Aceite de coco, mi último gran descubrimiento

Aceite de coco, mi último gran descubrimiento

Si el año pasado fue para mí el del descubrimiento del minimalismo, este año estoy intentando incorporar a mi vida productos más sanos y naturales. Eso no significa que me vaya a convertir en vegana (me daría algo, pero os lo explico en otro momento), ni tampoco que de repente quiera seguir la corriente “zero waste” a rajatabla, pero sí estoy cambiando pequeñas rutinas y mejorándolas. El caso es que leyendo por ahí, descubrí todo lo que podía hacer el aceite de coco. Fui bastante reticente a comprar mi primer bote, pero ahora estoy encantada de la vida y creo que en mi casa no hay nada más versátil.

Para empezar os diré que el aceite de coco se puede utilizar tanto en cocina como en cosmética. También tiene usos en la limpieza de casa. A diferencia de otros aceites, incluido el de oliva, el aceite de coco resiste altísimas temperaturas sin perder sus propiedades, sin quemarse… lo que lo hace perfecto para freír alimentos. Está lleno de triglicéridos de cadena media, que son súper saludables, y también de ácido laúrico, que elimina las bacterias y los hongos. Casi nada. Yo no soy científica, pero os animo a que busquéis más información sobre los nutrientes de este aceite ;)

Una de las cosas que me pareció más curiosa cuando lo compré, es que el aceite de coco es sólido a temperatura ambiente (se vuelve líquido por encima de 25º), ¡y huele de maravilla! Inicialmente lo compré para hacer “oil pulling“, para mejorar mi salud buco dental y porque tenía curiosidad, pero ahora lo uso a diario para montones de cosas. Algo que quiero advertir antes de que vayáis a comprar un bote: el aceite de coco debe ser virgen y de extracción en frío, es muy importante. Si puede ser bio o eco, mejor. Lo podéis encontrar en cualquier tienda de productos ecológicos, en herbolarios, en la sección bio del súper… Yo compré este. El aceite de coco rinde muchísimo, con un poquito tendremos para mucho.

Es importante que el aceite de coco sea virgen extra y de extracción en frío

¿Para qué lo uso?

Como he dicho, lo compré para probar el oil pulling, que no es otra cosa que enjuagarse la boca con aceite, cada día, durante 15-20 minutos. Se supone que hacer estos enjuages mejora la salud de nuestra boca y dientes, aunque hay quién le atribuye a esta práctica muchos beneficios más. Yo como siempre, soy escéptica ante estas cosas. No puedo deciros que mi salud haya cambiado radicalmente, pero sí que es verdad que mis dientes están más limpios, suaves y blancos. Para mí, no compensa lo suficiente el resultado como para mantenerlo entre mis práticas diarias. ¡Ah! Y hacer estos enjuages no the exime de lavarte los dientes y de usar hilo dental.

Yo no cocino con aceite de coco, por falta de costumbre, pero sé que se puede usar en el café como sustitución saludable de la leche y la crema de leche. También lo podéis usar para sustituir el resto de aceites y la mantequilla.

En la limpieza sirve como limpiador de muebles de madera, limpiador de óxido y de grasa, ¡y también lo puedes utilizar para hidratar muebles de cuero! Yo lo uso en mis cuadernos para limpiarlos y nutrir la piel (para todo esto, aplica una pequeña cantidad con un paño suave y frota la superficie que quieras limpiar o hidratar).

Pero el uso que más me ha cautivado es el cosmético. Es simplemente maravilloso. ¿Sabes que puedes desmaquillarte y limpiarte la cara con aceite? Pues sí. Y da igual si tu piel es grasa, de hecho, mucho mejor. El aceite de coco elimina hasta el maquillaje waterproof. No irrita, no contiene químicos, deja la piel suave y previene y mejora el acné y los granitos. Para utilizarlo como limpiador sólo hay que masajear un poco sobre el rostro y después retirarlo con discos de algodón o con una toalla facial de tela. No es necesario lavar con agua, y la piel queda perfecta. Desde que lo descubrí, os juro que estoy deseando que llegue la hora de limpiarme la cara cada noche, es maravilloso.

También se puede usar para hidratar el pelo, como base para hacer jabón, como hidratante labial… Y se puede combinar con aceites esenciales. Si tienes mascota puedes dárselo como premio para que tenga el pelo brillante, y usarlo para limpiar sus oídos, para hidratarle las almohadillas de las patas, etc.

