3 cosas que no anoto en mi Bullet Journal

3 cosas para las que no uso mi bullet journal

Adoro mi bullet journal. Es mi herramienta de organización tanto personal como profesional, y aunque creo que el método tal cual lo propone Ryder Carroll es maravilloso (siempre os recomiendo que empecéis con el método original antes de cambiar nada), hay ciertos aspectos en los que yo he tenido que adaptarlo a mis necesidades. También he descubierto que algunas cosas no me funciona controlarlas en el bullet journal y os voy a contar qué herramientas utilizo en su lugar para llevarlas a cabo.

Las tres son aplicaciones que tengo instaladas en mi teléfono móvil, que es un iPhone. Si utilizáis otro sistema operativo estoy segura de que debe haber alternativas en caso de que estas mismas apps no existan. Sé que os parecerá curioso el uso que le doy a algunas, viniendo de alguien que ama lo analógico. Veréis que no utilizo ninguna aplicación de calendario porque esto sí me lo cubre mi bullet journal (con el registro futuro y el mensual), ni siquiera para anotar eventos momentáneamente y luego pasarlos al cuaderno.

La decisión de utilizar estas aplicaciones en lugar del bullet journal viene de la prueba y del ensayo-error en mi cuaderno. ¿Por qué decidí sustituirlo por apps en algunos casos? Básicamente por dos factores: ahorro de tiempo y mejor control de la gestión de actividades (por ejemplo, estadísticas automáticas sobre algunas cosas que hago cada día):

– Ahorro de tiempo: no quiero tener que hacer cada día, semana o mes un recuadro para hacer un seguimiento de mis actividades. No tengo tiempo para dedicar a eso, ni ganas. Tampoco quiero tener que pasar el día rellenando cuadraditos con diferentes colores, ni tener que recordar hacerlo (porque muchas veces se nos olvida), hay procesos que quiero automatizar para poder ser más productiva.

– Mejor control de actividades: dependiendo de para qué, las apps llegan a un lugar donde mi bullet journal no llega. Pueden medir automáticamente aspectos de los que yo no soy consciente, pero que son importantísimos (por ejemplo, más allá de medir las horas de sueño, que podría anotarlo yo, hay apps que miden la calidad del mismo). Para algunas actividades necesito tener estadísticas y las apps que uso las calculan automáticamente. Por no hablar de que es mucho más automático y detallado registrar actividades en ellas.

Control y seguimiento de hábitos – Trackers

Para esto utilizo la aplicación Momentum. Voy a ser un poco dura aquí y os voy a contar lo que pienso de los trackers o cuadrículas de seguimiento… Para mí la finalidad de estos recuadros donde marcas si has hecho o no una actividad diariamente (o semanalmente, etc.) no es saber cuántas veces realicé la actividad a lo largo del mes. Eso está bien como curiosidad, pero lo que busco realmente con los trackers es HACER la actividad. Es decir, crear hábitos.

La mecánica es simple: añades los hábitos o aspectos que quieres controlar y cada día o cuando hayas programado hacerlos los vas marcando en los recuadros. Igual que en papel pero sin tener que dibujar nada. La app además nos permite crear recordatorios de las actividades (por si necesitas que te animen todos los días a hacerlas) y podemos ver estadísticas por semana y mes. También podemos escoger qué días tenemos que hacer cada tarea (por ejemplo: todos los días o solo un par de días concretos, etc.) y añadir notas. Y nos muestra las rachas que llevamos conseguidas sin romper el hábito.

3 cosas que no anoto en mi bujo

La app Momentum tiene versión gratuita y de pago. Con la versión gratuita podemos registrar hasta tres hábitos, que es justo como la tengo yo. Y no es por no comprármela, pero creo que limitándome a estos tres hábitos que puedo poner, es mucho mejor para adquirir una rutina que teniendo mil cosas que llevar a la vez. Cuando haya interiorizado estos tres hábitos sin necesidad de registrarlos o de ver recordatorios, añadiré nuevos :)

Con la versión de pago, tras actualizar la app podéis añadir tantos hábitos como queráis, versión web, exportar datos en CSV o Excel, aplicación para Mac, recordatorios múltiples para un mismo hábito, sincronización con iCloud y bloqueo con Touch ID.

