Muravito Textil Design

Los que me conocen saben que soy una persona de pocos complementos. No suelo llevar collares ni pulseras, porque siento que en vez de añadir, me quitan. Es como si no pudiera conseguir identificar mi personalidad con esos complementos. Por eso, los pocos complementos que tengo están muy bien seleccionados. Son piezas únicas, la mayoría hechas por otros artesanos, compradas en mercados… Con ellas sí me siento yo. Creo que representan muy bien el mensaje que quiero transmitir :)

Y aquí es donde entra el fantástico trabajo de Muravito, que hace unas piezas preciosas utilizando técnicas ancestrales como son el tapiz y el bordado. Mariana es la artesana detrás de este proyecto, y como muchas, decidió dar un giro a su vida y reencontrarse con lo que la hace feliz.

La textura de sus tapices y pulseras es deliciosa, me encanta especialmente que aplique la técnica del tapiz para crear complementos, es algo que no había visto antes y que de verdad hace que una pulsera se convierta en una obra de arte que puedes llevar en tu muñeca. En su tienda podéis ver varias de ellas, ¡una pasada!

Mariana se ha prestado amablemente a responder unas cuantas preguntas sobre lo que hace, porque ya sabéis que me interesa muchísimo el proceso (creo que es vital para los artistas de todos los campos), espero que os guste tanto como a mí. En las fotos podéis ver la pulsera que hizo especialmente para mí :D

Muravito Textil Artisan

¿Cómo y sobre todo por qué empieza Muravito?

Podría decir que mi aprecio por la artesanía textil es hereditario. Nací y crecí entre hilos y lanas. Mi abuela, con quien tuve una relación muy estrecha, tuvo una pequeña fábrica textil en la que yo prácticamente me crié. Recuerdo “ayudarla” a devanar lana siendo bien pequeña. El tema siempre me atrajo, me envolvió desde el comienzo; el diseño textil, las texturas, los colores de los tintes… Lo cierto es que siempre me incliné por lo visual, lo estético, en casi todo. Finalmente me decidí por el diseño gráfico; estudié en una escuela de bellas artes y allí estuve en contacto con todas las carreras; ilustración, fotografía, pintura, escultura… Tuve la suerte de trabajar siempre en mi profesión, pero desde el año 2000 y por una cuestión de mercado me aboqué hacia el diseño online prácticamente hasta la actualidad, con lo cual entré en una vorágine de pixeles, lenguajes de programación y marketing online, que me marcó un ritmo demasiado intenso del cual, llegado un punto, tuve la necesidad de apartarme un poco y buscar algo que equilibrara la balanza. Comenzó así una búsqueda muy personal, y de una forma intuitiva me fui acercando nuevamente a las lanas, hilos, fibras, texturas y colores. Primero vino el bordado, luego el telar, y con ambas técnicas llegaron infinitas formas de poder expresar mi creatividad.

¿Cuándo te diste cuenta de tu proyecto era algo real del cual podías vivir?

Puedo ser muy concreta con esta pregunta, porque a raíz de una muestra en la cual participé el año pasado, (era la primera vez que sacaba a la luz mis trabajos de bordados y tapices), vi que la gente se interesaba en mi producción; así que me contactaron desde algunas tiendas y comencé con mis primeras ventas y colaboraciones. Soy consciente de que me queda muchísimo camino por recorrer. En este terreno de lo artesanal/artístico los tiempos se contraponen al ritmo que lleva el mundo actual; es todo más lento, mucho más meditado y hecho a conciencia, pero soy optimista. Mientras pueda mantener mi proyecto, lo haré. Creo que ya no dejaré nunca el bordado ni el telar, al menos hasta que el cuerpo aguante.

¿Qué te hizo decidirte por esta técnica? ¿Cuál fue la primera pieza que creaste pensando exclusivamente en Muravito?

Como comenté anteriormente fueron las técnicas que se amoldaron a mis necesidades de una forma casi perfecta. Pensando exclusivamente en mi marca, diría que las primeras piezas que hice fueron una serie de tapices inspirados en la zona en la que vivo; la Serra de Tramuntana. También hice una serie de brazaletes inspirados en colores que afloran en los bosques de Mallorca; hay muchos y son una auténtica pasada!!! De ahí el nombre de la colección “Mallorca beyond beaches” – “Mallorca más allá de las playas”.

Muravito Textil Design

¿Crees que es importante el entorno para un artista? ¿Cómo vives tú y cómo son las cosas que te rodean?