El aceite de coco tiene cientos de propiedades y usos

En fin, podría pasarme horas contándoos todo lo que se puede hacer con él. Por supuesto, no todo funcionará de la misma forma en todo el mundo, pero merece la pena probarlo. Ya os he dicho que yo lo uso para casi todo y aún no he conseguido gastar el primer bote, así que también compensa en lo económico. Si tenéis curiosidad por ver más usos y aplicaciones, aquí os dejo una extensa lista.

Lo siguiente que me gustaría empezar a hacer es mi propia pasta de dientes y el desodorante, creo que ambas cosas se pueden hacer de manera mucho más natural que las fórmulas compradas. Si conocéis alguna página fiable o receta, os agradecería mucho que la compartierais conmigo. No sabéis lo feliz que me hace poder sacarle tanto partido a algo :D

  • Carolinchi - Para las recetas de pasta de dientes y desodorante puedes ver el blog/youtube de Trahs is for tossers. Imagino que ya la conoces.
    Yo también ando de un tiempo a esta parte haciendo uso de las bondades del minimalismo, la reducción del plástico, el cambio unos hábitos por otros más eco y saludables… Pasito a pasito, pero resulta muy reconfortante saber que vamos en buena dirección. :)
    Besos!ResponderCancelar

    • Gemma - ¡No, no la conozco! Yo en estas cosas soy muy nueva, así que gracias por el aporte :D

      Es complicado poder llegar a todo, casi imposible, pero como dices, da mucha satisfacción ir dando pasitos, jijiji, sobre todo si notas como mejora tu vida diaria.ResponderCancelar

  • Pau - No lo he probado nunca, pero a mi el sabor intenso a coco me enmascara un poco el resto de sabores del día! Tendré que probarlo :)ResponderCancelar

    • Gemma - ¿Te refieres a si lo usas para cocinar? A mí el olor y el sabor me resultan algo fuertes para mi gusto, quizá porque me recuerda a la mantequilla ¿? y las cosas que tiran a dulce no me gustan mucho… para cocinar no lo he utilizado nunca, porque aquí somos pro aceite de oliva XDDDResponderCancelar

  • Tania - Muy interesante! La verdad es que yo también ando buscando cada vez más productos naturales en lugar de tanto químico, si hacen lo mismo y son más respetuosos, ¿por qué no probarlos?

    En cuanto a recetas para elaborar productos caseros, inmediatamente he recordado un canal en Youtube que me gustó mucho al respecto: https://www.youtube.com/user/ecodaisy

    Un abrazo!ResponderCancelar

    • Gemma - Exacto. Yo ya lo hacía con los alimentos, pero ahora también estoy intentando cambiar muchos productos que compraba por otros más naturales. Para mí, si son efectivos, no tengo duda, prefiero lo natural. Y no me importa tener que hacerlo yo en casa. Con el aceite de coco ha sido todo genial, una historia de amor desde el principio :D

      Gracias por compartir el canal de YouTube.ResponderCancelar

  • Malú - Esperaba este post como agua de mayo…. no sé si probarlo en mi pelo encrespado -electrificado…..eso si, solo en las puntitas. Pero como desmaquillante me parece genial. A mi los desmaquillantes me resecan mucho la piel. Lo probare y ya te contaré. Muchas graciasResponderCancelar

    • Gemma - Según he leído, va muy bien como mascarilla para el pelo y como suavizante e hidratante para el pelo, yo que tú me animaría. Sobre el cabello no te puedo decir, porque yo al llevarlo corto y cortarlo tan a menudo la verdad es que no llego a ver el pelo estropeado nunca, y no uso suavizante ni nada parecido, sólo champú XD

      En serio, para la cara como hidrantante y desmaquillante es fabuloso. Pon un poquito en los dedos, masajea sobre el rostro y luego quítalo con discos de algodón. Verás lo bien que limpia y cómo te deja la piel.ResponderCancelar

  • Leyre - Jo,pues a mi desde que me dijeron que no es bueno para el colesterol porque es muy graso intento evitar alimentos que lo lleven, o cocinar con él. Aunque eso no quita que pueda usarlo como cosmético. Ya te contaré si me animo.ResponderCancelar

    • Gemma - Por lo que sé (que no he cocinado con él, pero sí he leído sobre el tema), es bastante más sano que muchos aceites, aunque por supuesto es muy graso, como cualquier aceite, las grasas que tiene son buenas. Dentro de lo que cabe, claro, comerlo a cucharadas pues no es bueno, jajaja. Incluso hay estudios que demuestran que ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos porque son grasas de cadena media o algo así.ResponderCancelar