Monitorización del sueño

Soy muy fan de mi pulsera Fitbit, hace tres años que la tengo y estoy contentísima con todo lo que me ha ayudado a saber sobre mi actividad diaria. Una de las funciones que más me gustan de la pulsera (actualmente tengo ésta, pero la más económica también monitoriza el sueño de igual forma) es la monitorización del sueño. Sé que muchas personas dibujan una barrita en su bullet journal, cada día, y ahí anotan las horas de sueño de esa noche. Pero para mí esto sería un engorro por lo mismo por lo que he comentado en el apartado anterior: dibujar todos los días una barra, colorearla, hacer cuentas de a qué hora me dormí y levanté… no es para mí. Además, y lo más importante, con esto solo estaría contando de una forma no muy exacta el tiempo de sueño, un valor que no es determinante de la calidad del mismo. Puedes haber dormido 10 horas pero no haber descansado, puedes haberte despertado mil veces… ¿y cómo piensas registrar y recordar todo eso cada mañana? Pues Fitbit lo hace por ti :)

Siento mucho que vayáis a ver mi (recientemente) desordenado sueño, no sé qué me pasa últimamente pero no duermo nada bien, imagino que preocupaciones. Me cuesta ir a la cama y levantarme a la hora habitual. Eso sí, no contemos los fines de semana que salgo a tomar algo, jajaja. El caso, es que quiero que veáis todo lo que mide una Fibit sobre nuestro sueño, sin que tú tengas que hacer nada más que llevarla, ella misma detecta cuándo duermes.

3 cosas que no anoto en mi bujo

También tiene otra función muy chula que es la de crear alarmas silenciosas. A la hora que hayas decidido, la pulsera te despierta vibrando. Además, le podemos asignar una meta de horas de sueño y ver toda clase de estadísticas (arriba he puesto solo unas pocas), ¡hasta nos dice en qué minutos hemos estado inquietos!

Imposible llegar hasta aquí con mi bullet journal.

Registro de tareas diarias por tiempo – horas de trabajo

Hace poco empecé a ser consciente de lo importante que es registrar en qué empleamos nuestro tiempo diario. Siempre os digo lo mismo: lo que no se registra o apunta no existe. Si no sé cuántas horas dedico a ciertas tareas o clientes, ¿cómo sé si estoy cobrando lo justo por esas tareas? ¿Podría ajustar mejor el precio de mis horas o quizá optimizar las tareas que más me llevan? Cuando pienso en todo lo que puedes descubrir sobre tu trabajo simplemente llevando un control del tiempo que dedicas a cada cosa, me pongo muy feliz (es mi lado productivo, lo siento).

Así descubrí la app Hours. Es una aplicación que nos permite crear diferentes contadores a los que podemos asignar cliente, proyecto y tareas. Por supuesto, puedes llevar un registro de tiempo de diferentes tareas para un mismo proyecto o cliente, todo clasificado por colores en una barra gráfica del día y en una vista mensual de calendario. ¡Me encanta!

3 cosas que no anoto en mi bujo

Yo no registro exactamente todas y cada una de las cosas que hago en el día a día, solo llevo un control de las tareas más importantes y que consumen más tiempo de cada proyecto. Por ejemplo, del blog llevo un seguimiento del tiempo que me lleva hacer fotos y editarlas y escribir los posts. De la tienda Etsy registro el tiempo que me lleva hacer fotos de productos, cortar cuero y preparar pedidos. Y así.

Habréis visto también que registro el tiempo que paso tejiendo, y tiene una explicación sencilla. Aunque no es trabajo, ya dije en los propósitos de este año que quería crear tiempo para hacer las cosas que me gustan. Así que tengo interés en saber cuánto tiempo paso tejiendo cada semana. Si me parece poco, sabré que tengo que dedicarle más tiempo al punto :)

Hours es una app gratuita con versión de pago (suscripción mensual). Yo uso la versión gratuita, y puedes crear todos los contadores que quieras pero no tienes acceso a la versión web, solo puedes usarlo en el móvil (me basta y me sobra). Aunque en la versión gratuita no te permite exportar las estadísticas, sí te permite verlas y consultarlas, que es lo que necesito. Podemos ver el total de horas de 1 día, 1 mes, 1 año o el período de tiempo que queramos, dividido por horas dedicadas a clientes, proyectos y tareas. Así podemos saber en qué se nos va el tiempo.

Estas son las cosas que de momento controlo fuera de mi bullet journal, y hasta ahora me ha funcionado muy bien hacerlo de esta manera. Si en el futuro decido separar más cosas o usar una app para otros aspectos, os lo contaré :)

¿Vosotros tenéis alguna aplicación imprescindible que utilizáis en conjunto con vuestro bullet journal? ¿Para qué la usáis?

Me llamo Gemma y soy una apasionada de la organización, el craft y la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo

Follow

Mi tienda en Etsy

Sponsors

Suscríbete al blog

Recibe las nuevas entradas del blog en tu email justo cuando se publiquen.

Menu