21 cosas que hacer con los posos de café

21 usos para los posos del café que no imaginabas

De verdad que no tenía pensado hablar sobre café dos veces en un mismo mes, lo prometo. Pero otro de los buenos hábitos que he incorporado recientemente en mi vida es el de volver a usar la cafetera italiana cada mañana para preparar mi café. Antes utilizaba una cafetera de cápsulas, y a pesar de abrir las cápsulas, vaciarlas y reciclarlas, etc. me seguía pareciendo una cantidad de residuos enorme y poco sostenible (por no hablar de precio, sabor…). Además, no sé por qué, pero el café de la cafetera italiana me vuelve loca, y me trae muchísimos buenos recuerdos de viajes en furgo, ya que es el mismo tipo de cafetera que usaba para hacer el café del desayuno :P

Por cierto, os recomiendo estos dos posts de La Hipótesis Gaia sobre café y cápsulas de café: 1 y 2, para que tengáis más información sobre lo que hablo.

Con el cambio a la cafetera italiana, me empecé a preguntar ¿qué podría hacer para aprovechar los posos de café molido una vez utilizados? ¿Tendrán algún uso interesante? ¡Y bingo! Resulta que la vida útil de los posos de café es bastante larga y que además sirven para muchas cosas útiles. Llevo como cosa de un mes probando y utilizando los posos de café de cada desayuno, y he preparado esta lista para las que como yo, utilizáis cada mañana una cafetera con café molido. Solo tenéis que dejar secar los posos de café después de utilizarlos y después de eso ya podéis usarlos para cualquiera de estas cosas:

1. Repelente de hormigas, caracoles, babosas y otros insectos. Si espolvoreas los posos de café alrededor de tus plantas, todos estos bichitos ni se acercarán. Dicen que también funciona para evitar que los gatos se acerquen a las plantas, pero eso no lo puedo confirmar porque no tengo gato :P

2. Limpiador para fregar ollas y sartenes. El café es un abrasivo natural que no ralla, así que limpia las sartenes sin estropearlas. En el estropajo que uses para fregar por un poco de los posos de café y unas gotitas del lavavajillas que suelas usar.

3. Abono para plantas. En general, si colocas posos de café sobre la tierra de cualquier planta, actuará como un abono, pero es especialmente beneficioso para plantas que necesitan un medio ácido, como las hortensias (hace que tengan flores más azules), el aguacate, las zanahorias…

4. Exfoliante corporal y facial. Mezcla los posos de café con aceite de oliva, de almendras o de coco y frota la mezcla por el cuerpo para que actúe como un exfoliante, sin químicos. Después enjuaga con agua y tendrás la piel súper suave. Todas las semanas lo hago en la ducha, no he tenido nunca un exfoliante tan efectivo y tan barato, y así pasas de los exfoliantes comerciales que tienen mil cosas.

5. Eliminador de olores para la nevera. Para que tu nevera esté siempre fresca y sin malos olores, coloca en su interior un platito con un par de cucharadas de posos de café.

6. Limpiador de chimeneas. Más que para la limpieza, lo que evitan los posos de café en las chimeneas es que se levante una nube de polvo de ceniza cuando la limpias. Así que también puedes espolvorear posos de café húmedos sobre cualquier suelo donde haya mucho polvo o tierra antes de barrerlo.

7. Como tinte. Pues sí, el café y los posos de café se pueden usar para teñir madera, papel y tela. Solo hay que hacer una infusión con los posos y agua caliente, dejar reposar y luego utilizar en frío sobre la superficie a teñir. En el caso de que queramos teñir ropa o tela lo que haremos será sumergir el tejido en la infusión caliente hasta que tenga el color deseado.

8. En pequeñas heridas y cortes. Pues sí, si te haces un corte en el dedo o una herida superficial, puedes aplicar posos de café sobre ella y dejará de sangrar rápidamente. Eso sí, después lava bien la herida. Por cierto, el aceite de coco también sirve en estos casos ;)

9. Compostaje. Los posos de café son perfectos para añadir en el compost, y también para el vermicompostaje, ya que les encanta a las lombrices y las vuelve más activas (¡lombrices felices!).

