Excursión a Cullera

mini-trip-cullera

El plan perfecto para un domingo: salir a explorar los pueblos y ciudades que tenemos cerca de casa :) Si encima hay alguna ruta de montaña que hacer, mejor aún. Y si el día sale nublado y te regala unos colores geniales para hacer fotos, entonces es un día genial de verdad. Será que me encanta el frío, pero prefiero hacer este tipo de salidas en otoño, cuando no hay tanto turismo y todo está tranquilo.

Hace poco fuimos a Cullera y visitamos el Castillo, aunque no entramos a ver la exposición. ¡Merece la pena darse un paseo por sus alrededores!

Castle of Cullera

Me encantaría conocer el nombre de todas las plantas que descubro en estas salidas…

And more plants

Lichen

Little plants

Plants

Justo antes de llegar al Castillo hay un enorme edificio abandonado. Tiene varias plantas y se puede acceder a él fácilmente (no os estoy recomendando que entréis, jijiji). Hay que tener cuidado, en varias zonas el suelo ha desaparecido y en otras hay agujeros, pero digamos que se pueden recorrer todas las plantas ;) En otros tiempos fue un salón de celebraciones.

Abandoned building

Abandoned building

Creepy

Abandoned building

Después bajamos al pueblo a comer, con la grata sorpresa de que la mayoría de los restaurantes estaban abiertos (algo no muy común en los pueblos de veraneo por estas fechas). Y por la tarde volvimos a subir para tomar la ruta opuesta, en dirección al Radar Meteorológico de Cullera. El camino precioso, pero ya podéis ir preparados para subir la cuesta hasta el radar, ¡17% de pendiente!

Weather Station

Pero las vistas merecen la pena :D

Views from the weather station

Views from the castle

Aquel día llevaba un cuello de punto que tejí hace un par de años y al que no sé por qué nunca le había hecho fotos. Algo raro, porque es mi favorito y me lo pongo muchísimo.

The Rime Frost Cowl

Resting

El patrón de este cuello es The Rime Frost Cowl, que se teje en un par de horas o menos con agujas de 8mm. Utilicé un ovillo de Katia Inca comprado en Black Oveja.

  • Blanca - Hola Gema!
    Que bonitas fotos. En cuanto a las plantas, la primera parece un Lirio de agua, la segunda son líquenes (simbiosis entre alga y hongo). La tercera parece uña de gato ¿? pero lo que está claro es que se trata de una suculenta. Y la última, a pesar de que estoy acostumbrada a verla no recuerdo como se llama…
    No conozco nada Alicante, estuve una vez hace siglos. Quizás que tendría que ponerle remedio ;-)

    Hasta pronto!

    BlancaResponderCancelar

    • Gemma - Blanca! Qué suerte que me hayas ayudado! El lirio de agua fue lo que pensé en cuanto lo vi, porque yo tengo uno en casa, pero me pareció rarísimo verlo en la montaña, jajaja. Voy a buscar ahora mismo la uña de gato (de nuevo, no sabía que las suculentas crecieran también en la montaña), mil gracias :DResponderCancelar

  • Esther - Que bonito!! A jordi le encantan esos edificios abandonados también, le encanta imaginar las fotos que haría en ellos, como tú vaya! Creo que tenéis muchas cosas en común, por eso os caísteis tan bien y os quiero tanto ;) wiiiiiii Algún día quiero ir a cullera, si! Estás preciosa en las fotos, y el cuello me encanta! Yo también he trabajado la INCA y queda preciosa!ResponderCancelar

  • viky - Buenas!!! A mi también me encanta hacer fotos de plantas, flores…Yo también coincido con Blanca, este verano pude ver por primera vez la flor de la uña de gato y hace tiempo me comentaron que es comestible se prepara como las olivas con agua y especias…y puedo deciros el nombre de la última de la flor rosa es Erica multifloraResponderCancelar

  • debocados - ¡¡Qué sitio tan genial Gemma!! nosotros también aprovechamos para hacer planes cerca de casa los fines de semana. Unos buenos bocatas ¡¡y al lío!!. Bourbon disfruta un montón y nosotros conocemos rincones nuevos, aunque también tenemos nuestros favoritos… algún día debería escribir sobre ellos :D ¡¡Me ha encantado cachorrita!!ResponderCancelar

  • Bárbara - Estás guapa, reguapa.
    Preciosisimas las fotos.ResponderCancelar

  • Susana (hijasperezosas) - Tomo nota de la excursión, no he estado nunca, y mira que está claro donde se encuentra Cullera, no tiene pérdida gracias a su montaña! Unas fotos muy chulas.
    También me gusta mucho el cuello, tengo un ovillo olvidado en la cesta… Gracias por compartirlo :)

    Saludos!ResponderCancelar

    • Gemma - Susana, a mi me sorprendió el sitio (reconozco que al principio no estaba entusiasmada porque creía que no sería muy interesante), y la montaña como dices es enooooorme!ResponderCancelar

  • Sole Silbando - Preciosas fotos, precioso cuello, precioso castillo. Pero sobre todo, me alucina el encanto de los edificios abandonados. Hay algo que me atrapa, un poco de pena, con belleza. No lo sé explicar. Pero lo has captado a la perfección.ResponderCancelar

    • Gemma - Me pasa lo mismo… son bonitos y tristes a la vez :( ¿Será ese el encanto? Me gusta imaginarme las cosas que se hacían allí dentro cuando todavía estaban en uso, y al ser un salón de celebraciones de boda, imagínate.ResponderCancelar

  • rocio - Hola guapa!!! yo ahora con la caravana pues estamos haciendo lo mismo, descubrir muchos sitios cerquita! la verdad es que Cullera tiene pinta de ser precioso!
    Por cierto!! creo que te voy a copiar el cuello! jajja porque tengo un ovillo de katia inca precioso y me gusta mucho como queda!ResponderCancelar

    • Gemma - Te tengo una envidiaaaaa con la caravana! Tengo un amigo con una VW que es como una caravana y nos hemos hecho algunas vacaciones juntos en ella, es lo mejor del universo (a ver si el año que viene le convenzo y hacemos otra). Y si necesitas que te diga sitos chulos, pregunta que me conozco un montón ideales para hacer con caravana o furgo.ResponderCancelar