¿Crisis con mi bullet journal?

¿Crisis con mi bullet journal?

Sí, está pasando y es real. Por primera vez desde que empecé a utilizar este sistema, tengo una crisis con mi bullet journal. No sé muy bien el motivo ni de dónde viene, pero sí tengo claro que algo no está funcionando.

Todo empezó justo antes de la mudanza. O quizá pueda decir que empezó con el año nuevo y se hizo más real antes de mudarme. Esa sensación de que tu productividad ha bajado, de que no utilizas tanto tu cuaderno como antes (y no por falta de ganas o de cosas que hacer en él). Olvidas colecciones que son importantes para ti, no terminas de acertar con la planificación del día a día… en fin, pequeños detalles que van sumando y que te hacen ver que algo no marcha como debería. ¿Os ha pasado alguna vez?

Actualmente estamos en la semana 15 del año y tengo la sensación de que NO HE HECHO NADA. En absoluto es así, pero es mi percepción, que al final es lo que cuenta y lo que de una manera u otra te tiene que mantener motivada para trabajar.

¿Crisis con mi bullet journal?

Mi mayor meta este año es avanzar en un montón de proyectos que tengo pendientes. Necesito por encima de todo ponerlos al día, empezarlos, o terminarlos. Son muchas tareas y muchas cosas a tener en cuenta, para que nada se desmadre. Y precisamente aquí es donde más está fallando mi bullet journal. Aunque intente dar prioridad a todos esos proyectos, las tareas necesarias del día a día se interponen. No consigo hacer un seguimiento correcto. ¡No avanzo! He leído mil post sobre este tema, he visto todos los vídeos en YouTube que he encontrado, y nada. Me siento bloqueada, y en consecuencia, muy frustrada.

Como mi mente es cuadriculada y necesita hacer balance de todo, aquí os dejo un resumen, a modo de lista de contras y pros, de lo que está sucediendo con mi cuaderno. Quizá visto de esta forma pueda encontrar la solución:

¿Crisis con mi bullet journal?

LO QUE SÍ ESTÁ FUNCIONANDO

– El calendario tradicional. Este cuaderno trae calendarios mensuales tradicionales para todo el año y me está gustando ver el mes de esta manera. Me ayuda a llevar un control de mis eventos y también de los de Juan Carlos, cosa importante para poder planificar nuestro día a día. Mucho sitio para apuntar todo lo necesario. Uso códigos de color para eventos que duran varios días (ver foto).

– La vista semanal. Me encanta ver toda la semana de una vez. Llevo haciendo lo mismo desde hace más de un año y al igual que con el calendario mensual, ¡ayuda a organizarse! Al trabajar desde casa y tener que hacer tantas cosas todos los días, es raro el día que tengo 100% libre, así que no tengo el problema de dejar huecos en blanco. Cada domingo preparo la semana siguiente, solo poniendo los días y los eventos que ya tengo programados en el registro futuro o en el mensual. Luego planifico en torno a ellos y a la carga de trabajo.

– Año en píxeles. Parece tonto, pero llevar el registro de mi estado de ánimo de cada día, me está gustando. Puedo ver patrones de comportamiento (y saber si están asociados a algo que esté sucediendo en mi vida), y ser mucho más consciente de cómo estoy viviendo cada día.

¿Crisis con mi bullet journal?¿Crisis con mi bullet journal?

LO QUE NO ESTÁ FUNCIONANDO

– La forma en la que la semana está dividida. Es complicado explicarlo, pero no consigo ser igual de productiva teniendo la semana en horizontal que en vertical. Tener la vista semanal en vertical es algo que he comprobado que me funciona demasiado bien. Puede que lo eche de menos. O quizá sea culpa de tener un cuaderno con líneas (les tengo manía).

– La planificación de proyectos. Ya no me sirve listar cada proyecto, sus tareas y llevar un control de en qué he trabajado. Necesito más. Así es todo muy vago y ni siquiera con fechas tope consigo llegar. Es la parte que peor llevo y que más falta me hace precisamente ahora.

– Las cabeceras/títulos de las colecciones. Suena estúpido porque es algo puramente estético, pero es que a pesar de que me gusten los bullet journals minimalistas, ¡necesito que me guste lo que veo! Es súper importante que la estética de mi cuaderno sea agradable para mí. Después de tantos años, sigo sin acertar en los títulos de las colecciones. Todo lo que hago me parece horrible, y no quiero hacer títulos con lettering ni recargados, pero quiero que consultar una colección una y otra vez no sea una tortura.

¿Crisis con mi bullet journal?

¿Hay solución? No tengo ni idea. Ahora mismo es todo una suerte de carrera intentando organizarme y tratando que mi cuaderno funcione. Se me han ocurrido algunas cosas, pero no estoy segura de que puedan funcionar. Lo bueno, ya sabemos, es que este método es personalizable al 100% y que siempre puedo probar a ver qué sucede. Estas son las cosas que he observado y que quizá podrían ir bien:

– Aunque el tamaño de mi A6 no me resulta limitante, estoy pensando en volver a mi Regular. Los recambios de ese tamaño me producen una paz interior inexplicable, los veo perfectos en cuanto a tamaño y espacio, aunque no sean tan portátiles como mi bullet journal de ahora. Quiero dejar claro que NO TENGO FALTA DE ESPACIO, ni para las tareas diarias ni para las colecciones. Además, tengo un Traveler’s Notebook vacío donde podría hacer la prueba y todos los recambios que necesito de mi tienda Etsy.

– Realmente me he dado cuenta de que no necesito una cubierta con bolsillos. Prefiero tener una funda PVC donde poder organizar papeles y pegatinas, a tener que estar siempre atada a los bolsillos, que añaden peso extra.

– Podría “mudarme” temporalmente al Traveler’s Notebook tamaño Regular, con recambio mensual, semanal y de cuadritos para las colecciones. Aunque eso de cambiar antes de llegar a la mitad del año… pero bueno.

– Otra opción es coger un recambio, ponerlo en el Traveler’s Notebook y usar el sistema original tal y como está en la web, para coger perspectiva durante unos meses. Pero tendría el problema de que no quiero tener las colecciones junto a la parte “agenda” (podría poner dos recambios).

– O simplemente podría quedarme como estoy y ver qué pasa, pero visto lo visto, nada bueno.

– También he pensado en dedicar más espacio a los proyectos, y además de usar mi hoja de control de proyectos y tareas, crear unas páginas dedicadas a cada proyectos específicamente.


Soy un mar de dudas. Estoy paralizada y no sé bien si cambiar o quedarme como estoy. ¿Alguna ayuda? ¿Cómo manejáis estas situaciones de crisis vosotras? ¿Se os ocurre algo que no se me haya ocurrido a mí?

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Organiza tu vida digital

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Menu