DIY: Cómo hacer un marcapáginas magnético

¡Haz tus propios marcapáginas magnéticos!

Una amiga por correspondencia rusa me mandó hace un par de años un marcapáginas magnético y al momento me quedé enamorada. Era algo que nunca había visto y aunque no era de lo más bonito (era de los Juegos Olímpicos de Sochi), me pareció muy original. Era un pequeño trozo de cartón decorado, con imanes en el interior, que al doblarlo por la mitad hacía de marcador.

Ha sido el marcapáginas que he usado desde entonces para el planificador del blog. Y siempre, siempre, andaba sufriendo por si se me rompía o lo perdía… y dándole vueltas a ver cómo podría hacerme uno yo misma. Cuando vi estos imprimibles de frutas en el blog de Design Is Yay se me encendió la bombillita :)

Son tan monos que no lo pude evitar y me puse manos a la obra para hacerme unos marcapáginas magnéticos que voy a usar en la agenda. Hacerlos es muy fácil, y ahora que estamos cerca de la vuelta al cole, también es una manualidad perfecta para hacer con niños.

Materiales para hacer tus marcapáginas

Materiales

Descargable de frutas de Design Is Yay (también puedes usar cualquier otro dibujo que te guste).
– Tijera y regla.
– Pegamento y cinta adhesiva de doble cara.
– Papeles decorados, cartulinas de colores, papeles de scrapbook…
– Imanes planos (los tienen en tiendas de manualidades y también puedes usar un imán de publicidad que ya no quieras).

Paso a paso

¡Frutas listas!

1. Imprime la hoja con las frutas en cartulina blanca, a tamaño 100%. Después recorta las frutas que quieras usar en tu marcapáginas.

Pega las frutas en un papel bonito

2. Elige un papel bonito (yo he usado unos papeles de scrapbook en colores lisos, que son más gruesos que un papel normal) y pega las dos frutas iguales de la forma que ves en la foto. ¡No las pegues muy juntas! El espacio que ves entre ellas servirá para doblar el marcapáginas por la mitad más tarde.

Marcamos

3. Con ayuda de un lápiz y regla, marca una tira que unirá los dos lados del marcapáginas. Esto es lo que verás desde fuera de tu libreta/agenda cuando pongas el marcapáginas.

Recorta con cuidado alrededor

4. Recorta las frutas y la tira por la zona marcada, ¡con cuidado!

Plastifica el marcapáginas para que sea más duradero

5. Este paso es opcional, pero te lo recomiendo. Plastifica los marcapáginas para que sean más duraderos y resistentes. Puedes llevarlos a la papelería para que los pasen por la laminadora si no tienes una o plastificarlos tu misma. Sea cual sea la opción que escojas, recuerda cortar después dejando unos milímetros de plástico en el borde (no sé si se aprecia en la foto superior pero he plastificado los míos).

Es el momento de colocar los imanes

6. Añade cinta adhesiva de doble cara a la parte trasera de tus imanes y únelos por parejas, vamos a colocarlos en los marcapáginas :D

Pegar y listo

7. Quita la tira de papel de la cinta adhesiva y pega el iman en el centro del marcapáginas. ¿Recuerdas que habíamos unido dos imanes? Pues ahora quita la tira de papel del otro imán y cierra el marcapáginas sobre el imán, doblándolo por la mitad.

:DDD
¿Pueden ser más monas?

¡Ya hemos terminado! Ahora puedes separar ambos lados del marcapáginas y tendrás un imán en cada mitad. Sólo falta que lo pongas en tu libro favorito o en tu agenda.

Como veis los dos lados del marcapáginas no son exactamente iguales (porque para eso las frutas tendrían que ser completamente simétricas), pero la diferencia es muy pequeña y una vez que están colocados no se nota. Para que te queden así tienes que buscar diseños con una forma más o menos igual, o utilizar sólo un diseño en la parte frontal del marcador y dejar la parte de atrás sólo con la tira de cartulina.

