Cómo trabajar con marcas y escribir posts patrocinados

Cómo trabajar con marcas y escribir posts patrocinados

Una de las cosas que más atrae a los nuevos bloggers es la posibilidad de colaborar con marcas, de probar productos “gratis” y de monetizar el contenido de su blog. Pero para poder llegar a todo eso es necesario trabajar mucho detrás de la pantalla y también saber cómo acercarse a las marcas. Porque la realidad es esta: hay cientos de personas como tú, intentando hacer lo mismo. Entonces, ¿de qué depende que las marcas se fijen en lo que haces?

Por supuesto, yo no soy ninguna experta en el tema, pero a lo largo de todos los años que llevo trabajando con el blog he aprendido unas cuantas cosas interesantes sobre esto. Aunque el contenido de este blog no es mayoritariamente patrocinado (ni quiero que lo sea), he probado distintas formas de trabajar con empresas que buscan hacer una colaboración, o simplemente mandarme sus productos para que los pruebe. Y en este post quiero explicarte cómo lo hago yo, qué cosas funcionan, cuáles deberías evitar… Porque a primera vista todo lo que te ofrecen, sobre todo al principio, parece una maravilla, pero la realidad es que una mala colaboración o un post en el que intentas vender algo a toda costa te pueden hacer perder muchos lectores.

¿Cómo consigo que las marcas se fijen en lo que hago?

Te voy a contar el gran secreto… ¡trabajando mucho en tu contenido! Y haciéndolo mejor que los demás. Eso es lo que va a hacer que quieran trabajar contigo. ¿Cómo se hace eso? Pues no es fácil, la verdad, porque como he dicho antes hoy en día cualquiera puede tener un blog y hay mucha competencia, pero si lo que escribes es bueno, no tienes de qué preocuparte.

PUBLICA DE FORMA REGULAR Y CONSISTENTE

Esto es clave, y verás el resultado a la larga. Publicar siempre los mismos días y no saltarte ninguno es muy importante. Ayuda a los lectores a saber qué esperar de tu blog, hace que seas más visible en los buscadores y le da una buena base a las marcas para saber qué y cómo escribes. No hace falta que publiques todos los días si no te ves capaz de generar tanto contenido, basta con que lo hagas una vez a la semana para empezar, pero sé constante.

CONTENIDO PROPIO

Para mí siempre han existido dos tipos de blogs: los de contenido propio y los que recopilan contenido de otros sitios. Si quieres trabajar con marcas, crea tu propio contenido. Y no lo hagas en base a lo que está de moda ni a lo que le gusta a los demás, es mejor desmarcarse y crear un estilo personal.

CUIDA LAS FOTOS Y EL DISEÑO DE TU BLOG

No estoy diciendo nada nuevo, pero también es súper importante. Si tu fueras una marca, ¿a quién elegirías para promocionarte? ¿A alguien con una plantilla descuidada, con mil elementos de diseño diferentes que no pegan entre sí? ¿O a alguien que hace fotos con mala iluminación o donde mejor le pilla? Pues eso. Aunque no lo parezca, las marcas están haciendo una inversión y van a escoger lo mejor que encuentren, como harías tú.

ATENTA A TU IMAGEN DE MARCA

Haz que tu imagen de marca sea consistente, porque esto te da más credibilidad. Tu logo, blog, cuentas en redes sociales, tarjetas de visita… deben ser un todo, un conjunto que diga lo mismo: quién eres y qué haces. Sin que haya lugar a duda. De vez en cuando dedica un par de horas a revisar tus perfiles en redes sociales para que mantengan la coherencia entre ellos.

¿Y si quiero ser yo quién se ponga en contacto con una marca o empresa?

