10 cosas que no deberías decir a una tejedora

10 cosas que no deberías decirle a una tejedora

Si tejes o haces ganchillo, o cualquier otro tipo de trabajo artesanal, seguro que te habrás enfrentado a alguna de estas frases. Son esas cosas que suelen decirnos aquellos que no tienen ni idea de lo que hacemos, a veces con buena intención, otras no tanto… Pero siempre nos hacen sentir lo mismo: ganas de matar, jajaja.

1. ¿Eres tejedora? ¡Podrías hacerme un gorro/bufanda/jersey!

Sí, soy tejedora. NO, NO PIENSO TEJERTE NADA. Nunca. Decir esto a una tejedora es casi como herir su orgullo. No tejemos para desconocidos o gente que acabamos de conocer, porque sabemos bien que nuestro trabajo se valora muy poco. Y no, tú no lo vas a valorar. Da igual que te ofrezcas a pagarlo, a comprar la lana… A no ser que seas alguien muy especial para mí, no voy a tejerte nada. No entenderías el tiempo y el esfuerzo que significa, no sabrías apreciarlo. Lo mismo suena duro, pero es tal cual.

Sólo tejo cosas para unos pocos familiares y amigos, y todos ellos han pasado por un estricto control de calidad (del que no tienen ni idea, por supuesto), para saber si son aptos de mis regalos tejidos. Cuando tejo para alguien invierto tiempo en escoger el mejor material, el color adecuado, el patrón perfecto. Luego tejo el proyecto, cosa que me lleva horas de trabajo. Ya ni hablamos de lavarlo, preparar un paquete, etc. ¡Eso sólo lo merecen las mejores personas de mi lista!

Y por favor, no te molestes en usar el “pero si tú lo haces muy rápido porque sabes”. Nop.

2. ¿Pero eso no es de abuelas?

Posiblemente es la frase más manida de la historia. Escuchada por tejedoras alrededor de todo el mundo, durante años y años y años. Yo ya no me molesto ni en responder. Tejer ha sido una actividad que siempre ha existido, aunque en los últimos años hayamos vivido un boom con el craft y el DIY. Como digo siempre, las tejedoras ya estábamos aquí antes de todo eso. El problema es que uno no tiene ni idea de lo que hay tras una actividad que no conoce.

Entiendo que haya quien únicamente es capaz de relacionarlo con algo que hacían sus abuelas, pero nada más lejos de la realidad. Sólo hay que echar un vistazo a los patrones de punto que podemos encontrar en Ravelry, ¿cosa de abuelas? ¿Y qué me decís del yarn bombing?

3.¿Tienes que estar haciendo eso ahora?

Esto me lo dijeron en una ocasión, mientras estaba tejiendo durante una reunión familiar. Sí, tengo que estar haciendo esto (tejer) ahora. Porque me da la gana. Y porque tejer es completamente compatible con mantener una conversación, ver una película u otras actividades.

Cuando llevas un tiempo tejiendo eres capaz de hacerlo casi sin pensar, por lo que no interfiere con estar presente en una conversación. Yo no me quejo cuando estoy con alguien que no deja de mirar su móvil constantemente, o cuando comparto un café con un amigo al que le gusta dibujar. No tejo para pasar de lo que dices, es algo que puedo hacer mientras hablamos, un extra.

La vida es muy corta como para tener tiempo de tejer todos los proyectos que tengo pendientes, así que es primordial aprovechar todos los ratitos disponibles para avanzar un par de vueltas, no te molestes. Sigo ahí, conscientemente.

4. Yo no podría aprender a tejer

Si nunca te pones a ello, claro que no podrás aprender. Esta frase puede ir camuflada de mil formas: no tengo tiempo para aprender/tejer, no tengo paciencia, soy nula para las manualidades… Pero siento decirte que todo eso son excusas. Sólo me valdría que no tuvieras manos (y seguro que existen tejedoras sin ellas, segurísimo). Las tejedoras no tenemos más tiempo que el resto de mortales, ni somos seres con una capacidad excepcional por encima de los demás. ¡Hasta los niños pueden aprender rápidamente a tejer!

Antes, cuando me decían esto ponía cara de circunstancias, y decía: claro, te entiendo. Ahora digo: mejor di que no tienes ganas o interés suficiente en aprender a tejer :D

5. ¿Por qué tejes si es más barato comprarlo ya hecho en una tienda?

¡¡Sacrilegio número uno!! JAMÁS DIGAS ESTO A UNA TEJEDORA. Entrarás en su lista negra de personas más odiadas.

No tejo porque sea más fácil, ni más barato (tejer es carísimo, ya te lo digo), ni más rápido que ir a comprar algo. Lo hago porque puedo escoger los materiales a mi gusto y de donde a mí me parezca más adecuado, porque es satisfactorio hacer algo con mis manos, porque cuando tejes estás creando una prenda completamente exclusiva y personalizada. Lo hago por el proceso, por el tacto de la lana, por el reto que supone hacer un proyecto nuevo.