10. Ambientador para casa, ropa, zapatos… Coloca los posos de café dentro de una media y haz un nudo. Después puedes utilizar ese saquito como ambientador en casa, dentro de los armarios o colocarlo dentro de los zapatos para que absorba cualquier olor.

11. Aumenta la efectividad del champú y limpia el cuero cabelludo. Los posos del café limpian el pelo y el cuero cabelludo de residuos más allá de donde actúa el champú y además hacen que tu pelo quede brillante. Lávate primero con los posos de café y luego con tu champú habitual. Esto solo es para morenas y castañas, no para rubias porque puede oscurecer el cabello.

12. Anticelulítico. Si quieres un anticelulítico efectivo y libre de químicos, en la ducha, masajea sobre las zonas donde tengas celulitis los posos de café durante 10 minutos. Hazlo en dirección ascendente y no te enjuagues cuando pases de una zona a otra. Luego aclárate bien terminando con agua fría. Haz esto por lo menos dos veces a la semana.

13. Utilízalo para hacer velas. Añade los posos a la mezcla que utilices para hacer velas (puedes ponerlos en el fondo de la vela o mezclarlos con la cera) y tendrás una vela bonita y aromática.

14. Desatascador de tuberías. Echa unas cuantas cucharadas de posos a través de las tuberías y justo después un vaso de agua muy caliente. No solo desatascarás cualquier tubería, si no que al mismo tiempo los posos del café la dejarán limpia y se llevarán cualquier resto de suciedad, grasa, etc. En mi casa esto se ha hecho desde siempre, lo hacemos una vez al mes y hemos notado muchísimo la diferencia.

15.
Repelente de pulgas. Yo soy de las que vivo siempre preocupada por cuidar a Romeo y a Vader y al mismo tiempo no querer utilizar tóxicos en ellos. Si quieres un repelente para pulgas, frota los posos de café sobre la piel de tu perro justo tras el baño.

16. Quitar olores de las manos. Lo típico, después de cortar ajo o de manipular pescado, no importa cómo te laves las manos que el olor no desaparece. Frota un puñado de posos de café en tus manos, como si te las estuvieras lavando. Y luego aclara con agua templada.

17. Reparador de muebles de madera. Haz una infusión con los posos de café y agua, y luego ve aplicando poco a poco el líquido resultante sobre arañazos y marcas en cualquier mueble de madera. Sirve para un montón de colores de madera diferentes.

18. Limpiador de encimeras. La próxima vez que tengas la cocina hecha un desastres después de cocinar, prueba a limpiarla con los posos de café y la bayeta o trapo que uses normalmente. No ralla y limpia toda la grasa dejando la encimera brillante.

19. Relleno para alfileteros. Mete los posos de café secos dentro de una media, haciendo que queden bien apretados. Después forra con tela o mételo dentro de tu alfiletero en lugar del relleno normal y tendrás una base perfecta para clavar tus alfileres y agujas, y además hace que estén siempre bien afilados.

20. Para ablandar y adobar carne. El día antes de cocinar la carne, ponla en un tupper y cúbrela con posos de café tanto por arriba como por abajo. Deja que repose en la nevera y antes de cocinarla, elimina cualquier resto de café molido. La carne se quedará blandita cuando la cocines, conservando sus jugos y súper jugosa.

21. Mascarilla antioxidante. Si antes hemos frotado los posos sobre la piel para hacer un exfoliante, dejándolos actuar sobre el rostro sin frotar obtendremos una mascarilla antioxidante. ¿Sabías que el café es casi 500 veces más antioxidante que la vitamina C?


