Cómo hacer colgantes con cristales de playa (sin agujeros)

Colgantes con cristales y piedras de playa

Esta entrada suena más veraniega que primaveral, pero lo cierto es que la época del año en la que menos voy a la playa es el verano. De todas formas me apetecía mucho compartir esto y no he querido esperar más.

No soy una persona sentimental. No me gusta guardar cosas sólo porque me traigan buenos recuerdos, no almaceno papeles, ni billetes de viajes… Pero hay algo que me encanta hacer: recoger conchas, caracolas, piedras y cristales de las playas a las que voy. ¡No lo puedo evitar! En cuanto me acerco a la orilla se me van los ojos a la arena y empiezo a buscar. Tengo una buena colección de tesoros, de muchos sitios distintos :)

La última vez que estuvimos en la playa secreta, encontré un par de cristales y una piedra que me gustaron mucho. No quería tenerlos en una caja guardados, y pensé en hacer colgantes con ellos. Pero no quería hacerles agujeros, por si acaso los estropeaba (y por si el día de mañana quiero hacer con ellos otra cosa distinta). Me puse a buscar por la red y descubrí que se podían hacer cosas muy bonitas sin necesidad de taladrarlos.

Beach memoriesBeach memoriesBeach memories

Lo único que hace falta para hacer estos colgantes es hilo metálico de joyería y cuerda fina o hilo en el color que queramos. Además, aunque no sale en las fotos, les he añadido una anilla metálica para poder pasar más fácilmente la cadena donde los voy a llevar. Así el hilo se desgasta menos por el roce y no hay peligro de que se rompa.

El colgante con el engarce de metal no tiene mucho misterio: simplemente hay que enrollar el hilo metálico alrededor del cristal o la piedra, asegurándonos de que queda bien sujeto y no se puede caer. Con el hilo sin embargo tenemos muchas opciones. Empieza por anudar todas las hebras juntas en la base y luego divídelas y ve anudándolas de nuevo entre sí, unas con otras. Hay que ir formando una red alrededor del cristal. No seguí ningún tutorial en concreto, simplemente fui haciendo nudos donde me pareció que quedaban mejor :D

Al terminar, puse unas gotas de pegamento en los nudos y en la parte trasera del hilo metálico (al secarse queda transparente), y así se queda todo bien asegurado.

Beach memories

Me gusta mucho el look hippie que le da el hilo a los cristales, este verano voy a llevarlos mucho, estoy segura. Y cada vez que los mire recordaré mi playa y los buenos momentos que he pasado allí :)

¿Sabéis alguna otra forma de hacer colgantes con cristales y piedras sin agujerearlos? ¿Otras formas de hacer recuerdos con ellos?

  • Yos - Eso de las piedras esta muy bien, por la buena vibra que traen y el positivismo. Concuerdo contigo con no guardar cosas por sentimentalismo, el apego.

    Por último, lo que ahora tengo conmigo siempre es un zlote (monedita polaca) :B de los más más pequeños, ya le verás, es algo sin sentido, pero me gusta tenerle conmigo.

    Las fotos están preciosas, besos.ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Me has hecho recordar las monedas que llevo siempre en la cartera! Jajaja, la verdad es que no sé como han llegado muchas a mi, pero las guardo porque traen buena suerte. Tengo americanas, rusas, pesos, libras :DResponderCancelar

  • Maria - Me encanta cómo ha quedado el cristal verde!ResponderCancelar

  • Petite Blasa - Me parece super guay llevar en un colgante un cristalito encontrado en un lugar que es especial para ti. El verde te ha quedado increíble, tanto por el color de la piedra como por los nudos del hilo <3ResponderCancelar

  • Esther - Que fotos más bonitas… y si, me han llevado al verano a mí también… ¡apuntado todo!ResponderCancelar

  • Paula - Súper bonitos, no se me había ocurrido nunca. De hecho, tengo el Dremel a punto para intentar agujerear las mías, pero creo que primero usaré tu método!ResponderCancelar

  • Leyre - me ha encantado el tutorial! seguro que lo hago! este verano abrire bien los ojos cuando vaya a la playa!ResponderCancelar

  • Armiarma - El verde te ha quedado muy bonito. Me gusta la idea.ResponderCancelar