No sé si para los demás es importante de una forma concluyente, pero para mi si que es muy importante. Vivo con mi marido, mi hija y mi perro en un pueblo de la Serra de Tramuntana en Mallorca. Estoy rodeada de montañas y mar. Valoro mucho el entorno en que vivo, disfruto con cada paseo, con cada vez que miro por la ventana, me fascina quedarme mirando cada vez que el torrente se llena de agua. Pensé que con los años me acostumbraría y ya no lo disfrutaría tanto, pero por suerte no fue así y como puse alguna vez en un post; cada vez que bajo al pequeño puerto que tiene el pueblo me emociono y espero no dejar de hacerlo nunca.
Como pequeña anécdota personal puedo contar que cada vez que bajo al puerto vuelvo cargada de palos que trae la deriva… trozos de redes, esponjas de mar… cuando ven que me alejo caminando despacio por la pequeña playa, todos comienzan a temblar porque saben que significa volver con carga extra.

¿En qué te inspiras para trabajar? ¿Qué haces cuando sientes ese bloqueo o cuando ves que las cosas no progresan como te gustaría?

Volviendo a la respuesta anterior me he sentido muy inspirada por mi entorno, me inspira mucho el paisaje, sus colores, sus formas… flores, piedras, mar, cielo, tierra… en fin, ¡todo!
También me he sentido muy inspirada por mujeres que han hecho del oficio un arte, como las mujeres que sacaron adelante el taller de telar en la Bauhaus u otras artistas textiles que han hecho obras maravillosas y que con una fuerza increíble dedicaron su vida a la creación en el ámbito de lo textil.

¿Lo qué hago cuando me bloqueo? La primera vez me desesperé muchísimo. Luego hable con amigas artistas y me reconfortó oír que era normal, que pasa así sin más, con lo cual procuro no agobiarme. Por lo general suelo calzarme las zapatillas y salir a correr por la montaña, lo cual puede sonar a tópico pero me funciona.

En cuanto al progreso del proyecto; me he propuesto no frustrarme por la falta de tiempo o por no llegar a cumplir con los objetivos que me pongo salvo que tenga encargos, por supuesto. Intento llevarlo con naturalidad y pensar que todo llega, eso sí, sin prisa pero sin pausa.

¿Qué te gusta transmitir a los demás con tu trabajo? ¿Cuál es la esencia de Muravito?

Intento hacer de cada trabajo un pequeño espacio para la contemplación, me gustaría transmitir la tranquilidad que me regala el proceso de elaboración de cada pieza, desde las más pequeñas que son los accesorios como las pulseras hasta los telares o cuadros bordados.

La esencia de Muravito… la creatividad intuitiva materializada a través de técnicas artesanales ancestrales. Como digo siempre; mi deseo es que no se extinga la llama. Creo que es una pequeña aportación para ayudar a cambiar el paradigma del consumismo desmedido.


Ha sido un placer poder hablar con Mariana para que la conozcáis un poco mejor. Sus piezas son perfectas para hacer un regalo especial y también para darse un capricho. 100% hechas a mano con todo el amor del mundo. Y no sé a vosotras, pero a mí conocer el proceso me hace valorarlas todavía más.

Puedes visitar la web de Muravito aquí.
Y su tienda online aquí.

  • ana.m.velandia - ¡Me he enamorado! Del proceso, de la historia, de sus maravillas… que no se apague la llama… Muchas gracias por descubrírmela <3ResponderCancelar

  • Saray - ¡Es preciosa! Me encantan las cosas tan bonitas que hace, y me parece un detalle que la hayas dado a conocer aquí, me lo apunto para futuros regalos, porque es impresionante :)ResponderCancelar

  • Helena - Acabo de enamorarme!! Qué belleza!!!ResponderCancelar

  • Carolina - ¡Es súper original y preciosa! Verdaderamente una obra de arte que puedes llevar en la muñeca :)ResponderCancelar

Cuevas del Canelobre: escapada de un día

Recientemente he estado pensado en lo fácil que me impresiono. Y es que las últimas veces que hemos hecho escapadas cerca de casa siempre me que he quedado con la boca abierta. O yo soy muy fácil de impresionar (que es posible, porque reconozco que me maravillo con las cosas más simples), o hemos tenido suerte de ver cosas que de verdad te dejan alucinando. Sea como sea, estoy contenta de tener todo esto al alcance de la mano, sin tener que viajar lejos. Lo que me recuerda que en todas partes, en todos los pueblos y ciudades del mundo siempre hay algo que ver. Y que quizá deberíamos valorarlo más.

Hace poco pasamos la mañana en las Cuevas de Canelobre, que están en un pueblecito de Alicante llamado Busot. Las cuevas se encuentran bajo una de las sierras más apreciadas por los senderistas de la provincia: el Cabeçó d’Or. Nosotros solo fuimos a las cuevas, pero si os gusta este deporte también os recomiendo hacer alguna de las rutas del Cabeçó d’Or, eso sí, para senderistas con algo de experiencia.