Como veis, una vez que hemos hecho café podemos seguir aprovechando los posos para muchísimas cosas. Esta es solo una pequeña lista de todas las formas en las que podemos reutilizar un residuo al que generalmente no damos importancia, a pesar de que tiene un montón de propiedades. Para mí se ha convertido en un ritual diario: hacer el café, dejar secar los posos, guardarlos y después utilizarlos para cualquiera de estas cosas :)

¿Conocíais todo lo que se puede hacer con los posos de café? Probad y contadme, os prometo que os vais a hacer adictos a reutilizarlos en cuanto veáis lo bien que funcionan.

Entradas relacionadas:
  • Ruth - Que usos tan curiosos! Aunque no sea nada cafetera, mi chico lo es por los dos, así que para los usos de belleza y fregar ollas me va a venir perfecto :)ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Pues ya verás! Yo soy mucho de no creerme nada de lo que leo si no lo pruebo y estoy encantada. Y los dos aguacates que tengo nunca habían estado tan bonitos y creciendo tanto. Si lo usas como exfoliante, la piel queda suaviiiiiisima :DResponderCancelar

  • Carolina - Me flipa que también se use para limpiar! Entre esto, el bicarbonato y el vinagre, creo que nunca jamás voy a volver a comprar un producto desengrasante para la limpieza.ResponderCancelar

    • Gemma - Guapa, ¿tú usas vinagre como limpiador? Yo estoy pasándome a limpiar con él y tengo un problema con los espejos… haga lo que haga no consigo que se queden bien, ¿con qué y cómo los limpias?ResponderCancelar

  • Sole Silbando - ¿Alguna vez te he dicho que en mi familia tenemos un tostador de café? Para nosotros del café sí que se aprovecha todo, más que del cerdo XDResponderCancelar

    • Gemma - ¡Qué me cuentas! Me tienes poco informada de cosas tan importantes, ¿eh? Jajajaja, cómo molaaaaResponderCancelar

  • ana.m.velandia - Madre mía qué de consejos útiles y que me vienen genial! Muchas gracias por compartirlos!! :)ResponderCancelar

    • Gemma - Y lo fuerte es que funcionan, a mí te prometo que estar entrando en esta espiral de “todo en casa” y “todo se aprovecha y tiene mil usos REALES” me sigue dejando con la boca abiertaResponderCancelar

  • Raquellogs - Pues este post me encanta, porque hacemos café a diario y sustituir algunos químicos que uso por posos de café me va a venir genial. ¡Gracias!ResponderCancelar

    • Gemma - Como exfoliante y como limpiador me está viniendo genial, además de para las plantas que tengo en casa. Cuando lo uso en la ducha, salgo con la piel más suave que he tenido nunca, ya me contarás :DResponderCancelar

  • Grisel - Los posos es la borra verdad? Si sabía que podía ser usado para repelente en el jardín.pero no lo demás.gracias por el dato.ResponderCancelar

  • Grisel - En mi casa solemos hacer kombucha( esto es te fermentado). Hace unos años teníamos un espectacular Ovejero alemán( es mi raza preferida) y Camba ( se llamaba así) solía tener a veces problemas de estómago, parece que era por comerse algún huesito chico.entonces le poníamos kombucha en la boca y luego ya estaba bien de vuelta.las veces que se sentía mal acudía a mi madre.ResponderCancelar

  • Tania - Interesantísimo este post!!! Creo que ya te lo he dicho más veces, pero es que aprendo un montón de cosas contigo y eso me encanta :D Cuando he visto que eran 21 usos no me lo podía creer, conocía algunos, pero sin duda no tantos! Y estoy segura de que me van a venir fenomenal estos consejos, muchas gracias!!ResponderCancelar

    • Gemma - Jajajaja, es muy fuerte. Una cosa que de normal tiras sin pensarlo… y mira todo el juego que se le puede sacar. ¡Un besote!ResponderCancelar

  • Lilith - ♥♥♥ Cafetera Italiana ♥♥♥ Hace muchos años que sólo utilizamos éste tipo de cafetera y no la cambio por nada de éste mundo. Para mí, aunque pueda sonar raro, tiene un toque irrepetible!
    Conocía algún que otro uso de los posos (como desatascador, y abono para plantas) pero ahora mismo me voy a apuntar ésta lista porque ya me estoy arrepintiendo de todo lo desperdiciado hasta ahora:P
    Eres una fuente de sabiduría Gemma. Como siempre, gracias!!ResponderCancelar

