Guía completa sobre champús secos (y cómo hacerlo en casa)

Cómo usar champús secos y hacer el tuyo en casa

Bien, tenía un montón de ganas de hablaros sobre los champús secos. Hace tres meses que los descubrí y han supuesto un cambio radical en mi rutina capilar, y eso que yo era bastante escéptica con el tema, ya que aunque se llamen “champús”, no limpian exactamente el cabello. Es uno de esos productos desconocidos para la mayoría de las personas y creo que podría cambiar la vida a más de una (como me ha pasado a mí).

La existencia del champú seco no era completamente desconocida para mí, porque en mi casa mi madre y mi tía solían comentar mucho que ellas los usaban cuando eran jóvenes, porque estaba de moda, etc. Pero nunca había visto champú seco en tiendas y por supuesto, tampoco los había usado. Así que un día me encontré con el de Batiste y decidí probar :P

¿Qué es un champú seco?

Es un producto en spray o en polvo que se aplica sobre el cabello para eliminar la grasa de las raíces (haciendo que el pelo quede limpio) y aportar volumen al pelo, dejándolo suelto y fresco. Suelen dejar el cabello perfumado. Dependiendo de cada una y del champú que usemos, el resultado puede ser mejor o peor. Está pensado para utilizarlo entre lavados, cuando estamos fuera de casa y no tenemos acceso a agua (festivales, vacaciones, acampadas…) o cuando tenemos prisa y no nos da tiempo a lavar y secar el cabello.

Salvo excepciones, la mayoría funcionan igual: se aplica sobre la raíz, se masajea suavemente, se deja actuar unos minutos y a continuación se cepilla para eliminar cualquier resto de producto. El resultado puede ser muy variable como os he dicho, dependiendo sobre todo de nuestro tipo de cabello y del champú seco que utilicemos. Lo mejor es probar varios hasta dar con el nuestro.

Dependiendo del producto, el efecto de limpieza puede durar desde horas hasta días.

¿Dónde los venden? ¿Qué tipos hay?

Casi todas las marcas de productos capilares tienen un champú seco entre su gama de productos. En Europa los champús secos son muy populares y se utilizan bastante, pero aquí no, por eso puede ser complicado encontrarlos en las tiendas. Aún así, algunos como el de Batiste se pueden comprar en tiendas físicas, y si no, online podemos comprar casi cualquier marca. Los precios van desde los 2€ y pico hasta los 40€ que pueden costarnos los de marcas como Klorane, etc.

Aquí el precio no es un indicador de calidad, ya os aviso. No penséis que por comprar el más caro vais a obtener un resultado mejor. Sorprendentemente los mejores resultados se obtienen en la gama baja-media de precios. Por supuesto, hay diferencias entre ingredientes (naturales, sintéticos).

Cómo y por qué lo utilizo

Primero de todo, quiero dejar claro que el champú seco no es una guarrería. A pesar de no lavar el pelo, puesto que no hay agua ni jabón en el proceso, funciona de una manera muy inteligente. Yo no sé vosotras, pero no suelo ensuciarme el pelo. Al menos, suciedad como tal (polvo, tierra, etc.). Lo habitual es que lo que “ensucia” el cabello sea la propia grasa que se produce en el cuero cabelludo. Lo que hace este champú es absorber esa grasa. Además, supongo que todas estáis al día de lo malo que puede llegar a ser lavar el pelo a diario con agua y jabón, aunque siempre hay excepciones, este proceso de lavado puede resecar el cabello, irritar el cuero cabelludo y producir más grasa. Por no hablar de todos los residuos y siliconas que llevan la gran mayoría de champús, que es otro tema.

Mi pelo no es ni demasiado graso ni demasiado seco, podría decir que es normal. Con agua y champú tenía que lavarlo cada dos/tres días. Al tenerlo corto, no uso suavizantes ni mascarillas, y como os podéis imaginar para mí es un proceso súper rápido que hago en menos de 15 minutos. Así que no he empezado a utilizar champú seco para ahorrar tiempo, si no por otro motivo: el color.

