Cómo hacer papel marmolado

Cómo hacer papel marmolado en casa

Como buena amante de la papelería, el papel marmolado me vuelve loca. No sé si es por la mezcla de colores, porque cada hoja es única… pero podría coleccionar hojas de este papel y colgarlas de la pared, simplemente para admirarlas. El papel marmolado es difícil de conseguir y muy caro, pero hoy te enseño como puedes hacerlo en casa tú misma :)

Lila y azul

Aunque esta técnica no tiene complicación, la práctica es esencial para conseguir un buen resultado. Hay que conocer los materiales que utilizamos y eso sólo lo podremos ver probando. Es posible que la primera tanda de papeles no te salgan como esperas, pero a cambio es súper divertido de hacer (es una manualidad que encantará a los niños, siempre que se haga en un sitio bien ventilado). Salga como salga, los papeles siempre quedan bonitos, así que igualmente puedes utilizarlos para luego hacer etiquetas, tarjetas, etc.

MATERIALES
Materiales para hacer papel marmolado

Mi recomendación para este DIY es que compres los materiales en una tienda tipo bazar, porque luego van a ir directos a la basura. A excepción del papel, claro.

Bandeja desechable de plástico o aluminio. Compra una lo suficientemente grande como para que tus hojas de papel quepan dentro con comodidad.
Guantes de latex o vinilo desechables. Usa guantes para evitar mancharte las manos, EN SERIO. Te vas a manchar muchísimo las manos, así que no prescindas de los guantes porque te vas a arrepentir.
Papel de periódico / papel para cubrir la superficie de trabajo. Como he dicho, hacer papel marmolado es una actividad que mancha un montón. Cubre toda la superficie donde vas a trabajar y donde colocarás los materiales.
Laca de uñas / pintura acrílica. Puedes utilizar cualquiera de estas opciones (en el papel de las fotografías he utilizado laca de uñas de diferentes colores). Si te decides por la laca de uñas, compra la más barata que encuentres, pasa de utilizar tus mejores esmaltes para esto.
Palitos de madera / palillos. Sirven perfectamente los palitos de madera que se usan en los pinchos morunos, los venden en bolsas de 100 unidades.
Agua tibia. La temperatura del agua es clave, ha de estar templada y no demasiado caliente.
Diferentes papeles. Utiliza cartulinas de colores, papel de acuarela…
Un rollo de papel absorbente. ¿Ya dije lo mucho que ensucia hacer esto? Jajaja.

MUY IMPORTANTE: Haz esto en un lugar bien ventilado. La laca de uñas huele muy fuerte.

PASO A PASO

Prepara tus materiales y pon el agua en la bandeja

Prepara la pintura. Si vas a usar esmalte de uñas, agita los botes, quita la tapa y déjalos cerca de la bandeja. Si lo vas a hacer con pintura acrílica, diluye la pintura con un poco de agua para hacerla más líquida, mezcla tus colores… Deja también los papeles preparados.

Calienta agua hasta que esté templada y llena la bandeja unos dos dedos. Espera unos segundos hasta que el agua haya dejado de moverse.

¡Añade el color!

A partir de este paso, hay que trabajar muy rápido. Una vez que el esmalte entre en contacto con el agua, tendremos muy poco tiempo antes de que empiece a secarse. Por eso es importante tenerlo todo preparado de antemano.

Decide los colores que quieres, limitándote a dos o tres. Empieza a añadirlos al agua en pequeñas cantidades (el color rinde mucho).

Traza sobre la superficie con un palillo de madera

Con un palito de madera, dibuja rayas mezclando los colores unos con otros para conseguir distintos efectos. NO mezcles demasiado o terminarás con un color marrón en el que no se distingue nada… La pintura se va expandiendo en el agua, así que con unos cuantos trazos es suficiente.

¡Recuerda que hay que ser rápida!

Es hora de sumergir el papel

Coge uno de los papeles y deposítalo sobre el agua, SIN SUMERGIRLO. Hazlo empezando por un extremo y dejando caer todo el papel poco a poco. Pasa los dedos por encima del papel para asegurarte de que toda la superficie del mismo está en contacto con el agua, así evitarás que haya burbujas de aire (que luego se verían a través de la pintura).

Pasados unos segundos, levanta el papel desde uno de los extremos. Hazlo en un gesto suave pero firme, sacándolo por completo del agua. Verás que la pintura ahora está en el papel :D

Con cuidado, coloca la hoja en una superficie plana o cuélgala con pinzas para que se seque. ¡Ya tienes tu primera hoja de papel marmolado!

Elimina cualquier resto de pintura y a seguir

Si ha quedado algún resto de esmalte o pintura, pasa sobre el agua un trozo de papel que no sirva, de lado a lado. Toda la pintura sobrante quedará adherida a él o a los laterales de la bandeja y el agua estará limpia de nuevo, lista para mezclar nuevos colores y repetir el proceso.

Deja que el papel se seque por completo antes de utilizarlo. Si se ha curvado por efecto del agua, puedes ponerlo entre dos libros que pesen para que vuelva a quedar plano.

ALGUNOS CONSEJOS Y TRUCOS

Papeles

– El proceso es el mismo tanto para el esmalte de uñas como para la pintura acrílica.
– Los papeles que mejor funcionan para esta técnica son las cartulinas (blanca o de colores) y el papel de acuarela.
– Cada esmalte se comporta de forma distinta, así que es mejor no mezclar muchos tipos de esmaltes de uñas diferentes.
– Esmaltes que no funcionan para el marmolado: laca de uñas de secado rápido (obvio), lacas con purpurina (la purpurina pesa y se hunde en el agua), esmaltes de efecto craquelado.
– Esmaltes que funcionan bien: esmaltes metalizados como plata y dorado, lacas de uñas con efecto holográfico (hice un papel una laca de uñas holográfica y mantiene el efecto una vez seco cuando le da el sol, ¡mola mil!), esmaltes con efecto arena (también se mantiene este efecto una vez seco).
– ¡No solo puedes marmolar papel! Si tu bandeja tiene suficiente profundidad, puedes sumergir tazas y otros objetos para conseguir el mismo efecto.
– Si utilizas laca de uñas como material, puedes limpiar las manchar con quitaesmalte.
– Si tras sacar el papel del agua tiene pintura sobrante por los extremos, deja que seque. Luego podrás quitarla fácilmente con la mano.



Os animo a que hagáis vuestro propio papel marmolado en casa. Al principio parece una técnica un poco intimidante, pero una vez que estás con las manos en la masa, es divertidísimo. Disfruté un montón mezclando colores, haciendo diseños en el agua… y luego viendo el resultado final. Creo que convertiré mis papeles en tapas para cuadernos o les añadiré alguna frase y los transformaré en láminas para el estudio :D

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Bullet Journal en español

Menu