    • Gemma - Lo tiene, lo tiene. Ya te digo que a mí me trae recuerdos súper especiales de mis viajes en furgo, es ese saborcillo de los desayunos en pleno bosque o frente al mar, no sé explicarlo con palabras, pero la cafetera italiana es completamente distinta, otro nivel cafetero :DResponderCancelar

  • Isa - Antes de que termine el día y se me olvide, muchas gracias por las menciones. Me hace mucha ilusión que me tengas en cuenta y que te hayan parecido interesantes los post.

    Yo los posos del café los uso, sobre todo, como exfoliante de cuerpo, e cara no lo he usado nunca, pero no tardaré en probarlo :)

    Ten buena semana!ResponderCancelar

    • Gemma - Si es que para mí eres un referente. Eres de las pocas que puede hablar de medio ambiente y cosas así y captar mi atención completa ;)ResponderCancelar

  • son veintisite - cuántas utilidades, gracias!ResponderCancelar

    • Gemma - Espero que les saques mucho partido, gracias a ti por tu comentarioResponderCancelar

  • Pina - Como la cafetera italiana no hay ninguna. En mi casa era la que utilizaba mi madre, y es la que utilizo yo. Me regalaron una de capsulas, pero la verdad es que no me convenció nada.Donde este mi cafeterita italiana que se quiten todas las demás. Es más, cuando voy a pasar una temporada fuera de casa, me llevo mi pequeña cafetera en la maleta, ya en casi todas partes lo que hay son cafeteras de capsulas. Ah!, y gracias por el uso de los posos, alguno no lo conocía.ResponderCancelar

    • Gemma - Hasta que volví a la italiana he usado la de cápsulas, que no niego que es una comodidad, pero para hacerme un café por la mañana, pues como que no compensa. Eso sí, hay otras cosas que sí que las seguiré usando de momento en la de cápsulas, porque ni sé hacerlas yo ni me merece la pena tener todo lo que hace falta para esas bebidas cuando me las hago de uvas a peras, jajaja.

      ¡La mía también se puede llevar por ahí! Es solo para dos tazas, y además venía con un adaptador para hacerte solo una, me encaaaaaanta :DResponderCancelar

  • Blogueras - No sabía todos esos usos. Me dejas de piedra. Será cuestión de ir probando a ver que tal funcionaResponderCancelar

  • Innecipse - Hola! :) Madre mía que de cosas! Yo solamente lo usaba para exfoliar y como anticelulitico, y la verdad estoy muy contenta con el resultado.Pero ahora ya tengo para darle más usos! Espero ir poniendo alguno en practica. Un saludo ^^ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Hola! Sí, como exfoliante va genial, deja la piel tan suave… Ahora lo que necesito es beber más café para poder llegar a tener toda la cantidad de posos que necesito, jajajaResponderCancelar

  • Olga - Qué de usos!!! pero se me plantean un par de dudas:

    ¿ Por qué es necesario secarlos? ¿ Cómo los secas?

    empezaré usándolo como ambientador de nevera y el fin de semana haciéndome un buen exfoliante.

    GraciasResponderCancelar

    • Gemma - Pues sin ser una experta, deduzco de mi propio juicio que secarlos es importante dependiendo del uso que les vayas a dar. Por ejemplo, si es para fregar no es igual que si los quieres usar para rellenar algo con ellos, o para utilizar como desodorante o ambientador (porque estarían los posos húmedos y no creo que absorban igual). Y para secarlos simplemente los saco de la cafetera y los extiendo en un platito, normalmente al día siguiente están bien secos.ResponderCancelar

  • Silvia - Madre mía, pero cuántos usos tiene!! A mí también me gusta mucho la cafetera italiana, así que me apunto alguno de esos consejos que me puede ser muy útil. Gracias!ResponderCancelar