¿Por qué cocinar cuando puedes comprarlo congelado? ¿Por qué escribir si puedes teclearlo? ¿Por qué cuidar de un jardín si puedes ver los árboles que hay en la calle? Pues eso.

6. Debes tener mucha paciencia

Qué va. Nunca he tenido paciencia en la vida, tejer es lo que me hace tenerla. Las mejores tejedoras del mundo no son personas súper pacientes y tranquilas. Tejer es como una especie de meditación, que te obliga a concentrarte, y de ahí viene la paciencia, pero no al revés. Te ayuda a poner orden en la mente y ser consciente de las cosas que te rodean. Y también te ayuda a no asesinar a los idiotas con los que te cruzas.

Tendrías que verme en mi casa cuando algún proyecto no me sale como debería y entonces decirme lo de que tengo muchísima paciencia, jajaja. Que se lo cuenten a todos esos proyectos deshechos y a los ovillos que han estado a punto de acabar en la basura.

7. ¡Deberías vender lo que haces, ganarías mucho dinero!

Partimos de la base de que casi ninguna tejedora quiere hacer un trabajo de su mayor afición, ¿vale? Pero consideremos que yo quisiera vender lo que tejo. ¿Sabes cuánto cuesta la lana con la que estoy tejiendo? ¿Sabes cuántas horas me llevará completar este proyecto? Si sumo el coste de los materiales, más el de las horas de trabajo, y encima quiero llevarme un beneficio… no sé cómo decírtelo, pero no me salen las cuentas. Si además tenemos en cuenta que sólo tengo dos manos y que no puedo tejer varias cosas al mismo tiempo, esto limita mucho mis posibilidades de producir en masa. Así que no, no ganaría mucho dinero, una pena.

Ojo, que no digo que no debamos vender lo que tejemos, lo que quiero decir es que no es tan fácil y en la mayoría de las ocasiones ni siquiera sale a cuenta.

8. ¿Y por qué no lo haces de esta otra forma que seguro sería mucho mejor?

Nada me molesta más que alguien opinando sin saber. Y más aún cuando no se le ha pedido una opinión. Curiosamente, la mayoría de veces en las que me han dicho algo así, provenía de alguna abuelita que tejía en sus tiempos mozos. Aprecio su consejo, de verdad que sí, pero me trae sin cuidado y preferiría que se lo guardara para usted.

Formas de tejer y técnicas hay cientos. Cada una tiene la suya, es hora de asumirlo. Puede que no sea la mejor ni la más eficiente, pero si la has elegido es por algo. Y no necesitas que nadie venga a decirte lo contrario. Por ejemplo, hay quién prefiere tejer calcetines de dos en dos, a la vez, pero a mí me encanta tejer cada uno individualmente. Disfruto con el proceso, me recreo. Y no por ello soy menos. Además, en el caso de las abuelitas tejedoras (a las que respeto), las técnicas de hoy en día no son las mismas que las que ellas usaban en sus tiempos.

9. ¿Y de verdad te pagan por hacer eso?

Sí, todavía hay gente que valora lo hecho a mano y está dispuesta a pagar por mi trabajo. Gente que respeta la artesanía, que es capaz de ver el valor de un producto tan exclusivo y lo prefiere antes que uno hecho en serie. Además, las tejedoras podemos ganarnos la vida diseñando patrones, dando clase, traduciendo libros de punto, trabajando y colaborando para empresas de lana… Increíble, ¿verdad? El mundo puede ser tan complejo de entender :P

10. Creo que he perdido aquello que me tejiste…

Bueno, pues básicamente estás muerto para mí. Venga vale, casi muerto para mí.

O sea… Me molesto en tejer algo con lo que vayas abrigado, dedico mi tiempo, conocimiento y esfuerzos a hacer algo que te guste… Y tú lo pierdes o te lo olvidas por ahí. Es una de las peores ofensas que podrías hacer a una tejedora. Casi tan grave como no ponerte esa prenda que estuviste pidiendo que te tejieran durante tanto tiempo. En serio, esto puede ser motivo de enfado, pero de esos enfados que no consigues olvidar en años.

Si alguien teje algo para ti, asegúrate de dos cosas:

– No lo pierdas, porque te va la vida en ello. Demuestra que te importa el trabajo de la otra persona.

– Póntelo. No tengas miedo de que se estropee por el uso (la tejedora en tu vida estará dispuesta a tejer uno nuevo gustosamente, siempre que sea por esta causa), no lo regales o lo dones para los que no tienen recursos, no prefieras una prenda similar pero de una tienda. Es feo y una ofensa para quien lo tejió.