Nunca he escrito a una marca para pedirles una colaboración o un producto. Tengo mis motivos, claro. Y el principal es que quiero que sean ellas las que se interesen en mí (por esto mismo también hago menos colaboraciones y posts patrocinados). Si una marca me escribe para trabajar conmigo, sé que es porque de verdad les gusta lo que hago, porque me han estado “investigando” y eso va a hacer que la colaboración sea mucho más agradable y fructífera para ambas partes. Es mi visión de las cosas, pero no tiene por qué ser la tuya, sobre todo si lo que te interesa es monetizar tu sitio. En el caso de que seas tú la que quieras trabajar con una marca:

ESCRIBE A LA PERSONA ADECUADA

Antes de lanzarte como una loca y mandar un email, date una vuelta por su web y busca la dirección de correo de la persona que te interesa. Esto es, busca la dirección de un editor (si hay varios distintos según secciones o departamentos, infórmate de quién es la persona de contacto que mejor se adapta a lo que necesitas). Y si no encuentras el email adecuado, escribe preguntando a quién tienes que dirigirte para hacer una propuesta, antes de mandar nada más.

Por cierto, algo muy importante es saber el nombre de la persona a la que vas a escribir. No sabéis la de correos que me han llegado en los que se dirigían a mí como si fuéramos varias personas, o peor aún, con un nombre distinto al mío. Te aseguro que cuando me llega un email así, ya me da igual lo que me propongan porque voy a decir NO.

Demuestra tu interés sabiendo quién es la persona a la que te diriges, así ellos verán que te has tomado la molestia de averiguarlo.

NO TE PRESENTES CON LAS MANOS VACÍAS

Imagina la cantidad de bloggers que escriben todos los días a las marcas. Y simplemente les dicen “me gustaría probar vuestros productos y hacer un post hablando sobre ellos”. Ajá, eso está muy bien, pero lo puede hacer cualquiera (y es lo que hacen).

Si quieres que ellos trabajen contigo, tú también tienes que esforzarte. Piensa en esa marca que te encanta, con la que quieres colaborar. ¿Qué podrías hacer con sus productos? ¿Cómo los usarías? ¿Podrías hacer un tutorial con ellos? ¿Quizá una receta? ¿Puedo diseñar un patrón para tu lana? Todo esto son ejemplos que variarán dependiendo del tipo de blog que tengas, pero creo que vas cogiendo la idea.

Cuando les escribas, no pidas, ofrece. Ofrece una idea de algo que podrías hacer diferente, algo que no sea hacer cuatro fotos del producto y hablar de él como si fueras un loro. Ese tipo de publicidad o promoción pueden hacerla con cualquiera, pero sólo tú puedes ofrecer algo original que vaya más allá.

¿Cuándo es un buen momento para empezar a trabajar con marcas y bloggers?

No hay un momento fijo para todas las personas, dependerá de la trayectoria que lleve tu blog. Pero sí te puedo dar unas recomendaciones:

Espera a tener un ritmo de publicaciones constante con el que te sientas cómoda.

Y suficientes posts como para que alguien esté un buen rato entretenido si entra a tu blog.

El número de visitas no es lo más importante del mundo, hay marcas a las que les importa y otras a las que no. Un buen punto de partida sería esperar a tener un mínimo de 1000 visitas diarias (o un número cercano a esta cifra).

Te sientes cómoda con tu estilo de escritura y sabes cómo decir lo que quieres decir en tus posts.

¿CUÁNTO HE DE COBRAR Y CÓMO FIJO EL PRECIO CORRECTO?

Al principio lo más normal es que el “método de pago” que uses sea el propio producto. Pero ojo, no te engañes, porque a la larga deberías cambiar esto por dinero de verdad. Por si no lo sabías, la gran mayoría de bloggers a las que seguro que sigues cobran (y bastante más de lo que piensas) en efectivo además de quedarse con el producto que promocionan. Porque de productos regalados no se vive, así de claro.

A las marcas apenas les cuesta mandarte sus productos, son gastos de publicidad con los que cuentan y tienen un presupuesto para ello. Si tú les promocionas sus artículos sin más, les estás saliendo gratis. Tenlo en cuenta a la hora de aceptar una colaboración y piensa si realmente te compensa hacerlo y si lo que vas a ganar justifica el esfuerzo de escribir un post, hacer fotos, editarlas, etc. Eso es trabajo para ti y el trabajo como tal debe estar remunerado. No tengas miedo de cobrarles, si están interesados en lo que haces y eres razonable, no te dirán que no.

VALE, ¿CUÁNTO LES COBRO?

