Armario cápsula – otoño 2016 + consejos para hacer el cambio de temporada

Armario Cápsula Otoño 2016 y consejos para hacer el cambio de temporada

Bienvenidos al armario cápsula (posiblemente) más aburrido de la historia. Bueno, no aburrido para mí, pero sí más mono tono y sin estampados. No sé cómo lo he hecho, pero al ver todas las prendas juntas en la app de Stylebook me he dado cuenta de que todo sigue la misma línea. Y claro, viniendo del armario de verano donde todo son colorines y estampados de flores, pues me ha chocado mucho, jajaja. Aún así, es muy yo. Reconozco que hay una gran diferencia en mi forma de vestir desde que uso la app que os he dicho, un mes más con ella puedo decir que merece la pena.

Como siempre, este armario es uno de los que más me cuesta hacer, porque el tiempo aquí es bastante cambiante en otoño y primavera. De día te puedes morir de calor con 29º y de noche te congelas con 15º, así que hay que tener un poco de todo para estar bien preparada. No olvidemos además que hay que llegar con este armario hasta el 21 de diciembre, fecha para la cual ya hará bastante frío y humedad. He mantenido mi truco de introducir prendas de la temporada anterior y de la siguiente en el armario (un par de vestidos para días de calor y ropa de abrigo para el fresquito).

Aquí están todas las prendas de mi armario cápsula para el otoño:

Armario Cápsula Otoño 2016 y consejos para hacer el cambio de temporada

Lo nuevo, lo que quiero renovar, los extras

– Antes de que empezara la temporada de otoño, compré un par de prendas para este armario: la sudadera verde oscura y el suéter aguamarina que hay al lado de la sudadera “Meow” (se ve más oscuro pero no he editado nada, está tal cual lo tengo en la app). El suéter ha sido un poco inversión, porque aunque es fino y la espalda es de tela de camisa (¡es precioso, ya os lo enseñaré!) está hecho de alpaca, así que es calentito y me durará varios años.

– La cazadora marrón está para renovar. El año pasado cuando la guardé me di cuenta de que la parte interior se había estropeado y no merece la pena intentar arreglarla por lo que me costó. Así que este invierno la usaré por última vez y buscaré una sustituta que me enamore. Si no la encuentro durante el invierno, el año que viene volveré a buscar.

– He decidido no incluir el cinturón que uso normalmente con algunos vaqueros dentro de las prendas del armario. Es una tontería teniendo en cuenta que solo tengo uno y que lo uso para que no se me caigan los pantalones, jajaja, y no para vestir.

– El recuento de prendas por tipo ha quedado un poco alterado, pero creo que me irá mejor así. 5 prendas exteriores en vez de 4, 2 completas en vez de 5 (los vestidos), 14 prendas superiores en vez de 10, 6 prendas inferiores en vez de 7, 2 bolsos en vez de 3 y 4 pares de zapatos.

– Me gustaría, tengo pensado, añadir un bolso de piel esta temporada. En plan bolso “para toda la vida”. He visto un par de modelos que me gustan pero tengo que ahorrar para ello y decidirme :P

– Como no tengo pensado comprar nada de ropa porque no la necesito, si me veo muy apurada o paso frío, que no creo, utilizaría las prendas extra para cambiar camisetas por jerséis más gruesos.

Sobrevivir dignamente al cambio de armario

Después de casi dos años con este sistema, hay cosillas que he ido aprendiendo para poder llevar mejor el cambio de armario, aunque yo no lo hago como tal, y pasar con éxito de una temporada a otra…

1. Es importante no comprar nada para guardar. Si no cabe en el armario o en el sitio donde tienes la ropa, simplemente no lo tengas. Recuerda, “no necesitas más espacio, necesitas menos cosas”. Idealmente, todo tu armario (la ropa de todo el año) debería caber en el mismo sitio y ser visible, así te ahorras guardar y sacar cada temporada y todo está a la vista. Yo lo tengo así y es un alivio total.

2. Lava las cosas de la temporada anterior antes de guardarlas. Una mancha que puede quitarse con agua se puede convertir en permanente si la dejas meses en la prenda. Además, no uses suavizante en el lavado de antes de guardar la ropa de temporada, los ingredientes del suavizante se degradan con el paso del tiempo y la ropa puede oler raro cuando la saques al año siguiente.

3. Aprovecha y deshazte de la ropa de la última temporada que ya no está para llevar. Lo viejo y estropeado, fuera.

4. Además, haz limpieza también de ropa de la siguiente temporada. Por ejemplo, cuando el otro día me puse a hacer el armario de otoño, retiré un montón de cosas de invierno. El mejor momento para hacerlo es ahora, porque aún no te has puesto esas prendas y el apego emocional es menor (y por lo tanto, más fácil discernir entre lo que está para tirar o donar, lo que ya no te gusta…).

5. Te recomiendo encarecidamente que si haces armario cápsula, tengas a mano una lista visual de las prendas escogidas, es mucho más fácil ver las cosas que imaginarlas. Si utilizas Stylebook como yo, la mejor forma de tener las prendas del armario organizadas y que no tengas que tener que mirar entre toda la ropa archivada, es crear una “Lista de equipaje”. Añade a esa lista todas las prendas del armario para esa temporada y ya las tienes a mano y sin liarte con las cosas del resto de armarios cápsula. Y si no usas esta app, imprime una hoja o dos con las prendas, al estilo de la imagen que he publicado en el post, pero en papel. Luego cuélgala en tu armario o guárdala en tu agenda.

Feliz cambio de armario, y ya os iré contando más sobre ese bolso y cómo invertir en prendas de más calidad para el fondo de armario ;)

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Bullet Journal en español

Menu