DIY marcapáginas magnéticos

Lo mejor de estos marcapáginas es que no se pueden caer ni perder. Ya no hay excusa para tener un punto de libro bonito y funcional :)

  • ana.m.velandia - Me encanta el resultado, yo los conocí en una vacaciones en Canarias y los traje de recuerdo a amigos y familiares porque me parecieron útiles y bonitos… igual me animo a hacer unos personales :)

    Un abrazoResponderCancelar

    • Gemma - ¡Gracias Ana! ¿Y los encontraste en una tienda de souvenirs? Por lo que veo deben ser bastante comunes, pero yo no los conocía hasta que mi amiga me mandó el de Sochi.ResponderCancelar

  • Gemma - Qué chulada! Me ha encantado Gemma :D
    Saludos!ResponderCancelar

  • Alhana - ¡Qué cucos! En cuanto localice imanes me hago unos para mi recién descubierta agenda. :)ResponderCancelar

    • Gemma - Pues si no encuentras los imanes, recicla uno viejo. Seguro que tienes alguno por casa o alguien que conozcas tiene. Sólo procura que sea un imán fino, no uno de los redondos, porque entonces abultaría mucho entre las páginas.ResponderCancelar

  • Petite Blasa - ¡Me encantan! Tengo marcapáginas de imán desde hace unos meses (aunque no tan bonitos; me los trajeron de Londres, tienen forma de señales de metro) y la verdad es que son comodísimos, sobre todo por eso que dices de que no se caen. Lo único malo que les veo es que, si al quitarlos los arrastras, dejan una manchita gris parecida al lápiz (nada que no se pueda borrar con una goma). Ahora me apetece ponerme a hacer marcapáginas de frutas como una loca; siento que los necesito en mi vida, jajaja.ResponderCancelar

    • nuria - ¿y si les pones un trocito de washi en el iman? quizas asi no te manchen y mantengan su magnetismo…ResponderCancelar

    • Gemma - Oh, pues el que me regalaron a mi no mancha, qué raro… ¿puede ser por el tipo de imán? Me imagino que has probado a limpiarlo, si no, pásale un paño con alcohol a ver. Y de todas formas, la idea del washi tape que te han dicho me parece estupenda, a mí nunca se me ocurren estas cosas, jajaja.ResponderCancelar

  • nuria - jajaja!!! justo tenía yo pendiente hacer unos de esos con los peques!!! los vi en la tienda de Craftedvan y me enamoré perdidamente de ellos!!! te dejo el enlace para que veas que tiernos son… son puro amor!!!
    https://www.etsy.com/es/shop/craftedvanResponderCancelar

    • Gemma - Siiiii, el otro día compartí la tienda por FB, jajaja, son súper cuquis, me quedaría todos :PResponderCancelar

  • Sra Díaz - Me encanta la idea te copio jejejeResponderCancelar

  • Bertorulez - Me encantan muy mucho!! Los.voy a llevar a cabo para ponerlos en mi agenda. Gracias por compartir este diy guapísimaResponderCancelar

    • Gemma - Pues para alguien como tú que sabe dibujar… es que hasta te los puedes dibujar tu :DResponderCancelar

  • Beatriz - me gusta mucho la idea, es bonita y práctica al mismo tiempo. Y esto se puedo usar como separadores de la agenda ¿no?ResponderCancelar

    • Gemma - Son marcapáginas, pero al llevar imán no se caen, así que me imagino que los puedes usar como separador :)ResponderCancelar

    • Gina W. - Como separadores funcionará.
      Sin embargo, si pones hojas en exceso por en medio, si quieres “bloquear” una zona de la agenda, los imanes tienen sus limitaciones y puede que no se atraigan a partir de cierto número.ResponderCancelar

  • SaraTH - Pues muy buena idea, sencillita y se puede hacer marcapáginas de cualquier diseño, me anoto la idea ;)ResponderCancelar