¿Te has sentido identificada en más de una frase? Seguro que te han dicho muchísimas otras cosas parecidas, o peores. Si consideras que hay algo más que pueda añadir a esta lista de ofensas tejeriles, cuéntamelo en los comentarios :)

Entradas relacionadas:
  • Maria Navas - Las tejedoras sois unas artistas y os admiro!! Yo aprendía un poquito durante mi baja maternal , sí se puede aprender luego ya ponerse y hacer…

    Soy MUY afortunada porque mi suegra teje desde pequeña , como antes se aprendía, hace hasta encaje de bolillos, Muy fuerte! y le hace a mi niña vestidos de punto, gorros, bufandas, chaquetas , todo IDEAL , cosas que no tienen precio y que guardaré entre algodones para que mi hija lo use con los suyos. ;-))!!!ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Pues sí que es una suerte! Además, no sé si es porque son de mejor calidad o porque las guardamos con más cuidado y cariño, pero las cosas tejidas duran años (a mí me encantaría poder tener algo que usaran mis futuros hijos…).

      Ojalá yo hubiera tenido a mi abuela para que me enseñara, cuando yo aprendí ella hacía años que lo había dejado porque es mayor y no ve muy bien, pero no veas cómo disfruta haciéndome rabiar los sábados cuando voy a verla y me llevo lo que estoy tejiendo, jajaja.ResponderCancelar

  • Malú - Jajajaja. Me parto. Super indentificada contigo. Mi hijo me dice que ya se puede decir que soy una abuela (el tiene 18….dejémoslo ) tambien me han dicho eso de que con lo que cuesta la lana me compro 3 jerseys, pero lo que me carcome es recordarme a mi misma diciendole a mi madre: joooo…todas mis amigas llevan jerseys de Zara…y yo con estos tejidos….
    Ays….cómo me gustaría tener ahora la cuarta parte de todo lo que me hizo…todo precioso,de verdad. Que necia era….menos mal que el tiempo nos pone en nuestro sitio.
    Veré algún día a mi hijo con unas agujas en la mano????
    La semilla ahi está. ….ResponderCancelar

    • Gemma - Calla, calla, que el otro día en una práctica del coche uno de los compañeros me preguntó que qué hacía yo cuando era joven… ¿¿ES QUE YA NO SOY JOVEN?? Que acabo de cumplir 30, por favor. Me dejó muerta XD

      Dile a tu hijo que los hombres tejedores ligan mucho, soy la rara avis del punto ;)ResponderCancelar

  • Maytane - Alguna frase me suena y mucho.Ahora estoy aprendiendo a hacer amigurumis y la cosa es” a tu edad con munecos”?
    A mis 50 años my misio esta en mi ganchillo y amineko en nada le acompañara
    Luego…lo tengo claro ..”me haces uno?”…ResponderCancelar

    • Gemma - Noooo, ¿en serio te dicen lo de los muñecos? Pues deberías decirle que esos “muñecos” son para adultos y que ni se les ocurra dárselos a sus hijos, jajaja.ResponderCancelar

  • Melma - Me encanta! Lo que me he reído! XDD
    Son todas geniales y he vivido todas! La primera y la última son de las que deberían enseñar en el colegio jajaja

    Yo añadiría también la de “Fulanita también teje y ella te lo puede hacer gratis”. Fulanita huye! Corre! Porque vaya amigas tienes!
    O la de ” Si eso tú te lo tejes en nada”. Sí, claro. Tengo un botón de turbo en las agujas… ^^U

    Las ocurrencias de la gente a veces rozan lo absurdo jajaja Menos mal que tejer relaja!! Hay que tomárselo con sentido del humor porque sino…

    Mil besotes!ResponderCancelar

    • Gemma - Jajajaja, a mí eso sobre todo me pasa con familiares. En plan, conocen a alguien que va a tener un bebé y ya empiezan: “me podrías tejer algo para el bebé de nosequién, si tu lo haces en nada… qué te cuesta”. Que no es mi bebé, leche, ni siquiera conozco a la madre XDResponderCancelar

  • Ruth - jajajaja!!! Te has desahogado pero bien! XD
    No soy tejedora pero aspiro a ello (soy nieta e hija de tejedoras y ya he mirado algunos patrones y lanas pero no me decido todavía) y eso de poder hacer tu propia ropa e ir un poco diferente a lo que se lleva…tiene que ser una gozada.
    Me he sentido identificada en el punto 1 y 2 pero en lo mío: soy músico y cuando alguien me ve con el instrumento en cualquier sitio me dicen que les toque algo, ni que fuera un mono de feria!!! pero ya he aprendido a decir “no” y lo mismo que soy un poco abuela por tocar un instrumento clásico ¡como si no me gustara otros tipos de música! En fin…hay gente para todo, no? ;)
    Un abrazo!!ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Es que siempre nos están diciendo las mismas cosas! Llevo 12 años tejiendo y aún me sale gente con lo mismo… no evolucionan, jajaja. Más o menos creo que se puede aplicar a cualquier profesion/afición relacionada con hacer cosas con las manos, coincido en lo de que a veces parecemos monos de feria y no mola nada.ResponderCancelar

