eres humano y que no sucede absolutamente nada si un día tienes ansiedad y no puedes hacer lo que tenías planeado. No es el fin del mundo.


¿Cómo vais con vuestros propósitos? Espero que no hayáis abandonado todavía, ¡que queda mucho año por delante!

Escribe aquí tu comentario

Tu email nunca será publicado ni compartido. Los campos marcados son obligatorios *

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Organiza tu vida digital

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Menu