Hagamos pan

Haciendo pan en casa

Imagen de gawwat.

Quienes me siguen en Instagram y Twitter saben de sobra de esta nueva afición. Estoy haciendo pan en casa cual loca. Sin mentir, diré que llevaba un par de años con la idea de iniciarme en el mundo del pan, pero hasta ahora no había encontrado un libro que considerase adecuado a mi nivel cero patatero. Lo que más me interesaba aprender era cómo hacer masa madre, pero todas las recetas estaban escritas en un idioma casi ininteligible para mi. Y entonces descubrí el libro de Ibán Yarza: Pan Casero (del que os hablaré en profundidad otro día).

Dos botes de masa madre (de trigo y de centeno) y tres panes después, ya no me considero una completa novata y mis hogazas salen bastante perfectas y lo más importante, ¡ríquisimas! Hay tanto por aprender, por experimentar… y la satisfacción de hornear mi propio pan es tan grande que solo se parece a lo que siento cuando hago punto. En esta casa ya no se compra eso que aquí entienden por pan, que no es más que una masa sin sabor que se vuelve incomible en unas horas. El pan hecho en casa tiene mil matices de sabor y aguanta un montón de tiempo :)

Se que muchas de vosotras ya os habéis comprado el libro y he visto los pinitos de otras, como la fantástica ensaimada de Casi Azul. El caso es que quiero animar a las que tengan dudas y os diré:

– Que hacer pan no es algo tan difícil como parece.
– Que no requiere estar en casa pendiente y sin hacer nada más (cosa que me ha sorprendido gratamente, trabajar y hacer pan es compatible).
– Que no hacen falta ingredientes y herramientas difíciles de obtener.

¡Olvida todos esos prejuicios que existen alrededor del pan!

Una barra súper apetecible

Imagen de DogMyCats.

A partir de ahora una parte importante de este blog estará dedicada a los panes que vaya horneando y también trataré de introducir en este mundo a quienes tengan interés, publicando direcciones de tiendas, reviews de productos panarras y recetas.

Feliz fin de semana, yo me marcho a hornear unos panes muy especiales (espero hacerles foto de una vez, porque el resto no han durado ni lo mínimo para ser retratados).

  • SaMtRoNiKa - Bien!! aquí una que celebra es nueva “sección” ya tu sabes ;) bueno, todo lo que sea cocinitas me chifla y como mi pareja es de buen comer y le gusta todo todito lo que preparo y mi primer experimento “panil” ha tenido éxito estaré muy pendiente de las cosillas que vayas haciendo OH mi jediPan :)

    muaks!ResponderCancelar

  • Straja - Da la casualidad de que has empezado a poner tus pinitos con el pan cuando yo estaba tirando la toalla con el mismo tema.

    Yo estoy con los experimentos de panificadora, donde apenas se utiliza (por no decir nada) la masa madre. El pan me dura comestible un día y los niños no lo quieren ni probar, así que al final me he sentido muy defraudada y, tras unos seis o siete intentos, lo he dejado.

    Con tus fotos y comentarios sobre la masa madre y el famoso libro me está picando el gusanillo, pero he acabado tan desilusionada por lo comentado que creo que ni aún así me vuelvo a animar sniff sniff.

    Enhorabuena, tiene una pintaza el pan :-)ResponderCancelar

    • Gemma - ¡No te desanimes! Yo no tengo panificadora porque la verdad lo de meter ahí todo y que lo haga la máquina pues no lo veo (que yo lo que quiero es hacerlo a mano), así que no se si algo de lo que vaya publicando te podrá servir para la maquinita.

      Pero el libro de Ibán es un buen punto de partida, ¡si yo he podido cualquiera puede hacerlo!ResponderCancelar

  • Maite ParafernaliaBlog - Ohhh. Eso tienen una pintaza. LLevo ya bastante tiempo comprando pan pan hecho a mano y el sabor no tiene nada que ver. Por no decir que puedes hacerlos con harinas mas sabrosas y menos perjudiciales que las de trigo. Pero la verdad es que yo todavía no me he animado a hacerlo. Me da un poco de miedo. Eso si desde que ví el nuevo libro de Ibán Yarza lo tengo en mi Wish List. Tengo que animarme si o si. Y además tus primeros pinitos me han dado envidia y me han quitado un poco el miedo :)
    Me invitas a merendar una tostadita de eso??ResponderCancelar

  • Maite ParafernaliaBlog - Oye por cierto tienes panificadora o algo? O estas amasando a mano? Es muy complicado o lleva un tiempo infinito?ResponderCancelar