  • Tania - Hay que ver lo identificada que me siento, pero a la vez me he reído un montón!! Hay que tomarse estas cosas con humor, porque si no, nos llevaríamos un montón de malos ratos para nada. Yo este año, por Reyes, le regalé a mi hermana unos calcetines tejidos, y al principio como que no le hizo mucha gracia mi regalo; un día se los llevó a su trabajo para enseñárselo a las ancianitas con las que trabaja, y todo fueron halagos a los calcetines, y desde entonces se los empezó a poner. Cuando descubrió que no tenía otros igual de calentitos y de cómodos ha empezado realmente a apreciar lo que hago, y ahora toda mi familia quiere que les haga unos. Menos mal que les quiero un montón y se los haré con todo el cariño del mundo, a ellos no les podría poner en una lista negra a pesar de todo XDResponderCancelar

    • Gemma - Qué remedio nos queda ;)

      POR CIERTO, los calcetines tejidos a mano son lo mejor de lo mejor, yo los uso muchísimo, y eso que aquí en Alicante tenemos inviernos medianamente soportables, pero es que son tan cómodos y abrigados…ResponderCancelar

  • Alhana - Conozco una tejedora manca, vendedora de la ONCE, que teje en su puesto de trabajo tan pancha con la mano izquierda. Quien diga “yo no podría” no tiene excusa. :)

    Antes regalaba chales tejidos con todo mi amor (y lana carísima) a mis amigas pero ninguna de ellas se los pone porque les da miedo que se estropee al usarlos o al lavarlos. ¿Te lo puedes creer? ¡Desmotivación total!ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Si ya sabía yo que alguien con una mano podía tejer! No lo he visto nunca, pero vamos, si hay quien pinta con los pies… esto también me parecía muy posible :D

      Me acabas de recordar el “drama” de los chales que hay en mi casa. Hubo una temporada en que regalé chales a gente de mi familia, de esos en los que te encuentras con 500 puntos en las agujas (tú me entiendes), y no los han usado nunca, así que ahora cuando me dicen que no les tejo nada, se lo recuerdo.ResponderCancelar

  • Montserrat Corbella Jurado - Genial! Llevo desde los 7 años tejiendo y creo que he oido las 10 frases en todos estos años!! Voy a compartirlo en mi pagina de facebook!
    Ahora mismo soy propietaria de una merceria, por lo que he convertido mi afición en parte de mi negocio y si, a veces es dificil compaginar lo que tu quieres hacerte con lo que “debes” hacer para las clientas…
    Bravo!ResponderCancelar

    • Gemma - Guauuuu desde los siete años?? Eso es muchísimo tiempo :DResponderCancelar

  • Mònica - Felicidades por tu entrada! No lo podrías haber expresado mejor, yo me siento identificada con todas y cada una de ellas. Reconozco que yo ya hago pantalla a muchos de esos comentarios. ¡Tenemos que tomarnoslo con mucho humor!!! Un abrazo.ResponderCancelar

    • Gemma - Cuando me dicen alguna de estas cosas pongo cara de póker o me da la risa (y en conclusión termino pareciendo más loca de lo que ya estoy, jajaja), pero es que si no, asesino a alguien XDResponderCancelar

  • Sandra - jajaajjajajajaj TODAS pero sin duda la más repetida es ay pues ya me harás algo no? pero es verdad que en algún momento me han dicho alguna de todas las frases que has dicho :)ResponderCancelar

    • Gemma - Lo que más me mola es cuando te piden si les puedes hacer por ejemplo un gorro, con todo el interés del mundo, y cuando tú les dices “vale, ¿cómo lo quieres?”, te sueltan “ah, no lo sé”. JAJAJAJAJA.ResponderCancelar

  • Sonia - Me encanta!ResponderCancelar

  • Silvia - Vale, si algún dia tengo una amiga tejedora nunca le pediré una bufanda, porque siempre las pierdo jaja ¡me da una rabia! Lo bueno es que siempre vuelvo al poco rato al sitio en el que me las dejo ya no están.ResponderCancelar

    • Gemma - Hace unos años le tejí una bufanda y unos guantes a juego a mi mejor amigo. Una noche salimos a tomar algo y al volver al coche se dio cuenta de que la bufanda no estaba, vamos, que se la había dejado en el bar. Volvió al día siguiente a por ella, pero alguien se la había llevado :(

      Ni qué decirte que me sentó fatal que la perdiera, pero como es mi mejor amigo… no lo puse en la lista negra, jajaja. Tiene muchas otras cosas que le he tejido y también amigurumis y ha demostrado que los cuida bien (salvo esa excepción).

