Antes y ahora

Desde que Marta me enseñó este artículo hace unas semanas, no he podido dejar de pensar que tenía que hacer algo similar con fotos de Romeo y Vader.

Por desgracia las fotos no son de la calidad que me gustaría, porque hace nueve años las cámaras no eran lo que son ahora, sobretodo las de los móviles. Y la mayoría de fotos que tengo de cuando eran cachorros están hechas con el teléfono móvil o con las primeras digitales que existían. Pero se les ve perfectamente, con sus caritas adorables de bebés :)

romeo1

Romeo en su primer mes en casa, esa cara… ains.

romeo2

Con tres ó cuatro años y actualmente con nueve, ¿veis la sonrisa de la segunda foto?

Romeo ahora tiene nueve años y es mi compañero inseparable. Me lo dieron cuando tenía tan sólo un mes y medio (la chica que lo tenía quería deshacerse de él cuanto antes) y podría decir que hemos crecido juntos. Es el primer perro “mío”, con el que he pasado por buenos y malos momentos, crecido como persona… Mi mejor amigo.

Por cierto, esos pelos de loco son naturales, jajaja, os prometo que le cepillo todos los días pero aún así tiene pelo de hippie :P

Vader en su primera visita al veterinario, el día que llegó a casa y su sitio preferido para pasear: dentro de la chaqueta.

Vader en su primera visita al veterinario, el día que llegó a casa y su sitio preferido para pasear: dentro de la chaqueta.

Con su primera correa, aprendiendo a pasear (5 meses o así)  y actualmente con ocho años.

Con su primera correa, aprendiendo a pasear (5 meses o así) y actualmente con ocho años.

El señor Darth Vader fue el segundo en llegar a casa, pero desde el principio se hizo amigo de Romeo. La verdad es que sigue siendo como un bebé al que hay que cuidar y llevar en brazos de vez en cuando. Duerme conmigo todas las noches y tiene una personalidad bastante peculiar, jajaja. ¡Es muy divertido!

¡No puedo creer que hayan cambiado tanto! La verdad es que al tenerlos cerca todos los días no te das cuenta de cómo crecen. Seguro que las que tenéis mascota me entendéis bien.

Y como extra, os dejo también esta foto, ellos no son los únicos que han crecido (ah, en la última estoy con Romeo este verano, cuando le cortamos el pelo parece otro):

gemma1

El tiempo pasa tan rápido…

Entradas relacionadas:
  • Rocio - Hola guapa!! me encantan tus perros! jajjajaj si que es verdad que no te das cuenta lo que cambian hasta que te pones a mirar fotos!
    Un besito!!ResponderCancelar

  • Petite Blasa - ¡Qué bonitos los tres, de bebés y ahora! Tienes dos perros que son para comérselos de ricos y buenos que parecen ^_^ La verdad es que crecen rapidísimo y cada vez se les ve más cómodos y felices.ResponderCancelar

  • Straja - Pero QUE ME ESTAS CONTANDO!!! Si yo me acuerdo de cuando llegó Vader a tu casa….asi que…llevo ocho años leyendote!!! JESÚSSSS. Como pasa el tiempo.

    Me ha encantando la iniciativa la verdad, hay que dedicarles un espacio a nuestros peludos en el blog jajaja. Romeo es curioso cuando ha cambiado con la edad, lo que le ha crecido el pelo!!

    Yo tengo que hacerlo con mi pequeñaja Tania, porque encima la veo en casi todas las fotos de los pequeñajos, y me da una ternura incomparable.

    Saludos!ResponderCancelar

    • Gemma - Straja, ¡ya ves! Son un montón de años… y la de cosas que han pasado ;)

      ¡Tienes que enseñar a la tuya más a menudo!ResponderCancelar

  • Sarah Agulla Llanera - son preciosos!! nuestros peluditos son lo mejor del mundo… al ver las fotos he pensado que tenias 3!! que fuerte el cambio de romeo rapado o con melena!!!!ResponderCancelar

  • Valentina - Como te entiendo! Estos compañeros peludos son lo mejor que nos puede pasar en la vida! El mio murió con 11 años este verano, y todavía duele un montón, sueño con el y lloro por el! Quien nunca haya tenido mascota dirá que es una locura, pero sabemos perfectamente que no, porque ellos nos aman como pocos hombres saben hacer, y son verdaderos compañeros de vida! Disfrutalos un montón y haz todas las fotos del mundo!ResponderCancelar