De nuevo, no hay una cifra que te pueda servir como base. Analiza las estadísticas de tu sitio, pregunta a otras compañeras sobre cuánto están cobrando por colaboraciones del mismo tipo, y pregúntate a ti misma qué cantidad te parece justa.

También hay marcas y empresas que directamente te dirán lo que están dispuestas a pagar por la colaboración. ¡Ojalá siempre fuera así!

¿CÓMO INTEGRO UN POST PATROCINADO EN MI SITIO SIN DESENCANTAR A MIS LECTORES?

Esta es la pregunta del millón. Y para mí siempre ha tenido una respuesta muy sencilla: manteniendo tu estilo y ofreciendo algo que interese a la gente que te sigue. Es obvio, lo sé, pero cuando tienes en tu mano la opción de ganar dinero por publicar un post, hay quién prefiere la pasta a costa de lo demás. Y los lectores se dan cuenta. Piensa que ellos te leen siempre y en cierto modo te conocen. Saben cuándo no estás siendo tú.

NO ACEPTES TODAS LAS COLABORACIONES QUE TE PROPONGAN

Escoge sólo lo que de verdad interesa a quién te lee. Si tú escribes sobre naturaleza y escapadas al aire libre, no hagas un post patrocinado hablando de un servicio de asesoría fiscal, por ejemplo. Si eres crafter, lógicamente no hables de un portal de venta de vehículos.

A veces no es tan fácil discernir sobre si deberías aceptar una propuesta o no. Habla con un amigo, pregúntale su opinión, piensa como si fueras una lectora más de tu sitio.

Y siempre, siempre, aunque te llegue una colaboración que no te interese, responde al email. Explícales brevemente por qué crees que no encaja en tu blog, sé sincera y también les ayudarás a ellos a escoger mejor los sitios donde promocionarse.

ESCRIBE TÚ MISMA EL POST

Hoy en día son muchas las marcas que te ofrecen un post ya redactado sobre lo que tienes que promocionar. Rechaza esta opción siempre. Y si te obligan a ser ellos los que escriban el post, di que no. Sólo tú conoces tu estilo y ya hemos hablado de lo importante que es.

PROMOCIONA ÚNICAMENTE PRODUCTOS QUE TÚ USARÍAS

Hay quién dice que no se fía de alguien que promociona un producto si ha cobrado por ello. Yo no puedo estar más en contra de esto. Porque hay miles de cosas por las que no daría la cara por mucho que me pagaran. Y cuando escribo un post patrocinado no sólo estoy cobrando por hacer publicidad a una marca, más que nada estoy cobrando por el esfuerzo de redactar ese post. Si quieres mantener a tus lectores contentos y felices, habla sólo de cosas que de verdad te gusta usar a ti personalmente. Ya sabes lo que dice el refrán, lo que no quieras para ti…

QUE TU BLOG NO SE CONVIERTA EN UNA REVISTA DE MODA

¿Has ojeado alguna vez las páginas de una revista de moda? Verás que hay diez páginas de anuncios seguidas sólo por un par de páginas de contenidos. Evita que esto ocurra en tu sitio, porque si alguien quiere que le metan por los ojos publicidad o promociones sobre algo, ya le vale con ver la tele. Hay muchos contenidos disponibles en la red, miles de blogs, y es muy fácil que una persona deje de leerte si pierdes tu esencia a cambio de unos euros.

Los posts patrocinados no son el demonio. Si lo haces bien, puede ser algo beneficioso para ti y para la marca que promocionas, sin tener que sacrificar lectores (que también han de entender que tú tienes que ganarte la vida). La clave está en mantener la autenticidad y alternarlos con el contenido habitual, esa es una buena forma de resumirlo. Y como detalle final, ¡no olvides indicar a tus lectores que el post que han leído es patrocinado! Puedes indicarlo al final de la entrada para que sea menos intrusivo, ellos lo agradecerán igualmente.

Llevo un tiempo pensando en hacer una serie de entradas como ésta, dedicadas a quienes empiezan un blog o simplemente a quien quiere avanzar con el que ya tiene. Quizá terminaría uniéndolas todas en un mini curso gratuito, o las organizaría en una sección separada del resto, así que me gustaría saber si os resultaría interesante :)

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Bullet Journal en español

Menu