Desde hace seis meses llevo el pelo teñido con un color de fantasía, y mantener este color durante el máximo tiempo posible es complicado. ¡Si alguna vez te has teñido el pelo con un color poco convencional sabes de lo que hablo! Estos colores no aguantan demasiado a no ser que te laves el pelo con agua helada (que también lo hago) y un champú especial para color. Pero aún así, su duración sigue siendo muy limitada. Y aunque mi tinte no tiene amoniaco me gustaría poder espaciar todo lo posible la coloración. Es aquí donde entra en juego el champú seco. El cambio que he notado en la duración del color ha sido brutal. Utilizo el champú seco entre lavados y eso ha reducido el uso de agua y champú en mi pelo casi a una tercera parte. Dependiendo de la semana, puedo aguantar con uno o dos lavados, y mi pelo siempre está limpio :D

Es más, si tienes el pelo muy liso, como me pasa a mí, es posible que te guste más después de haber usado champú seco que recién lavado, porque el pelo coge volumen y cuerpo.


Dejando claro todo lo anterior y los usos que podéis darle al champú seco, os quiero hablar de los champús secos que más me gustan y también enseñaros a hacer el vuestro en casa, con sólo tres ingredientes y completamente natural, ¡y nada que envidiar al que venden! Además, podéis usarlo para vosotras y también para vuestras mascotas, así que es un plus.

Guía completa sobre champús secos (y cómo hacerlo tú misma en casa)

Mi primera experiencia con estos champús fue utilizando uno en spray, el champú seco de Batiste. Esta marca británica se dedica a la producción de champús secos y ofrecen una amplia variedad de aromas, siete en total, más champús secos especiales para rubias, castañas y morenas (ligeramente coloreados para que el producto no se note en el cabello). Sus champús vienen en sprays de diferentes tamaños para escoger el que más se adapte al uso que le queramos dar. Se encuentra en la gama de precios baja-media del mercado, pudiendo encontrarlo desde unos 3€. Basta hacer una búsqueda en Google para encontrar donde comprarlo online, aunque yo lo he comprado sin problema en una droguería.

Guía completa sobre champús secos (y cómo hacerlo tú misma en casa)

Las instrucciones de uso son sencillísimas: basta con pulverizarlo sobre el cabello a unos 30 cm de distancia, masajear, dejar actuar 1 min. y luego cepillar para eliminar cualquier resto de producto. El polvo de este champú seco es blanco, por eso aunque se elimina fácilmente, recomiendo aplicarlo poco a poco.

¡Deja el pelo increíble! Suelto, con brillo y cuerpo. Y huele fenomenal (mi favorito es el Tropical, que huele a coco y a vacaciones). El efecto de pelo limpio dura días.

PROS: barato, efectivo, con variedad de fragancias y productos específicos según el color del cabello, fácil de usar, se elimina bien, efecto duradero, no testado en animales, apto para veganos.

CONTRAS: formato en spray (contaminante y puede resecar el cabello debido al gas), puede ser difícil encontrarlo en tienda física.

Champús secos: Batiste y No Drought de Lush

El siguiente que tuve ocasión de probar es el champú seco No Drought de Lush. Lo pedí como muestra cuando compré el desodorante sólido y la pasta de dientes en polvo. Venía en un botecito pequeño que os enseñé en el post.

Este champú seco se comercializa en formato polvo, dentro de un frasco de plástico. Ya conocéis la marca Lush, así que me ahorraré contaros todo lo guay que tienen :P

Aunque el formato sea distinto, se utiliza igual que todos los champús secos: poniendo una pequeña cantidad en la raíz del cabello, masajeando y eliminando los restos con el cepillo. Aquí la aplicación de una pequeña cantidad es clave, y el formato polvo con ese envase es una pésima elección. Aplicarlo en el pelo sin que se te caiga por todas partes es MUY complicado. Aplicar sólo la cantidad justa, también. Por eso se me ocurrió algo mejor: ponerlo dentro de un salero, jajaja. En serio, este pequeño gesto me hizo poder utilizarlo correctamente y ver cómo de bien funcionaba. Directamente del bote sólo conseguía llenarme las manos de polvo. En cuanto al precio, es bastante elevado si tenemos en cuenta los ingredientes y la cantidad, 50 g salen por 5,50€.

La lista de ingredientes la podéis encontrar en el enlace al producto que os he puesto arriba, pero me gusta mucho que sólo contenga un ingrediente sintético. Eso sí, se supone que huele a lima, y lo hace, pero sólo antes de aplicarlo. Después el pelo no huele a nada y eso me decepcionó un poco. El efecto limpio tampoco dura tanto, cosa de que hayan utilizado harina de maíz como ingrediente absorbe grasa (luego os hablo sobre esto).