    • Gemma - No tengo panificadora, lo hago todo a mano. Lo del amasado es sorprendente porque en la mayoría de casos se puede hacer que la masa se amase (valga la redundancia) prácticamente sola. Por ejemplo, tu amasas 10 seg. y la dejas reposar 15 min. y solo has de repetir eso unas cuatro veces.ResponderCancelar

  • Pángala - Tratándose de tí me animaría con el pan más allá de lo que he llegado a hacer: el pan brioche, que vale, está muy bueno y además le pillé el punto con aceite de oliva en lugar de mantequilla, y ¡¡tachánnnnn!!, el bien llamado “pan milagro”, ¿lo has probado?, sale siempre, es imposible que no salga, y está de muerte, yo los hago de cuatro en cuatro, y los congelo rebanados. No obstante imagino que todo esfuerzo tiene su recompensa en este campo, asi que el tuyo estará muchísisisismo mejor, por eso me voy a animar jeje.
    Un beseteResponderCancelar

    • Gemma - Brioche! Sólo de pensarlo se me hace la boca agua, mmmmm. Pues si dices que es posible fallar con esa receta, la quiero :DResponderCancelar

  • Esther - Paaaaaaaaaaaaaaaan!!! Jordi hace mucho tiempo que dice que quiere ponerse a hacer pan… a ver si lo acabo de animar y nos ponemos!!! Qué buena pinta tienen los tuyos… te podrías traer uno a Madrid y nos lo comemos en la habitación!!! jajaaa Por cierto, por fin tengo internet en casa!!!! ;)ResponderCancelar

  • karinna - con tus fotos ya me habian dado ganas de hacer pan y ahora necesito hacerlo :) buscaré el liibro :D

    q ganas de probar un pan con ajo casero.. mmm.. me dio hambree…

    una duda, vives lejos de barcelona o madrid?

    buenas noches :)ResponderCancelar

    • Gemma - Jejeje, vivo en Alicante, así que sí, a unas cuantas horas, aunque podría ser peor :P

      Cuando estoy en Valencia con Marc estoy más cerca de Barcelona… qué pasa que quieres venir en un vuelo exprés a que te lleve uno de mis panes al aeropuerto? Jijiji.ResponderCancelar

  • karinna - te preguntaba xq en enero estare unos dias en barcelona y madrid entonces si estabas cerca (y obvio te parecia) seria simpatico conocerte :D y ahora q dices lo del pan no me molestaria pasar a buscar uno jejejeResponderCancelar

  • Libertad - ñam ñam… Yo llevo también con la misma idea en la cabeza hace tiempo. Y buscando por la red he encontrado esto:

    http://www.bbcgoodfood.com/recipes/1162642/olive-oil-bread
    http://www.bbcgoodfood.com/recipes/1018/pumpkin-and-ginger-teabread

    Ya nos contarás…

    Mi horno la semana pasada expiró. El técnico me dejo que le dejara RIP.

    P.D: me encanta tu blog. Gracias.ResponderCancelar

  • Corriendo con Tijeras - No sabes el hambre que me da cuando leo en Twitter que estás haciendo pan. ¡Hasta puedo olerlo!ResponderCancelar

  • debocados - Mi hermano lleva un tiempo obsesionado con el pan también. Hace unos años que le regalamos el libro y en su momento le sacó humo!! Él es jefe de cocina en un conocido restaurante Andorrano, y cada vez que viene a Soria de visita se trae la masa madre en una nevera para hacernos pan en casa. ¿¿Te lo puedes creer?? :)
    El último que nos hizo con higos. Muyyy, muy rico!! Por si quieres ir cogiendo ideas campeona!!! ^^ResponderCancelar

  • Alba - Hola Gemma, tu fuiste la que me descubrió el libro de Pan Casero, te lo agradezco mil. Yo cada vez que hago pan entro en una especie de trance y la paz interior viene a mi, a ti no te pasa? Además el proceso del pan te obliga a ser paciente, a esperar, a ver su evolución, a sentir los olores que cambian. Pero lo que más me ha gustado de esta experiencia es lo buenísimo que está :D

    Besos!ResponderCancelar

    • Gemma - A mi también me pasa Alba :D Es tan bonito, justo como dices: paz interior. No entiendo a la gente que dice que no tiene tiempo, o que es difícil… precisamente eso es lo mejor de hacer el pan en casa. Hay que ser paciente y hacer las cosas bien. Y los olores, ay, desde la masa madre conforme gana madurez a la propia masa del pan mientras la mezclas, jijiji, nos hemos enganchado ;)ResponderCancelar