Cómo planificar el contenido de tu blog

Cómo planificar el contenido de tu blog

Tener un blog con un diseño bonito es importante, pero más importante todavía es el contenido del mismo. Siempre he pensado que la clave de un buen blog está en el contenido. Y la experiencia me dice que todo el mundo puede escribir buenos posts si se lo propone, porque aunque hables sobre un tema del que ya se ha hablado mil veces, si lo haces desde tu punto de vista le darás un toque especial. Evidentemente no es sólo sentarse y escribir. Hay que tener ideas. Saber sobre qué quieres escribir.

¿Y cómo se tienen esas ideas? Muchas veces he escuchado eso de “es que no actualizo el blog porque no se me ocurre qué escribir”, y siempre me ha parecido una excusa muy mala. Porque no hay que tener una mente privilegiada para tener temas sobre los que escribir, de verdad. Casi todo depende de la planificación que hagas.

Partiendo de la base de que cada ser humano es único y diferente, y de que todos vivimos las experiencias de forma distinta (y por tanto si escribimos sobre algo siempre será de una forma completamente personal), el contenido perfecto para un blog se genera casi solo. ¿Cómo? Viviendo. Haciendo cosas. Saliendo a la calle. Leyendo. Aprendiendo. Conociendo a otras personas. Comiendo. Viendo películas. Viajando. Todo eso es el caldo de cultivo perfecto para un blog. Aunque seguro que también hay quien no hace nada de esto y aún así tiene ideas estupendas sobre las que escribir. Como he dicho: cada persona es única :)

ESCOGER LA FRECUENCIA DE PUBLICACIÓN

Es muy, muy importante tener claro cuándo queremos publicar. Antes de pensar en otra cosa, pregúntate cuántas veces a la semana vas a publicar, y sé realista. No quieras empezar con un post al día. Quizá uno a la semana es completamente asumible (y está genial).

Lo he repetido millones de veces y es así: tener una consistencia a la hora de publicar nos ayuda a crear una audiencia de lectores contentos, que saben cuándo van a encontrar contenido nuevo en tu sitio. Tómatelo como algo muy serio y si escoges un día para publicar, cúmplelo.

ELEGIR LA TEMÁTICA

Se dice, se comenta, que no hay que no hay que escribir sobre temas muy distintos entre sí. Yo tengo mis discrepancias al respecto, conozco blogs que tratan sobre bastantes cosas diferentes y les va bien. Pero al principio es más fácil elegir unos temas específicos para coger el ritmo. Recuerda que más adelante puedes cambiar si ves que te limitan demasiado.

Lo más sencillo es anotar tres o cuatro cosas que te encanten, que te apasionen, sobre las que podrías hablar horas sin cansarte. Esos serán tus temas principales y marcaran el contenido de tu blog.

GENERAR IDEAS

Como ya he dicho arriba, el contenido de un blog se genera viviendo, eso es así (a no ser que te dediques a recopilar y compartir contenido de otros blogs, pero eso es otra historia). Y como las ideas pueden llegar en cualquier momento, es importante estar preparada para que no se escapen. Compra un cuaderno para apuntar todo lo que se te ocurra sobre lo que podrías escribir. En serio. No es un consejo sin más, es la herramienta más útil que vas a encontrar.

Anota todo lo que se te pase la cabeza, todo sobre lo que quieres escribir. Da igual si es una idea a medias, si no es concreto. Tú apúntalo y después ya veremos. A veces puedes tener una idea a medias que no encaja con nada, pero de repente otro día apuntas algo que le pega totalmente y entre ambas cosas tienes material para un post fantástico.

Cuando me refiero a apuntar no sólo quiero decir que hagas una lista de posibles posts para poder referirte a ella en el futuro. Todo lo que sea motivo de inspiración para un post se debe guardar. Fotos, frases, dibujitos… Por supuesto, ese cuaderno tiene que ir siempre contigo. Y si eres de hacer las cosas digitalmente, igual. Puedes utilizar una app como Evernote o crear un tablero en Pinterest para tus ideas.

PLANIFICAR Y PUBLICAR

Aquí puedes hacer dos cosas: escribir varios posts de una sola vez o ir más o menos al día. Depende de lo que se adapte mejor a tu ritmo de vida y de lo que te resulte más natural hacer. Por ejemplo, a mí no me gusta escribir los posts con mucha antelación, me da la sensación de que no quedan tan naturales como cuando los escribo cerca de la fecha de publicación. Sin embargo sí tengo en un calendario el título del post y un resumen de lo que voy a escribir en él. Así, suelo planificar el contenido de un mes entero antes de que empiece, aunque lo voy escribiendo a lo largo de todo ese mes. Lo máximo que me gusta dejar programado es una semana en adelante. Pero sé que en todo ese mes no voy a tener que preocuparme de pensar nada, porque todo está en mi calendario.

Si prefieres sentarte y escribir tres o cuatro posts de un tirón, también es perfecto. Es mejor sentarse tres o cuatro horas durante el fin de semana y tener la semana libre de preocupaciones que luego andar corriendo a última hora el día antes de publicar. No te olvides de consultar tu cuaderno para asegurarte de que tienes todo el material que te hace falta para escribir (fotos, información, esquema con ideas, etc.) antes de ponerte a ello.

Yo escribo todas las ideas, información y demás en mi bullet journal (cuaderno) y planifico el calendario de posts de cada mes con el plugin de WordPress Editorial Calendar, que es súper sencillo y del cuál os hablé aquí y aquí.

Otras cosas a tener en cuenta:

– Busca una consistencia a la hora de colocar imágenes en tu post. Intenta al menos incluir siempre una foto en la cabecera, al principio.

– Si vas a publicar contenido relacionado con las estaciones del año o las festividades, es importante tener un calendario con todo lo que debas recordar siempre a la vista, para que no se te pase nada.

– Publica siempre a la misma hora del día, preferiblemente por la mañana y temprano.

– Aprovecha que tienes una vista mensual de lo que vas a publicar cada mes y no publiques entradas de la misma categoría muy juntas.

¡Y ya está! Sé que de primeras no parece tan fácil, pero si empiezas con algo con lo que te sientas cómoda, una vez que le pilles el ritmo es muy sencillo :D

Por supuesto, el no tener bajones de inspiración para escribir sólo llega después de algo de práctica y mucha disciplina trabajando al principio. Es como todo, necesitamos tomarnos en serio lo que hacemos para que luego nos salga solo.

Me encantaría saber cómo planificáis el contenido de vuestro blog y si lo hacéis de forma completamente distinta, feliz fin de semana.

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Bullet Journal en español

Menu