PROS: ingredientes casi 100% naturales, apto para veganos, formato polvo no contaminante (sin gas, sin spray).

CONTRAS: no tan duradero, aplicación más complicada, no deja perfume en el cabello, sólo se puede comprar online, precio elevado.


¡Y ahora la parte divertida! ¿Sabías que puedes hacer champú seco en casa con sólo tres ingredientes súper simples? Es natural y económico, y puedes personalizar el aroma del champú. Y sí, funciona exactamente igual que los champús secos que os he enseñado, puedo asegurarlo ;)

Cómo hacer champú seco en casa. Natural, económico y efectivo.

Para hacer champú seco en casa en formato polvo (así evitas contaminar con un spray), necesitas:

Arrow root. Hay que ver la de usos en cosmética DIY que tiene este producto… ¿recordáis los polvos faciales?

Bicarbonato sódico.

Aceite esencial en el aroma que más os guste.

Cuchara medidora y recipiente para mezclar.

Envase para guardar el champú seco (os recomiendo encarecidamente un salero).

Mezclaremos una parte de arrow root con otra de bicarbonato sódico. Después añadiremos unas gotas de aceite esencial, la cantidad dependerá de la cantidad de mezcla en polvo que hayamos hecho, pero 2 gotas por cada dos partes de producto está bien. Mezcla bien el aceite con el polvo y deja que la mezcla se seque completamente antes de envasarla. ¡Más simple imposible!

Cómo hacer champú seco en casa. Natural, económico y efectivo.

El arrow root funciona como absorbe grasa mucho mejor que la harina de maíz, ya que no deja ese efecto opaco en el cabello (y queda más limpio y brillante) y el bicarbonato sódico absorbe la suciedad y cualquier olor refrescando el pelo. El aceite esencial aporta el perfume, por eso puedes hacer champú seco con olor a menta, a limón… como más te guste :)

Para aplicarlo seguiremos el mismo proceso que con los champús secos comerciales. Lo mejor es ir separando el pelo en secciones y aplicando el producto en la raíz, para asegurarnos de que no nos dejamos ninguna zona sin champú seco.

Por el precio de 50 g de champú seco en polvo de Lush tenéis todos los ingredientes necesarios para hacer más de 500 g de champú seco en casa (y funciona mejor), con eso lo digo todo.

Un truco simple para aplicar el champú seco en polvo.
Un truco simple para aplicar el champú seco en polvo.

Un truco que ayuda mucho con el champú seco en polvo, además de guardarlo en un salero para poder aplicarlo fácilmente, es aplicarlo con una brocha de colorete. Así es súper fácil repartirlo por la raíz sin pasarse con la cantidad. Además, si quieres que el resultado sea perfecto:

– Si usas uno en spray respeta la distancia recomendada. Y hazlo por secciones, POCO A POCO.

– Deja actuar el champú seco entre 1 y 2 minutos.

– Para eliminarlo y que no quede ni rastro, utiliza el aire frío del secador (también te dará más volumen).

Guía completa sobre champús secos y cómo hacerlo tu misma en casa.

El champú seco no es un sustitutivo del agua y el champú tradicional, pero merece la pena darle una oportunidad. A mí me ha hecho tener el pelo mucho más sano (debido a que no tengo que lavarlo tanto con agua y jabón) y ha permitido conservar el color de mi pelo el triple de tiempo (antes tenía que teñirlo cada dos semanas como mucho, incluso lavándolo con agua fría. Ahora me aguanta bien un mes y medio más o menos). Por supuesto, hay mil marcas distintas, y cada cabello tiene unas condiciones diferentes, todo es probar y encontrar la que mejor se adapte a ti.

Si tenéis cualquier duda que no haya quedado resuelta en el post, sobre cómo hacer vuestro propio champú seco, o como aplicarlo, dejad vuestro comentario ;)