    • Amelia - Sobre lo que dice Leyre hace años tuvo muy mala prensa porque se usaba aceite de coco hidrogenado para todo en plan industrial y todavia se siguen usando diferentes aceites hidrogenados que son terribles para la salud. Pero el aceite de coco virgen, extraido en frio es un superalimento. Como dice Gemma hay estudios que demuestran que es bueno para el colesterol porque aunque tiene grasas saturadas, son de cadena media y no se almacenan, sino que aceleran la obtencion de energia. Sigue siendo un aceite del que no se debe abusar, jamás sustituiría el de oliva por él, pero el de oliva mejor crudo que de cualquier otra forma.ResponderCancelar

  • Amelia - Hola Gemma!

    Me has dado de lleno con el aceite de coco. Soy súper fan desde hace… 6 años ya! Lo adoro. Empecé con el uso cosmético directamente como hidratante (y para la cuchilla), y le dí al oil pulling (que quiero retomar porque las últimas visitas del dentista siempre me insitía en lo genial que tenía la boca).

    Después me pasé a la cocina y mmmm es una maravilla. Hago arroz basmati con aceite de coco y lo acompaño con champiñones, o con salmón y se ha convertido en el básico sano del menú, siempre cae, si no hay quejas ;-) Untado en el pan calentito me pirra. Y en la granola que hago de vez en cuando le da un punto buenísimo y como dices, al soportar temperaturas tan altas me quedo más tranquila que usando otros aceites.

    En la cara suelo usar jojoba pero me estás tentando para usar el de coco también.

    Ya nos contarás qué más pruebas :-)
    Un besoResponderCancelar

    • Gemma - Buah, casi que lo usas para todo :DDDD

      Yo todavía no lo uso como hidratante porque al tener la piel grasa, creo que con la limpieza por la noche me basta, ahora lo estoy usando también para lavarme los dientes, con el cepillo y nada más. Hace poco mi dentista me dijo que en realidad la pasta de dientes no sirve para limpiar, que lo que limpia es el cepillo y que la pasta es para tener la sensación de limpieza y el extra anti caries o anti sarro que te da, nada más. Así que mira, otro motivo más para dejar de usar pasta de dientes comercial.

      Tengo que probarlo para cocinar, en serio, lo de las tostadas me ha dejado alucinando. ¿Has escuchado lo de ponerlo en el café? Dicen que tiene un montón de propiedades tomado así.ResponderCancelar

  • Carolina - Pues mira qué anillo al dedo me viene el post! Me compré un bote hoy mismo para usarlo de desmaquillante. Pero… Todavía no entiendo mucho alemán y no sé si las condiciones de extracción serán las que mencionas.
    Lo que sí, lo he frotado un poco para ver si se me hacía líquido y no hay tu tía. Lo calientas al baño maría o al micro antes de usarlo? (me siento un poco estupidilla…)
    Gracias! Un besin!ResponderCancelar

    • Gemma - Simplemente coge un poquito con el dedo o una cucharilla y en cuanto lo pongas sobre la piel se derretirá :DResponderCancelar

  • Virginia - Hola!
    Hace tiempo que me interesa el tema de la cosmética natural y estas dos páginas son mis preferidas. La primera contine información sobre las propiedades y usos de los aceites vegetales y esenciales según los tipos de piel; en la segunda web encontrarás gran cantidad de recetas y videotutoriales. Yo sigo la base de las recetas pero empleando los aceites que me interesan :)
    http://www.vidanaturalia.com/belleza-natural/
    http://www.hacercremas.esResponderCancelar

    • Gemma - Ooooh gracias :D

      Ya he dicho que yo en estoy estoy muy pez, salvo lo del aceite de coco y el maquillaje en polvo que sí me lo hago yo, del resto no tengo ni idea, qué bien, cuantas cositas voy a aprender.ResponderCancelar

  • Mónica - Ves como eres una “mala influencia” para mí?????? Ya me lo he comprado. De otra marca que me han recomendado en la tienda de confianza pero sigue siendo ecológico y de extracción en frío. Ya te contaré que tal. Ahora a buscar aplicaciones para su uso!!!!! Cuando encuentres lo del desodorante casero espero que lo compartas porque estoy interesada!!!!!!!!!
    Un beso. Esta semana empiezo con El camino del artista. He leído un par de capítulos y me he decidido a probar. A ver si aguanto…. Lo peor son las páginas matutinas. No sé si encontrare el momento a primera hora….ResponderCancelar

    • Gemma - Jajajaja, bueno, la marca no es importante, yo es que estas cosas las compro siempre en la misma tienda, porque todo es bio, eco, etc. Pero vamos, que hay muchas marcas y no creo yo que haya mucha diferencia entre ellas.