      Tú nunca te quites la bufanda y así no la pierdes, jajaja.ResponderCancelar

  • Sole Silbando - Lo que me he reído jajajajaja… Ha sido empezar y zas, la primera me ha doblado de la risa.
    Imagina si eres tejedora y en su día estudiaste informática (que ya lo tengo en la punta del pie). Toca escuchar esas más peticiones de arreglo de ordenadores, microondas, … En fin, todos tenemos pequeñas cruces XDResponderCancelar

    • Gemma - Jajajajaja, eso es lo pero que te puede pasar. Te imagino yendo a casa de alguien y arreglándole el ordenador y luego tejiéndole algo, jajajaja.ResponderCancelar

  • Judith - Hola!!
    Me ha dado mucha gracia el post y es que tienes mucha razón, yo suelo tejer y cuando lo hago me saltan ese tipo de situaciones, pero ya pase de ello, no doy importancia. Justamente por estos lares, soy de Uruguay, esta llegando el invierno, por lo tanto es cuando me dan mas ganas de tejer, justamente he estado viendo revistas para ver que podría hacer, por el momento algo sencillo para ponerme de nuevo en practica ya que desde el invierno pasado que no toco nada. Así que mucho animo a todas y a tejer!! Yo lo hago mirando novelas jajajaja!!!
    Besos.ResponderCancelar

    • Gemma - Es que tejer es perfecto mientras ves series o programas :DDDResponderCancelar

  • Maite Parafernalia - Que buenísima lista Gemma. No te has dejado ninguna, aunque a mi las que mas rabia me dan es la de téjeme algo, y la de para que lo haces. Tu frase “Lo hago porque puedo escoger los materiales a mi gusto y de donde a mí me parezca más adecuado, porque es satisfactorio hacer algo con mis manos, porque cuando tejes estás creando una prenda completamente exclusiva y personalizada. Lo hago por el proceso, por el tacto de la lana, por el reto que supone hacer un proyecto nuevo.” es directamente para enmarcarla.ResponderCancelar

    • Gemma - Creo que la gente lo entendería si probara por lo menos una vez en su vida a hacer algo así, aunque no fuera tejer. Al final tenemos que volver a las cosas de antes para sentirnos bien, el mundo al revés :PResponderCancelar

  • Bocha - Jajajaja, me siento identificada con toooodas. Son muy buenos!!! Una genia Gemma. Permiso, te comparto los 10 tips para tejedoras que, en algún momento de mi blog, se me ocurrieron: http://espacioclaudelina.com/2015/06/25/10-tips-para-tejedoras/.
    Abrazo.ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Gracias por la aportación! Voy ahora mismo a leer el post :)ResponderCancelar

  • Eli Espancosido - Ay, no puedo estar más de acuerdo contigo en estas 10 frases. Cuántas veces habré oido eso de ¿Coses, tejes, haces ganchillo, pero qué tienes, 80 años?
    Eso sí, luego bien que quiere la gente que les regales algo hecho por ti…
    También estoy de acuerdo en lo de la paciencia. Para mi tejer (o ganchillar o coser) es una forma de relajarme y olvidarme de los problemas del día a día. Será porque me tengo que concentrar o por lo que sea, que se me pasan las horas volando!
    Un besote,
    EliResponderCancelar

    • Gemma - Sí, sí, como has dicho: mucho meterse con lo que hacemos, pero luego son los primeros en pedir algo hecho a mano, jajaja.

      ¿Será por lo mucho que relaja que lo llaman el nuevo yoga?ResponderCancelar

  • Carolina - No sé si puedo decir que soy tejedora; más bien no lo soy, aunque lo practico como hobby a menudo. Y como dices, es una meditación o un momento de relax (que tb “ayuda a no asesinar a los idiotas con los que te cruzas” xDDDDDD). También me llama la atención que cuando encuentro a alguien a quien también le gusta, me lo comentan entre susurros con un “ya sé que es cosa de abuelas pero me gusta”. Y noooo, no es de abuelas!! Viva tejeeeeeeer!!!ResponderCancelar

    • Gemma - ¡Pues claro que lo eres! Será posible, que no te vuelva a oír yo tener dudas :P

      Jajajajaja, me ha hecho gracia que te lo digan en plan espía total, jajaja, somos la hermandad secreta del punto, me encanta.ResponderCancelar

  • Guadalupe Morales - Me gustaron mucho todos los puntos y son una realidad, la gente no entiende que uno puede tejer por placer, tejo desde niña, o sea mas de 40 años y claro que es pecado capital cuando uno teje algo especial para alguien y no se lo pone, JAMAS en la vida le vuelve uno a tejer jajajajjajajajajajajajajaja.
    a donde quiera que voy a estar buen rato me llevo mi tejido, pero me han gustado mucho los comentarios de hombres cuando llevo a lavar mi carro, que me dicen casi no se ven mujeres tejiendo en la actualidad o me han dicho que bonito esta lo que esta tejiendo y ademas es muy rapida.ResponderCancelar

    • Gemma - Todavía se nos sigue viendo como algo raro, aunque hay muchísima gente que teje, menos mal que todavía hay gente que lo aprecia :)ResponderCancelar

  • amaia - suscribo cada palabra, cada coma de lo que has escrito. BRAVO!ResponderCancelar

  • Botón de flor - Ay, me siento tan identificada con todo. Yo sí vendo mis creaciones y el mercado colombiano con sus precios por el suelo me ha obligado a bajar mucho los precios, pero bueno, un ingresito extra no está mal jaja. Un abrazo, lo compartiré en mis redes.ResponderCancelar