  • Patricia - Me ha encantado este post! No sabía que Lush vendía champú seco! Yo soy una de esas chicas que tiene el pelo hiper liso, hiper fino, hiper lacio y como consecuencia se engrasa rápidamente. Al segundo día de lavármelo ya me aparece grasa en el cuero cabelludo!! Los champús secos fueron una salvación total para mí, ya que me tenía que lavar el pelo todos los días. He probado en mi vida con absolutamente todo, champús naturales, orgánicos, diy, especiales para grasa, y la verdad lo único que me ayuda es el champú seco. Yo solo he probado sprays. He probado el spray que venden en el mercadona llamado GLISS de Schwarzkopf. Por 5 euros, Que funciona bien, pero a mi parecer dura un suspiro, a la 4a vez q lo uso ya parece que no queda. Luego viaje a Alemania hace un tiempo y vi la cantidad de champú seco que tenían allí! Aquello era el paraíso vaya!!! Me lleve uno llamado FROTTEE de swiss o par, que a mi parecer funciona mucho mejor que el del mercadona. Pero el que me hizo maravillas fue uno que me lleve también llamado SYOSS Volume lift, ese me encaaaaanta me deja el pelo precioso. Estos dos champús me costaron unos 3 euros cada uno. Qué pena que solo pueda conseguirlo en Amazon Alemania. Y si yo también soy de las que opina que me gusta más mi pelo después de usar champú seco que después de lavarlo. Y para nada es una guarreria! Simplemente absorbe la grasa! Gracias por este post!!!!! :)ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Cómo te entiendo! Yo tengo el pelo así también, y aunque no lo tengo graso, definitivamente mi pelo está mucho mejor cuando uso champú seco que recién lavado. Porque no es tanto que se ensucie, como que al día siguiente de haberlo lavado está sin cuerpo, lacio, soso :/

      Te animo a que pruebes en polvo también, si lo aplicas con una brocha vieja de colorete es súper fácil y limpio. Y lo que me cuentas solo me confirma lo que ya sabía: que el resto de Europa lo tiene como un producto completamente habitual en la rutina del baño y de belleza. Si buscas en la red encontrarás un montón de marcas (no te puedo recomendar más que los que he probado, por motivos obvios), y pocos hay que sean malos.

      ¡Gracias por tu comentario!ResponderCancelar

      • Patricia - Siiii tengo planeado probarlo, ya te diré qué tal me ha ido!! Tengo muchas ganas :) gracias otra vez Gemma!ResponderCancelar

  • Ruth - Un post estupendo!!! :)
    Yo tengo el pelo seco pero al llevar flequillo y toquetearlo es lo único que más se engrasa y utilizo el Batiste para morenas. Además muchas veces no tengo el tiempo suficiente para lavarme el pelo y hace el apaño estupendamente. No sé si me compensaría hacer el champú en seco casero, siendo sólo para el flequillo quizás la liaría pardísima con el polvillo y me pringaría todo el pelo jajajaja! Ya veremos cuando se me acabe el de Batiste!!
    Pd: muero de envidia por tener el pelo de color fantasía, turquesa para ser más exactos!! :PResponderCancelar

    • Gemma - Para el flequillo he conocido a mucha gente que lo usa, ¡es perfecto para eso!

      Jajaja, sobre lo del color, anímate, en serio. Como digo yo: el pelo crece. Y hoy en día si no te gusta, lo puedes remediar fácilmente. Vamos, los tintes fantasía son complicados de mantener, así que el menor problema es que te lo quisieras quitar. Hay varias marcas ya por aquí, pero por ejemplo el que estoy usando cuesta 7€, y tiene más de 30 colores, también el que buscas tú :)ResponderCancelar

      • Ruth - ¿Cual es la marca del tinte, Gemma? De pequeña si he enredado con el pelo (rojo, algún mechón fucsia) pero claro, ahora trabajo en oficina y busco trabajo y ya sabes, la gente no lo ve del todo bien! En fin, a lo mejor me animo en verano y cuando vuelva Septiembre me lo tiño de mi color de nuevo! Voy a meditarlo!!ResponderCancelar

        • Gemma - Es este del enlace. Yo he usado el color plum, violet y purple (ahora llevo el violet). Sigue las instrucciones del bote y no lo que pone ahí. También tiñe en pelo oscuro, aunque evidentemente cuanto más claro lo tengas, más se notará el color. ¡Y ponte guantes en todo momento porque mancha! Hasta para enjuagarlo después http://www.ribastiendaonline.com/hairgum-tinte-pop-color.htmlResponderCancelar

          • Ruth - Muchas gracias!!! :**

  • Sandra - Qué interesante! A mi el pelo se me engrasa facilmente así que me lo tengo que lavar día si, día no así que una cosa así me iría la mar de bien! Miraré a ver si encuentro alguno en alguna droguería de por aquí :) y sino probaré online!