      Estoy ya viendo lo del desodorante, pasta de dientes, etc. :DResponderCancelar

  • Sole Silbando - Lo había oído, pero me produce un poco de rechazo utilizarlo para depende qué cosas la verdad. Sobre todo como enjuague. Usar grasa para limpiar los dientes… No sé yo.
    Pero según lo pones, me apetece mucho utilizarlo como desmaquillante ahora. Porque jamás tengo ganas de eso, a ver si me entran XDResponderCancelar

    • Gemma - Noooo, en serio, ¡tiene mucho sentido! Yo era escéptica totalmente, pero funcionar, funciona. Y tiene una explicación, si buscas sobre el tema encontrarás bastante información. Es igual que limpiar una piel grasa con aceite, al principio puede parecer una locura, pero lo cierto es que ayuda a que tu piel deje de producir tanta grasa.

      Y como desmaquillante, te juro que es lo más, antes usaba un agua micelar de Sephora, que ya de por sí era muy neutra con la piel y arrastraba todo, pero es que ahora deseo que llegue la hora de limpiarme la cara, y yo también era una vaga para eso, jajajaja.ResponderCancelar

  • Patricia - Hola Gemma,
    Te leo en silencio pero hoy te escribo un comentario con la receta de pasta de dientes que a veces hago y me va de maravilla. La aprendí en un taller de cosmética natural y la verdad es que me quede fascinada.
    Ahí va:

    Ingredientes:
    3 cucharaditas de Aceite de coco ;)
    3 cucharaditas de Bicarbonato (100% bicarbonato)
    Aceite esencial de menta o clavo (esto va al gusto)
    Si quieres puedes añadir un poco de glicerina para que el sabor no sea tan fuerte.

    Instrucciones:
    Juntar todos los ingredientes y mezclar bien. Guardar en un tarro hermético.
    Uso:
    Poner una pequeña cantidad sobre el cepillo de dientes y cepillar suavemente. Si frotas fuerte puedes dañar el esmalte de los dientes y las encías.

    Caduca: a los dos años, pero se recomienda preparar en pequeñas cantidades ya que el uso frecuente puede dejar entrar restos no deseados.

    Y listo!!
    Ya me contarás, si lo pruebas, que tal te ha ido.

    Un abrazo de una fiel lectora tuya hasta hoy, en silencio :DResponderCancelar

    • Gemma - Patricia, me viene súper bien tu comentario :D

      Las recetas de pasta de dientes que he visto por ahí son muy parecidas a la que tú me has dado, salvo las que llevan carbón vegetal para blanquear, el resto de ingredientes son iguales (cambiando los aceites esenciales, claro). El caso es que no me he animado a hacerla por el bicarbonato. Para mí siempre ha sido un ingrediente que estropea los dientes, que se come el esmalte, etc. Como el limón. Y por eso me da tanto miedo ponerlo. No sé hasta qué punto puede afectar en este porcentaje ni si es un ingrediente indispensable para hacer la pasta de dientes, pero no me deja tranquila. Hasta he pensado en preguntarle a la dentista.ResponderCancelar

      • Patricia - Gemma es verdad que el bicarbonato no es lo más adecuado para el esmalte. Por eso no uso siempre este tipo de pasta y la voy alternando.
        La idea de que preguntes a tu dentista me parece perfecta. Ya nos contarás que te dice ;)
        Un besazoResponderCancelar

  • Maria - Yo lo uso para cocinar! Tengo que probar unas cuantas cosas de tu lista…ResponderCancelar

  • IFeelCook - Me estoy poniendo al día de Feedly y me he topado ahora con este post, aix. A todo lo que te han dicho en los comentarios, yo añado que va muy bien también como hidratante para la piel. Yo lo uso desde hace bastante tiempo para después de la ducha y va muy bien. También había leído lo de los dientes y el pelo pero aún no me he animado a usarlo para eso. Yo compro el aceite Cococare en iHerb, sale bastante bien :)ResponderCancelar