Bullet Journal desde cero: registro diario y símbolos

Bullet Journal desde cero: el registro diario y los símbolos

*Antes de continuar leyendo, si no has escuchado hablar de este sistema de organización, te recomiendo que veas las anteriores entradas sobre Bullet Journal desde cero aquí*

Después de leer este post, estarás lista para usar tu bullet journal como agenda-cuaderno-para-todo. Estoy muy nerviosa por saber lo que pensáis de este sistema de organización, una vez que lo estéis usando a diario :D

Primero hicimos el registro futuro, después el registro mensual y como habrás deducido, ahora toca el registro diario. Aquí es donde el bullet journal nos ayuda a planificar y sacar más partido a nuestro día. Además, hablaremos también de los símbolos, otra parte fundamental del sistema (a la que estoy segura que te acostumbrarás rápidamente).

El registro diario

Es una agenda diaria que crearemos cada día. La ventaja del bullet journal es que si un día te lo tomas libre o no tienes nada que hacer, simplemente te lo saltas y no lo escribes, así de simple. Por eso eliminamos uno de los problemas más comunes de las agendas tradicionales: tener páginas con huecos libres, partes sin escribir que luego se quedan en blanco, desperdiciadas. ¡Aquí eso no ocurre! Puedes hacer esto cada mañana cuando te levantes o la noche anterior, como tú prefieras. Será tu momento diario para reflexionar sobre el día que te espera, establecer una lista de tareas, fijar prioridades…

Primero, escribe la fecha del día (simple o elaborado, ya sabes).

Revisa el registro mensual en busca de citas y eventos para el día en curso. Si los hay, apúntalo en el registro diario, añadiendo hora, lugar, etc. si fuera preciso.

Una vez que has hecho esto, piensa en las cosas que tienes que hacer o que quieres hacer durante el día. Escribe las tareas y no olvides en dividir las tareas grandes en otras pequeñas. Para mejorar tu productividad, es muy importante que las tareas contengan una acción. Por ejemplo, no escribas “Supermercado”, escribe mejor “Ir al comprar comida para esta semana”. Sé que parece estúpido, pero el leer la propia acción de la tarea te motivará a que la hagas. Si no me crees, haz la prueba ;)

Si a lo largo de tu día quieres tomar notas sobre algo, apúntalo también en el registro diario. Algo que hayas aprendido, un dato curioso, algo que haya ocurrido… Puedes anotar desde una frase a un párrafo o más, mezclado con tus tareas, no tengas miedo.

Esta es la función básica del registro diario, pero tú puedes personalizarla como quieras. Hay quién va llevando un control de los vasos de agua que bebe al día, otros escriben tres cosas de ese día que les hayan hecho sentir bien (a modo de diario de gratitud). Si tienes migrañas, incluso puedes llevar un registro de los días en los que han sido peores, etc.

Es la belleza de tener espacio infinito a tu disposición: todo es posible.

Los símbolos


Todas las tareas que anotemos en el registro diario irán precedidas de un símbolo.
Puede que no le veas la utilidad, pero es importante que lo hagas. Así, cuando mires la página de ese día, sabrás más o menos qué volumen de cosas tienes por hacer y qué son, sin detenerte demasiado. Y si alguien coge o encuentra tu bullet journal, no tendrá ni idea de qué significa cada cosa.

Mi recomendación es que al principio utilices exclusivamente los símbolos del sistema original. Si empiezas ahora a hacer mil símbolos, te liarás y acabarás por cansarte. Habrán perdido todo el significado para el que fueron hechos. Cuando ya estés acostumbrada a usarlos y no necesites mirar la leyenda todo el tiempo, entonces añade los símbolos que necesites.

Cuando empieces será mejor que escribas una leyenda con los símbolos y sus significados al principio de tu cuaderno. Puedes hacerlo en una hoja (y añadirlo al índice) o hacerlo en un post-it y pegarlo en la contraportada (así cuando te los sepas puedes quitarlos del bullet journal).

Úsalos delante de todo lo que anotes en tu registro diario. Aquí tienes un pequeño recordatorio:

º indica un evento (cumpleaños, citas médicas, etc.).

· delante de las tareas/cosas por hacer/eventos que requieren una acción.

X convierte el punto en una cruz cuando la tarea haya sido realizada.