    • Gemma - Me gustaría poder decir que lo de los precios bajos sólo pasa allí, pero no, es algo que pasa en todas partes, y buena culpa de eso la tenemos las propias tejedoras, porque como tú dices, hay quién baja tantísimo sus precios (porque no valora lo que hace), que fuerza al resto a bajarlos también. Muchas gracias por compartirlo.ResponderCancelar

  • Estefa - Sólo puedo decir Amén. Definitivamente son 10 mandamientos.
    Me he encontrado con todos y cada uno de ellos y la verdad, he pensado todo lo que has escrito aunque no siempre lo he dicho. Hay uno que oigo mucho y que me repatea especialmente y es: uy, qué caro eso le digo yo a “no sé quién ” que me lo haga con Lana/trapillo del chino ResponderCancelar

    • Gemma - Jajajaja, cuántas veces nos hemos tenido que morder la lengua, ¿verdad? Sé que muchos se lo tomarán como algo exagerado, pero cuando de 100 veces que te dicen algo, 90 son cosas así… la paciencia no es suficiente :P

      ¿Y cuando miran algo que has hecho tú y te dicen “sólo lo estoy mirando para poder hacerme uno igual después”?ResponderCancelar

  • verito - Jajaja como reí al leerlo, me alegra mucho saber que hay personas que piensan como yo y hacen del tejido una pasión, me identifico con cada palabra tuya, tejó desde los 7 años, crecí viendo tejer a mi abuela y a mi mamá, el tejido se ha hecho mi escape de la realidad no solo tejer sino también ver patrones o tejidos en pinterest es mi adicción, pensar en el material y los detalles me motiva mucho. El # 3 ese es mi novio(tienes que estar haciendo eso ahora), por el trabajo dispongo de poco tiempo así que tejó en el carro, viendo tele, hasta cuando como por que mientras mastico las manos esta libres jajaja. Y no tiene precio una prenda tejida a mano por el cariño, tiempo, dedicación y amor con el que realizas cada punto para esa persona especial. Aún conservo los de mi mamá y mi abuela y son prendas únicas y especiales.ResponderCancelar

    • Gemma - Coincido contigo en que tejer es toda una adicción, una vez que empiezas ya no puedes parar y cada vez vas a lo más profundo, jajaja. Que si lanas, agujas, luego quieres saber cómo funciona una rueca o teñir tus propias madejas, nunca se acaba el aprender :D

      ¡No hay nada como algo tejido a mano, hasta podría decir que no se le puede dar un valor real!ResponderCancelar

  • fanny lopez montoya - me gusta mucho tejer tener muestras de puntadasResponderCancelar

  • mylucky - Todos esos comentarios escuchados… es triste triste… Pero añado uno más:
    Lo que pasa es que tienes mucho tiempo libre, que si es una pérdida de tiempo, vamos… (aunque ahora esté en paro, cuando trabajaba también lo hacía)
    Y encima debe sobrarte el dinero… ejem… (que eso, PARADA=MUUUUCHOS EURITOS)
    Al dedicar parte de mi tiempo también a la costura… pues te haces una idea… porque las telas (buenas) también son caras, y los hilos, y todos los materiales que necesitas… en fin…
    Para mí es una aficción por el momento, un “hobbie”, que me relaja, me hace sentirme bien, con cada proyecto que fabrico.
    El que no tiene hobbies… no puede entenderlo…
    Gracias por todo, como ya he escrito anteriormente, me siento totalmente identificada contigo.ResponderCancelar

    • Gemma - Me gustaría poder entender qué quieren decir exactamente cuando nos dicen lo de que tenemos mucho tiempo libre. Es decir, a ver, ya sé que para ellos será una pérdida de tiempo, eso lo puedo comprender (para gustos colores), pero yo no es que tenga tiempo libre, al contrario, lo que ocurre es que hago tiempo para mi afición, que es tejer. Evidentemente, si estuviera más interesada en ver la tele tirada en el sofá como la mayor parte de los que dicen que no tienen tiempo… pues no habría tejido nunca nada, jajaja.ResponderCancelar

  • Maria - Yo también he sufrido varias de esas…lo que peor he llevado es lo de, no es muy caro?. La gente en general no valora el trabajo que haces, lo que hace sentirte idiota. Como si esforzarse por algo fuese para tontos. Y eso que sólo llevo tejiendo desde agosto del año pasado. Pero ya no puedo pararResponderCancelar

    • Gemma - Una vez calculé que más o menos el valor de unos calcetines tejidos a mano no debería bajar de 200€, cosa que la gente no estaría dispuesta a pagar, seguro.

