Experimentando con las acuarelas

acuarela-sandia

Cuando era pequeña pintaba y dibujaba mucho. Me dabas un papel y una caja de pinturas y me pasaba horas entretenida. Mis padres me apuntaron a unas clases de pintura que se hacían en mi barrio los fines de semana, donde había niños de varias edades. La verdad es que no te enseñaban nada, pero fue mi primer contacto con el óleo. Después hice el bachillerato de Bellas Artes y volví a reencontrarme con el dibujo :)

Tengo un recuerdo agridulce de aquellos dos años. Muchos profesores eran de los que pensaban que o tienes un don natural para la pintura o no vales nada y eso desanimaba muchísimo porque se centraban en dos o tres alumnos y al resto nos tenían un poco olvidados. Así que le cogí un poco de manía a los carboncillos y pasteles. Es más, fue terminar el bachillerato y buscar otras salidas completamente distintas, no quería volver a dibujar.

Pero el año pasado empecé a ver dibujitos de mi amiga Sunny, que se estrenaba con las acuarelas de la mano de una súper profesora: Raquel de Gusosos Land. Y me entraron ganas de probar, más que nada porque una de las cosas que quería hacer era volver a dibujar y me di cuenta de que en los años de bachillerato jamás había usado acuarelas (sí, me parece raro que no nos enseñaran esa técnica).

Por suerte los Reyes Magos se portaron muy bien y me trajeron todo lo necesario para empezar a practicar. Os quiero enseñar mis dos primeros dibujos con acuarela, que he hecho basándome en un par de fotos, para que fuera un poco más sencillo. Y me ha dado por las sandías.

El primero es una sandía deforme, jajaja.

Watermelon obsession

En el segundo se aprecia una mejoría en mi técnica :P

In progress

Watermelon Girl

Puedo decirlo bien alto, ¡me encantan las acuarelas! Aunque no sea una artista, me lo paso bien pintando y es lo que cuenta. Ya tengo preparado mi tercer dibujo y esta vez sin foto como ejemplo, saldrá todo de mi cabecita.

Como soy una novata no hago más que buscar tutoriales y tiendas online de materiales en internet, así que si tenéis consejos o trucos para acuarela, serán más que bienvenidos.

Entradas relacionadas:
  • Straja - Resulta cuanto menos chocante como se asemejan nuestras infancias. A mi me pasaba lo mismo, me pasaba el día dibujando historietas, me encantaba. Mis padres me apuntaron a clases de pintura, pero el oleo no fue lo mio (ni que te fueran dictando cada color y línea que tuvieras que hacer).

    No pude hacer Bellas Artes porque no me dejaron ir a estudiar a otra ciudad, y acabé en Informática.

    Yo en cambio, he acabado tan frustada con el tema, que cada vez me alejo más del tema pinturas :-(

    Por eso me alegro que tu hayas podido retomarlo, y con tanta ilusión. No se como serán tus próximos proyectos, pero estos dos te han quedado genial, sobretodo el de la chica comiendo sandia ¡¡me encanta!! El detalle de las pestañas es genial

    SaludosssssResponderCancelar

  • Marian Pérez de Diego - Te entiendo perfectamente, yo tampoco seré nunca una gran artista de la pintura con acuarelas, pero me encantan!! Relajan mucho y además el resultado siempre es bonito. Me gusta mucho como te han quedado. Animo con esos pinceles!!ResponderCancelar

  • Deborah - Pintas genial!!enhorabuena!!si quieres puedes probar un pincel con el que aprendí yo a pintar con acuerelas!!tiene barriguita y lo llenas con agua,yo viajaba mucho en tren y podía pintar en el sin manchar!!!ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Hola Deborah! Lo conozco por una amiga, que se lo ha comprado y también va a empezar con las acuarelas, Marta (Samtronika de The Cute Way). La verdad es que es un súper invento y pienso hacerme con uno en cuanto tenga ocasión :DResponderCancelar

  • sandra - pero hay algo que no hagas!!!! qué envidia!ResponderCancelar

  • Virginia - Cuando era pequeña, mi abuelo, al que le encantaba pintar, nos llevaba a Viky y a mí a Lo Morant y pintábamos con acuarelas. Seguro que éramos las niñas más raras del parque! Desde entonces no las he tocado, pero viendo tus pinturas me han entrado ganas… :)ResponderCancelar

  • cluckin - A mí los reyes me trajeron un pincel de esos de agua y está guay. Lo uso con los lápices acuarelables y es súper cómodo (aunque yo de acuarelas no tengo ni idea…). También lo puedes rellenar de tinta china o de lo que se te ocurra y se consiguen efectos muy chulos.ResponderCancelar

  • SaMtRoNiKa - :D si es que… yo tengo antes que tu los materiales y ni he empezado!! tengo aquí al lado el bloc para dibujar por si me viene la inspiración y me enredo con otras cosas jeje Me alegro mucho que hayas sido perseverante y si te hayas puesto a ello.