> tarea migrada (la volverás a escribir al día siguiente o esa misma semana, etc).

< tarea programada (si no vas a hacerla ahora, pero sí el mes que viene o en dos semanas).

/ tarea empezada (si tienes una tarea a medias para ese día. Cuando la completes se convertirá en una cruz).

* delante de otra tarea o evento, indica urgente, prioritario o importante.

– delante de una nota o apunte.

Cuando el mes en curso termine, repasarás el registro diario y buscarás todas aquellas tareas que no hayan sido completadas o que hayas migrado/programado. Si siguen teniendo validez, las llevarás al mes siguiente. Si no, hayas una raya sobre ellas para indicar que ya no sirven (y que no tienes que preocuparte por ellas).


Ahora os enseño cómo lo hago yo en mi bullet journal, aunque respeto bastante el sistema original porque me encanta verlo todo tan simple y minimalista.

El registro diario en mi bullet journal

Más o menos así es como son las páginas de mi registro diario. Las fechas las pongo con un sello fechador, lo compré hace tiempo para apuntar la fecha de mis dibujos y ahora también lo uso aquí. Mi letra no es súper bonita, así que cuando lo uso me siento un poquito mejor conmigo misma, jajaja.

Hago poquitas modificaciones, pero algo que sí me gusta hacer es registrar el tiempo que hizo ese día (aún no sé por qué lo hago) y también ir añadiendo etiquetas, entradas de cine, pegatinas… Toda decoración de mi registro diario se podría resumir en eso.

Algunas cosas extra que apunto en mi registro diario

Si tengo que indicar prioridad en una tarea o evento, uso el asterisco, pero lo hago con tinta roja para verlo mejor y que llame mi atención. No indico qué día de la semana es en los encabezados de cada día, no me preguntéis por qué, pero siempre sé en el día en el que estoy. Vosotros podéis indicar el día de la semana simplemente poniendo junto a la fecha la inicial que corresponda.


¡Esto es todo respecto al registro diario! En el próximo vídeo os enseñaré a crear colecciones, algo que os va a gustar mucho. Es justo la parte en la que se integra la agenda con un cuaderno tradicional en el bullet journal :D

Entradas relacionadas:
  • Esther - Bueno Gemma, desde el primer video uqe hiciste del Bullet Journal empecé a usarlo. No pude esperar más tiempo, me puse como loca a ver vídeos por internet y me puse a ello.
    Estoy encantada con este sistema, me ayuda a planificarme, incluso a ser más “responsable” con mis obligaciones, veo de un vistazo lo que tengo que hacer, me hace pararme a pensar lo que voy a hacer, y no dejarme llevar por la rutina… En resumen, ¡encantada con el sistema! Tanto que he enganchado a mi madre también a utilizarlo. Jajajaja
    Es verdad, que puedo mejorar algunas cosas y que voy aprendiendo con tus vídeos pero… el ansia me pudo. Jijiji
    Lo dicho, super interesante el tema y deseando que llegue el miércoles que viene.
    Un besazoResponderCancelar

    • Gemma - Me parece genial :D Yo creo que en el vídeo de Ryder queda bastante claro cómo se usa y cómo hacerlo, pero había mucha gente que me lo pedía en español y por eso lo estoy haciendo, ¡me alegro de que te sirva!

      Muchas gracias por ver los vídeos, ya nos queda poquito para terminar, ¡un beso! Y olé por enganchar a tu madre también, jijiji.ResponderCancelar

  • Ruth - Hace nada (y cuando digo nada me refiero a este domingo pasado) descubrí este sistema. Hacía algo parecido en mi agenda normal, con símbolos y todo, pero necesitaba algo más…o no tenía espacio para apuntar lo que tenía que hacer, actividades y un largo etc o una página estaba en casi blanco y me hacía hasta daño a la vista!!
    Comencé el lunes a organizar mi Bullet Journal pero descubrí en tu blog los Notebook!! es lo que necesito! Poder tener mi agenda personalizada más diferentes cuadernos donde escribir otras cosas era lo que iba buscando, así que estoy feliz de la vida y dando saltos de alegría!! :)
    Aparte de eso, me encanta tu blog y tu forma de pensar y vivir. Ahora mismo estoy en fase de “menos pero mejor”(esperáte que no me haga un armario capsula, jajajaja) de hacer las cosas bien y estar agusto conmigo misma.
    Vaya discurso he soltado!! :P
    Un besazoResponderCancelar

    • Gemma - ¡Hola Ruth!