    Un besito!ResponderCancelar

    • Gemma - Entonces te recomiendo que lo pruebes :DDDD

      Además de no tener que estropear tanto el pelo con el agua y el jabón (que es como di produjera un efecto rebote en lo de la grasa, haciendo que el cuero cabelludo produzca más), te ahorras un montón de tiempo entre lavar, secar y peinar… Los de Batiste van fenomenal.ResponderCancelar

  • Ale - Gracias! Me ha encantado el post, creo que es un tema que aún se conoce poco en España, a veces me han mirado mal al decir que lo utilizo jajaja, a ver si se va normalizando su uso :) El champú seco es un must para las que tenemos el pelo lacio y graso en la raíz y seco en la punta (en mi caso, por llevar una mechas californianas desde siempre). Mi adicción empezó hace años comprando batiste en UK (es un imperio allá), pero también he probado el de Lush (que por cierto si se puede comprar en la tienda física en España, en Madrid lo tienen), y uno buenísimo de la marca de Jennifer Aniston Living Proof que deja el pelo genial (no enreda ni apelmaza nada, que suele pasar con Batiste) y huele taaaan bien, deja el pelo brillante y bonito como recién lavado… pero tiene una desventaja importante: es muy caro (28 euros en España! algo más barato si lo compras en US). En definitiva, yo no puedo vivir sin mi champú seco, no me imagino ya lavar el pelo todos los días (1 hora diaria perdida de mi vida y con la ayuda de champú seco puedo hacerlo cada 2-3 días), además si tienes las puntas secas así ayudas a que el pelo quede mejor, cuando esas ya han cogido un poquito de grasa al cabo de un día o dos. Ahora estoy encantada con Lush (que además tiene la ventaja de poder llevarse en equipaje de mano, muy importante para las adictas que viajamos mucho). Además tienes razón que mejor no utilizar un spray si quieres evitar contaminar. Así que probaré tu receta, me encantaría hacer el mío propio y liberarme de gastar tanto dinero en mi adicción ;)ResponderCancelar

    • Gemma - Jajajaja, sí, cuando se lo conté a una persona me miró mal, como si llevara el pelo sucio… hay que ver cuánta ignorancia, en serio. Es evidente que si voy a la playa o me paso el día en el campo en un sitio donde hay tierra en el aire, pues utilizo agua y jabón, pero es que de normal no me ensucio el pelo, es simplemente la grasa que se va produciendo de manera natural. Cuánto nos queda aún para que la gente entienda que ni por usar algo con espuma limpias más, ni por llevarte todo lo que tu piel produce como protección estás limpio. En fin.

      Aaaaah, cuando empecé a investigar sobre Batiste, aluciné. Son como la referencia en champú seco allí en UK. Y sobre lo de Lush me he guiado por la info que encontré en la web, que es exclusivo online, pero si me dices que lo tienen en tienda, ¡mejor que mejor! Más accesible para todo el mundo.

      Ya te digo que si te gusta el de Lush, hacértelo tú te va a encantar, porque funciona mejor por el tema del arrow root. Y no puedo estar más de acuerdo con lo que dices, la gente que se lo tiene que lavar todos los días, secar, alisar , etc…. madre mía, es muchísimo tiempo perdido sólo por el pelo, ¡ni de broma!ResponderCancelar

  • Silvana - ¡Hola Gemma!
    Qué es el arrow root y con qué podría reemplazarlo pues no sé si en Argentina existe :_(

    ¡Gracias por esta entrada!ResponderCancelar

    • Gemma - Silvana, pregunta en herbolarios y tiendas naturales, que seguro que allí lo encuentras sin problema. De todas formas, si no lo tienen, puedes sustituirlo por harina de maíz (maicena, la blanca, no la amarilla). No funciona exactamente igual, deja el pelo un poco más opaco, pero es lo que lleva el champú seco de Lush y va muy bien también.ResponderCancelar

  • Carolina - Gemma: gracias, gracias, gracias por estos post súper informativos y con un DIY al final. ¡Me encantan!
    Yo tengo el pelo como tú: corto y liso (y además híper fino…) así que desde que conocí el champú seco mi vida capilar es mucho más feliz. Ahora solo me queda animarme a hacerme el mío propio :DResponderCancelar

  • Sole Silbando - Te puedes creer que compré uno en Madrid para probarlo y al llegar a casa, con el lío de maletas etc, Javi lo echó a la basura?? Casi lo mato. Tendré que probar tu receta, a ver qué tal.ResponderCancelar