    Nada se te resiste ;) con ganas de ver la nueva “obra” , que habrá ideado tu cabecita??

    muaks!!ResponderCancelar

  • Noelia - Gema, como te he dicho en Twitter me encantan tus pinturas, la de la chica esta fenomenal. Sigue así y a quitarte la espinita que te clavaron en el bachilleratoResponderCancelar

  • Alize - Es muy triste que haya gente que frene nuestra creatividad y nuestra imaginación simplemente porque a lo mejor no encajan con su visión… Me parece genial lo de empezar con las acuarelas y que liberes tu arte ;)
    Besotes!!!ResponderCancelar

    • Gemma - Desde luego que sí :( me parece que en ese momento es cuando me convertí en adulta de verdad, acabaron con mis ganas y los sueños que tenía. Que vale, eran sólo eso, sueños, pero a esa edad es una caca que vengan y te los tiren por tierra.ResponderCancelar

  • Mel Ma - Oooh! Yo también he vuelto hace poco a reencontrarme con las acuarelas, aunque mi contacto ha sido menos frutífero jajaja Qué mal que guardes ese recuerdo del bachillerato! Es triste :( Pero espero que las acuarelas te hagan recuperar la ilusión por dibujar. Muchos besitos!ResponderCancelar

  • Alhana - ¡La acuarela es una de las técnicas más difíciles! Los errores no se pueden esconder, como en el óleo… A mí me pasó como a ti, hice Bellas Artes y los profesores me desanimaron muchísimo; lo dejé todo de lado. Hace dos años que he vuelto a pintar a mi ritmo y no veas qué delicia. ¡Me alegra de ver que a ti te ha pasado igual! Esas sandías están para comérselas, jeje.
    BesosResponderCancelar

  • Alexandra - VerdenVoyage - Jajaj, que cucada! Sigue así! Que con la práctica se hace el maestro ;) A mi también me gustaría saber pintar con acuarelas, la verdad :/ResponderCancelar

  • Petite Blasa - De pequeña me pasaba el día dibujando (lo hacía mil veces mejor que ahora) y también iba a unas clases de pintura que daban en mi cole por las tardes, con las que no aprendí nada, pero echaba el rato y me entretenía.
    Las acuarelas son una técnica que me encanta, pero nunca se me ha dado bien. Hasta les tengo un poco de miedo jajaja. Quizás algún día me anime y vuelva a darles una oportunidad.
    Los dibujos te han quedado super chulos, teniendo en cuenta que es el primer contacto; incluso la sandía deforme, como tú la llamas, está muy bien :DResponderCancelar

  • Rocio - Que bonitos!! a mi me gusta mucho como te han quedado incluso la sandia!!! asi que sigue practicando eh??
    Un besito!ResponderCancelar

  • debocados - ¡¡Artistaaa!! Con esta materia si que no me atrevo… si hay alguien que se de menos maña con la pintura ¡¡esa soy yo!! Manazas y sin gracia como yo sola, un desastre vaya…ResponderCancelar

  • Guille - ¡Me encanta la acuarela! Veo que se te da genial… si te atreves y tienes ganas de experimentar, te aconsejo que pruebes las acuarelas líquidas: el acabado es una pasada y molan más que las típicas que vienen en pastilla. Además, puedes hacerlas tú misma ;-)ResponderCancelar

    • Gemma - Ojalá se me diera genial como dices, solo estoy empezando :) Me interesa muchísimo lo que has dicho de las acuarelas líquidas, ¡no tenía ni idea de que se podían hacer en casa!ResponderCancelar

  • crazy_mj - Te pasa como a mí, yo de pequeña me pasa las horas dibujando y cuando terminé la ESO dejé de dibujar, sigo oxidada pero estoy aprendiendo a hacer dibujo digital, así que poco a poco, todo es cuestión de práctica ¿no tejes con los ojos cerrados? jajaja pues eso.

    un abrazo!ResponderCancelar