      La culpa de lo que dices es de la sociedad en la que vivimos, que nos enseña que lo comprado en una tienda y a bajísimo precio es un símbolo de ser moderno. Menos mal que no estamos todos metidos en el redil :PResponderCancelar

  • Angel - Jajaja,muy buenas todas las frases qnos dicen a las tejedodoras,me incluyó, porq me encanta!!,y si me han dicho alguna de ellas. Pero no me hacen sentir mal, no les hago ningún caso,disfruto tejer y ver terminados mis proyectos.Es más me relaja mucho..ResponderCancelar

    • Gemma - No, no, hacernos sentir mal… ¡nunca! Ellos se lo pierden por no aprender a tejer :)ResponderCancelar

  • ana - Me ha encantado este post.
    Me he sentido identificada totalmente.
    Todas ellas me las han dicho, pero lo que mas me molesta es cuando no saben valorar tu trabajo.ResponderCancelar

    • Gemma - Es que no se salva ni una, ¿verdad? Aunque sólo las hayamos escuchado una vez, pero nos las han dicho todas, todas, jajaja.ResponderCancelar

  • Chana - Disculpa pero estoy totalmente en desacuerdo contigo, he tejido la mayor parte de mi vida tengo 33 años y creo que te estás proyectando de estereotipos absurdos. Nunca nadie me a dicho abuela, es más creo que ahora las personas valoran más lo hecho a mano, y eso de que nunca nadie alcanzaría el valor de una prenda echa a mano es absurdo. Creo que tus familiares deben ser todos unos prejuiciosos ya que no respetan lo que haces, en cambio creo que existe otro mundo. Es como eso de que toooodas las tejedoras tienen todos sus proyectos inconclusos. Me entristecí al leer esto ya que pienso que nosotras como artesanas debemos ser las que enaltezcan este oficio. Pienso que tal vez deberías dedicarte a otra cosa, por qué me imagino lo mucho que debes sufrir al sentirte rechazada por todos.
    En cambio yo respeto lo que hago es más mi esposo me ayuda a elaborar mis trabajos y la gente que me rodea se admira de mi trabajo, y me siento orgullosa de que la gente compre mi trabajo lo valore y lo aprecie tanto como yo ese sí sería amor a este oficio tan maravilloso.ResponderCancelar

    • Aida - Chana, no te lo tomes a mal. Son pequeños comemtarios que a muchos nos han llegado alguna vez. No todos. Hay que tener en cuenta que el mundo es muy grande y que hay muchas sociedades distintas y no en todas se valoran las cosas de igual manera. A mí en España me decían mucho eso de que si quisiera podría vender lo que hago y ganar mucho dinero. Ahora vivo en Canadá, aquí se ven las cosas de otra manera, es algo más natural y siento que aprecian mucho más mis regalos.

      No creo que el artículo sea ofensivo. Disfruta del buen ambiente en el que vives y teje mucho :)ResponderCancelar

  • Isa - Pues esta una de esas cosas que tengo pendiente de en mi lista. Y ya he intentado ponerme varias veces pero nada. Creo que todo empezó cuando a los 3 años se me cayó una aguja de tejer en el párpado (no pasó nada pero mi madre aún se acuerda del susto)

    De todas formas quiero que sepas que me parto de risa cuando escribes estos posts!

    Un saludoResponderCancelar

    • Gemma - Entonces tú lo que pasa es que tienes un trauma (es broma), jajaja, no me extraña… con las agujas que había antes que daban miedo sólo de verlas XDResponderCancelar

  • caty - Bien, así se defiende nuestra ciencia y el arte del tejer.ResponderCancelar

  • Carolina - Jajaja….cierto…muy ciertooooooooooooo….pero falta una masssss….AYYYY HIJAAAAA QUE ENVIDIA, QUE ARTISTA…COMO SE NOTA QUE TIENES TIEMPO PARA HACERLO, SI YO TUBIESE TIEMPO¡¡¡¡¡¡….eso eso…no conforme con aceptar tu envidia…ahi va la puntilla….ResponderCancelar

  • Carolina - Ahhhhhh….y la famosa frase…PERO SIEMPRE TIENES QUE ESTAR HACIENDO ALGUNA CHORRADA???YA PODRÍAS DEDICAR TIEMPO A OTRAS COSAS… chorrada????…..mi arte chorrada….!!a la lita negra yaaaaaaa¡¡¡¡ResponderCancelar

    • Gemma - JAJAJAJA, yo he llegado a conocer a personas a las que parecía que les molestaba que estuviera tejiendo, como te lo digo. Que yo sé que tiene que haber gente para todo, pero es como cuando alguien dice “odio a los perros, no deberían existir”, vamos, que entiendo que no te guste algo o incluso que te disguste, pero creo que todos tenemos derecho a existir, tejedoras incluidas. Además, ¿qué daño haces tejiendo? ¡Es absurdo!