      No me digas que incluso habías incorporado los símbolos sin saber de este sistema, me parece demasiado fuerte :D

      Me alegro mucho mucho de todo lo que me cuentas, de verdad. Muchas veces una no sabe si seguir con el blog, si dejarlo todo, si le servirá a alguien… y mira, por estas cosas, aquí estoy.

      Verás qué bien te va con lo de “menos pero mejor”, es un paso difícil, a veces cuesta mucho porque el mundo a tu alrededor sólo consume, compra, tira, etc. Pero cuando llevas un tiempo todo eso te da igual y la paz interior que sientes es total.

      Un besote.ResponderCancelar

  • Tania - Adoro esta serie de posts! El Bullet Journal es el mejor sistema que yo he encontrado para organizarme, y con tus travaller’s notebooks, ya es la pera limonera :D Para empezar el sistema compré unos cuadernos finitos, pensando que a lo mejor no me iba bien, o me cansaba de ello, pero tengo claro que en cuanto los acabe seguramente cogeré una libreta leuchtturm que me dará un poco más de sí, y es que entre el registro diario, y las colecciones, ¡los cuadernos se me acaban en muy poco tiempo! El que tengo lo empecé a finales de Enero y estoy a punto de acabarlo.

    Es genial haber encontrado gracias a ti un sistema que por fin se adapta a mí, incluso me he dado cuenta de que el bolso lo tengo mucho más ordenado, porque ahora ya lo llevo todo en el mismo lugar y los tickets, entradas, papeles que de verdad quiero conservar los pego en su sitio correspondiente y no andan pululando por ahí, y los que no, los tiro directamente.

    Muchas gracias por descubrirnos el Bullet Journal y por explicarlo tan bien!!!!ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Gracias Tania!

      Madremía, ¿cuántas páginas tienen tus cuadernos? Aunque no sé qué digo, si los Moleskine tienen 80 y veo que voy a terminar el primero el mes que viene, jajaja. ¿Sabes? Estoy pensando en hacerme mi propio recambio para el Traveler’s Notebook, es decir, me lo voy a encuadernar yo misma con el número de páginas que tienen las Leuchtturm, que para mí es el ideal para todo un año. Y luego tendré mi cuaderno como hasta ahora para ir haciendo dibujos :PResponderCancelar

      • Tania - Uooooo si al final haces tu propio recambio espero que nos lo muestres por aquí, tiene que ser una pasada!! El cuaderno que tengo ahora mismo es de 50 hojas, es decir 100 páginas, y es que no me está durando nada! Pero claro, al poder poner en él absolutamente tooodo no me extraña que se gaste tan rápido, pero esa es la gracia del sistema, que al tenerlo todo centralizado en el mismo sitio no hay que volverse loca buscando dónde está cada cosa :DResponderCancelar

  • Vivian Purl - Hola, lástima que encontré tarde tu blog, y ya empecé mi agenda 2016. Me la compré el año pasado porque es de El Principito, y tiene una hoja por día.Pero implementaré el resto de los tips: colores, símbolos, pegatinas. Gracias por las ideas!ResponderCancelar

    • Gemma - Bueno, no desesperes, verás que si implementas todo lo que puedas del bullet journal, te funcionará mejor y aprovecharás más el espacio ;)ResponderCancelar

  • Saray - Otro vídeo que me ha encantado, yo utilizo otra simbología pero porque se me ha quedado mejor, cuestión de gustos supongo :) la única pega que le veo es que, como quiero que sirva para trabajo y vida personal, no puedo poner demasiadas cosas a largo plazo, por eso para ello uso una agenda normal, a ver si se me ocurre algo para poder suplir esta carencia :)
    Y enhorabuena por tu aprobado que no te dije nada por twitter ^_^ResponderCancelar

    • Gemma - Mmmmm, deberías mirar una cosa que se llama Calendex. Es una forma de mejorar el registro futuro, pero aún no he hablado de ello porque no hemos terminado de ver lo básico, lo mismo te sirve. A mí me costó entenderlo, pero luego me pareció muy práctico. Ahora mismo no lo uso porque mi cuaderno ya está empezado (y la verdad es que no sé si llegaría a aprovecharlo), pero puede que a ti te sirva. También explica el método Alastair :D http://www.bohoberry.com/future-planning/ResponderCancelar