  • Sònia - Hola Gemma, qué perretes tan majos tienes!
    Los míos, aunque son más jovencitos también han cambiado mucho! Y, por supuesto, son los mejores amigos, estan a la buenas, a la malas, a las peores y a las mejores!
    Son lo más!
    Sigue disfrutando de ellos!ResponderCancelar

  • Juliana - ¡Qué guapos Gemma! En mi casa también tenemos un miembro perruno ¡mi hermano perro lo llamo! :P es un pastor alemán que tiene ya 7 años, se llama Charly y mi madre lo quiere como a un hijo… Cuando falte no sé que vamos a hacer!!

    No sabía lo de tu perro Valentina! No sabes como te comprendo, mucho ánimo!! BesosResponderCancelar

  • Maite ParafernaliaBlog - Que genial lo de ver el antes y el despues. Me encanta!!! Yo también tengo guardadas las fotos de mis perros cuando eran cachorros y de ahora, y el cambio es brutal. Eso si, se les quiere tanto… Y tus fotos son una pasada. Que mona de pequeña ;)ResponderCancelar

  • Esther - Me encanta este post!!!!! Cada año para el cumple de Obi siempre recupero sus primeras fotos y hago algún montaje… es alucinante como cambian!!!! ¡Podríamos hacer un post cadena y hacerlo también las demás para ver los cambios!!! E incuirnos a nosotras de peques también, a mí me cuesta un suspiro ponerme a ello eh!!!!!!! Por cierto, ya eras rebonica de pequeñina madreeeeeeeeeee!!!!!ResponderCancelar

  • Noelia López - Que monos tus perritos de pequeños, y que mayores estan.Yo tengo dos gatitas y las adoro así que se lo que sientes por ellos. Ainssss cuanto se les quiere¡¡¡¡¡¡ResponderCancelar

  • Laura - Qué bonitos tus perris. Es genial comparar fotos y ver cómo van cambiando, cómo se hacen mayores igual que nosotros. Yo tengo a mi perrita Nube que es un amor, ya lleva 12 años conmigo y ahora es un viejita achuchable con un carácter de cachorro que me encanta. Disfrútalos!ResponderCancelar

  • Irina - Qué chulo es post! jejejeje, muy divertido :-)
    La sonrisa de Romeo es auténtica, y como ha cambiado con los años, jejejeje. Yo tengo que pensar en hacer algo así con mis gatas. ;-)
    Y me encantaron tus fotos de niña, estás igual!!ResponderCancelar

    • Gemma - Siiiii Irina, haz uno con tus gatas, me encantaría verlo :DResponderCancelar

  • Melma - Aiiiis! qué razón llevas! Hasta que no ves fotos antiguas y te paras a mirar atrás no ves lo mucho que han cambiado y crecido. Mi elora era una bolilla marrón cuando la trajimos de la perrera y ahora ya tiene casi 9 años…

    Me encantan Romeo y Vader jejeje Seguro que te lo pasas pipa con ellos!

    Muchos besitos!ResponderCancelar

  • Rocío - Qué monos, tanto de cachorritos como de mayores!ResponderCancelar

  • Corriendo con Tijeras - Me encanta cómo cambia la apariencia de Romeo cuando le cortas el pelo. ¡Pensé que eran dos perros completamente diferentes!ResponderCancelar

  • Bárbara - Qué cosa más gonita de post! Lo mismo os copio :)))ResponderCancelar

  • Disfrutando la treintena - ¡Que bonito post! Yo ahora mismo me estoy planteando adoptar un perrito de la perrera, pero no acabo de decirme, supongo que me da un poco de miedo dar el paso aunque ya he tenido perros antes!! Ver posts como el tuyo me animan más a dar el paso. Me encanta tu blog! Un besoResponderCancelar

    • Gemma - ¡Pues yo te animo a que lo hagas! Ojalá yo tuviera más espacio para poder tener más peludos en casa, me encantaría poder dar un hogar a todos los que están en la protectora. Seguro que el que escojas será el perro perfecto para ti y te dará todo su amor :DResponderCancelar