      Tú piensa que cuando te dicen lo de que vaya envidia, que ojalá tuvieran tiempo ellos… es porque en realidad no son capaces de dedicarse un poquito de tiempo de su vida a hacer algo que les encantaría, eso sí que es triste ;)ResponderCancelar

  • Ana Ma Recoba - TOTALMENTE DE ACUERDO CONTIGO!! SI LA GENTE SUPIERA LO QUE CUESTA DESPRENDERSE DE CADA CREACIÓN!! ES COMO DEJAR IR UN HIJO Y DE ESA FORMA PRETENDEMOS QUE SEA CUIDADO, LUCIDO Y ADMIRADO!! TENGO 52 AÑOS Y TEJO DESDE LOS 9 OFICIALMENTE. MI MAMÁ, QUE DESDE EL CIELO ME GUÍA SIEMPRE, ME ENSEÑÓ Y HE APRENDIDO MÁS Y SIGO APRENDIENDO. UNA ARTESANA NUNCA DEJA DE APRENDER Y LES PUEDO DECIR QUE CUANTO MÁS VIEJAS, MADURAS JEJE, NOS PONEMOS…MÁS EXIGENTES CON NOSOTRAS MISMAS, CON LOS CLIENTES Y MÁS CHICA LA LISTA DE “PRIVILEGIADOS” ;) TB LES CUENTO QUE ES VERDAD LOD E “EN CASA DE HERRERO…”, DEBO TENER MENOS PRENDAS PARA MI QUE LOS DEDOS DE LA MANO. SOY MUY EXIGENTE PARA MI Y PREFIERO QUE ME TEJA OTRA PERSONA, DE MI EXTREMA CONFIANZA Y PROBADA PROLIJIDAD, AHORA QUE YA NO TENGO A MI MAMÁ!! :( PERO ES DEFORMACIÓN PROFESIONAL!! JAJA UN ABRAZO DESDE FLORIDA, URUGUAY!! <3ResponderCancelar

  • Lorena Patatín Patatán - Me siento identificadísima!! Con todos los puntos!! Jajajaja ( e río por no llorar). Y también añadiría, cuando te exigen (sí, sí, exigen) que les hagas otra prenda porque la que ya le has hecho está gastada o tiene bolitas… si al menos supieran pedirlo, lo haría gustosa, pero pidiéndomelo así, como no se lo hagan ell@s…ResponderCancelar

  • susy - A mí me pasó : le regalé una bufanda a una amiga, (Cumplimos en junio, en Argentina frío total)muy suelta me dice” yo no sufro el frío”,de mas está decir que ahora le regalo cualquier cosa menos algo tejido por mí, a quienes le tejo con todo amor , que es recíproco, es a mi hija y nieta.Mi nieta tiene 38 años, y mi hija conserva la mantilla que le tejí cuando nació, le digo “pero si es de ella” respuesta “no es mía”, adí que está en el salón sobre el sillón en casa de mi hijaJAJAJAJAJAJResponderCancelar

  • Giselle Calidoazul - Me has hecho acordar en el punto 3 “tienes que estar haciendo eso ahora?” que una vez viajando en el subte, o metro como le dicen ustedes, y que a proposito estan todoooos mirando su celular, yo venia tejiendo muy tranquilamente y enfrente mio estaban 2 mujeres mirandome y una le dice a la otra “que esta haciendo?”, “tejiendo”le responde la otra. Seguido a un comentario de la que pregunto que no logre escuchar, la que responde le dice “y, cada uno hace lo que quiere en el subte”. Me sentì como una extraterreste, entre medio de todos los celulares…Saludos desde Buenos Aires, Argentina.ResponderCancelar

  • montse llamas - Pues yo puedo aplicar casi cada uno de los puntos que tratas también a las que cosemos! Me sigue llamando la atención que a muchas personas les choque que la gente joven cosa, borde o haga punto, cuando otros nos movemos en realidades paralelas donde estas actividades están de moda.ResponderCancelar

  • Vivian Rosado - Yo aprendi con mi abuelita Concha, tejer y orar al mismo tiempo. Los proyectos tienen mas significado. La mayoria de las veces que tejo, no se para quien lo recibira. Simplemente Dios trae a la persona en mi camino.ResponderCancelar

  • Samantha - Gemma, ¡te banco a muerte! Creo que me han dicho todas esas frases, excepto la de “perdí lo que me tejiste”, porque no le tejo a nadie más que a mí, por todas las razones dadas (caro, trabajoso, no se paga; y que no lo aprecien, uf…), y lo de “¿tienes que estar haciendo eso?” todavía no me toca, pero al que me lo diga ya le estoy reservando la mejor cara de culo. ¡Con el tejido no! XD
    Saludos de Chile.ResponderCancelar

  • Silvia - jajajajaja estoy de acuerdo con todos los puntos!! Sobre todo con el primero! Tengo estudiadas la mirada asesina o la de indiferencia, según me pille jajajaResponderCancelar

    • Gemma - JAJAJAJAJA, yo también ensayo mis caras de odio máximo XDDResponderCancelar

  • Celia Alejandra Manrique Torres - La mayoría de los puntos me identifico, pero como dicen Ellas voy a empezar a ensayar mis caras porque como molestaResponderCancelar

  • eli - me encantan tus tejidos saludos desde Chile!ResponderCancelar

  • BETTY GORDILLO MARIN - ME ENCANTA TEJER,para mí es la mejor terapia,pues les cuento que desde que tenia 4 años de edad tejo.ResponderCancelar