      • Saray - Le he echado un ojo y estoy mirando como implementarlo. Mil gracias, aunque sí vas a hablar de ello me espero, total la agenda de este año tengo que usarla jajaResponderCancelar

  • Sole Silbando - Llevo un tiempito haciéndolo y la verdad es que me está costando pasar de mi filofax (que pillé por ti jajajaja) a esto. Como en aquella me hice mis propias plantillas, era muy cómodo para mi el sistema. Pero lo cierto es que este otro sistema ocupa menos y gasto muchísimo menos papel. Así que estoy emperrada en conseguirlo. Qué capacidad tienes de convencerme de cosas XDResponderCancelar

    • Gemma - ¡Pero puedes implementarlo con la Filofax! A mí es que al final lo de tener las anillas ahí, me incomodaba mucho :( Yo inicialmente lo empecé en la Filofax y luego cambié por lo de las anillas, si no, con añadir hojas me hubiera bastado, jajaja.ResponderCancelar

  • Carolina - Una vez leí que psicológicamente ayuda mucho más marcar las tareas completadas con un tic que con una cruz porque te motiva a seguir cumpliendo más tareas. Es una tontería, pero a mí me funciona ^^.
    El resto, lo he implementado tal cual y sobre todo para mi agenda profesional me está ayudando un montón! El único inconveniente que le veía es que soy de planear muchas tareas con días de antelación y gracias al símbolo de tarea programada me acabas de dar la vida!!ResponderCancelar

  • Gemma - Pues puede ser, no te digo que no, aunque a mí lo que más me motiva es ir viendo cómo se hacen XDDDD

    Ahora en serio, los símbolos, mientras le funcionen a uno, ya ves que son totalmente personalizables, siempre que no nos volvamos locos, que conozco gente que usa más de 30 símbolos distintos y eso me parece demasiadooooo.ResponderCancelar

  • ana.m.velandia - Gracias por compartir tu bullet de una manera tan clara y didática.
    Me gusta lo de anotar el tiempo, yo he descubierto el último año lo mucho que me afecta el clima a mi estado de ánimo, así que puede ser la clave para tener más visible por qué pudo ser que ese día me cundiera poco, estuviera desganada o que me comía el mundo.
    ¡Feliz día!ResponderCancelar

    • Gemma - Siiiii, a mí también me afecta :D

      Cogí la costumbre el año pasado cuando anotaba la temperatura para hacer la Temperature Scarf, y al final lo transformé en algo más útil para mí, que era poder ver si ese día había llovido (que aquí en Alicante es un hito), etc.ResponderCancelar

  • Marisa - Hola, hoy he recibido tu “waseldori”. ¡Estoy encantada con él!

    Me temo que aún no lo voy a usar. Estoy aún con la agenda del curso 2015-16 (soy profe) y la mantendré hasta junio. Lo cierto es que en la agenda utilizo también un sistema de símbolos, más sencillo, pero bastante similar al del bullet journal. Así, me voy entrenando y, mientras tanto, pensaré cómo adaptar el bullet journal a mis clases.

    En fin, que estoy pensando en regalar waseldori varios.

    Un abrazoResponderCancelar

    • Gemma - ¡Qué bien! ^__^

      Yo estoy ahora en un proceso parecido, es el primer año en el que uso Moleskine como soporte y veo que cada cuaderno me puede durar unos 4 meses (teniendo en cuenta que utilizo cuadernos separados para cosas de la tienda online y del blog). El caso es que me gustaría volver a incorporarlo todo en un sólo cuaderno, es lo más cómodo para mí, lo que mejor se adapta a lo que necesito. Y ahora estoy pensando si hacerme mi propio cuaderno con cientos de páginas para que me dure todo el año (en tamaño Regular) o si coger una Leuchtturm y meterla en una Traveler’s Notebook tamaño A5. Estoy súper indecisa :PResponderCancelar

      • Marisa - Pues yo creo que me va a encantar tener varias libretitas… ¿Para qué? Aún no lo se, pero me gustan mucho las cosas pequeñas. Y si las forro con papeles diferentes, ¡van a quedar genial! :)
        Bueno…, ya nos decidiremos. Y nos equivocaremos, ¡o no! :)ResponderCancelar