Para llegar a las cuevas tenemos que ir hasta Busot, y una vez allí no hay pérdida, basta con seguir los carteles que nos llevarán hasta la falda de la montaña donde encontraremos la entrada (podéis ver el mapa en detalle en el enlace a la página que os he puesto en el párrafo anterior). Ya solo por las vistas desde la entrada, merece la pena:

Cuevas Del Canelobre
Cuevas Del Canelobre

¿Qué nos encontraremos dentro? Pues aunque sean las Cuevas de Canelobre, realmente nos vamos a encontrar con una sola cueva enorme (muy, muy grande), de más de 145 millones de años de antigüedad, ¡casi nada! Dentro hay estalactitas y estalagmitas que se han ido formando con el paso de los años, dando lugar a formaciones sorprendentes.

Os podría explicar la historia de la cueva, ponerme mucho más técnica, pero todo eso lo podéis consultar aquí. Yo he preferido enseñaros algunas fotos para que os quedéis igual que me quedé yo :P

Cuevas Del Canelobre
Cuevas Del Canelobre
Cuevas Del Canelobre

Mis fotos no son las mejores porque dentro no hay demasiada luz como podéis imaginar, es más, si pensáis hacer la visita a las cuevas, las fotos en su interior no están permitidas, o eso es lo que me dieron a entender. Pero tuvimos suerte porque justamente aquel día no había podido ir la fotógrafa que tienen allí, así que nos dejaron hacer fotos durante la visita.

El interior de la cueva está habilitado para que nos podamos mover por ella mediante un circuito de escaleras que recorre todas las formaciones.

Cuevas Del Canelobre
Cuevas Del Canelobre
Cuevas Del Canelobre
Cuevas Del Canelobre

Lo más impresionante es la columna central de más de 25 metros, pero a mí todo me dejó sin palabras. Las cuevas son un sitio súper mágico, con el agua cayendo, con todas esas formaciones que llevan ahí miles de años… me hubiera gustado poder quedarme allí durante horas, sentada en el suelo admirándolo todo. Por desgracia, la visita completa dura alrededor de una hora, jajaja.

Cuevas Del Canelobre
Cuevas Del Canelobre
Cuevas Del Canelobre
Cuevas Del Canelobre

Así que si estáis de visita por Alicante o si sois de aquí, no podéis dejar de ir. ¡Merece la pena! Y es una escapada perfecta para hacer con niños, el día que fuimos nosotros había algunos en nuestro grupo y se quedaron como yo :D

Estoy deseando encontrar más cosas curiosas en mi provincia, tengo un par de sitios en la recámara que espero enseñaros pronto.

  • motagirl2 - Es una pasada. Hace unos años hice esta ruta, visitando las cuevas y subiendo hasta la cumbre http://www.apatita.com/rutas.php?id=cabezo_canelobre_prcv2

    Las vistas desde la cumbre son espectaculares también :)ResponderCancelar

    • Gemma - Siiii, las rutas del Cabeçó me encantan, también las hice hace unos años, y no sé por qué pero ni me había dado cuenta de que las cuevas están ahí, jajaja, soy lo peorResponderCancelar

  • Paula Mera - Qué lindo Gemma! y que bien que tengan bellos lugares a los que acceder fácilmente, a mi eso me llamó la atención de cuando estuve unos meses allí, específicamente en el País Vasco (Durango, Bizkaia): que era muy fácil y cercano ir a lugares naturales preciosos y la gente lo aprovecha muy bien.
    Mi país es muy hermoso también: soy de Chile, pero si que las distancias están más lejos, y ya cuesta un poco moverse para encontrar naturaleza, aunque igual se hace y lo disfruto muchísimo.
    Saludos desde SantiagoResponderCancelar

    • Gemma - ¡Oye pues yo me iba a Chile con mucho gusto! Porque por lo que sé tenéis auténticas maravillas :D 

      Todo el norte de España es precioso, para mí no hay nada como el norte, lo que he visto allí todavía no lo vi en ningún sitio…ResponderCancelar

  • Adi - Impresionante!!!!!!ResponderCancelar

  • ana.m.velandia - Me he quedado alucinada, y eso en foto, en directo tiene que ser impresionante. En mi última visita a Huelva me llevaron a Aracena a ver La Cueva de las Maravillas y no dejaban hacer fotos, la visita guiada de una hora no da para pararse a dibujar, al salir anoté los nombres, y dibujé formaciones pero no me impresionó tanto la iluminación que destaca en tus fotos. Gracias por compartirlas. ¡¡Dan ganas de sacar las anilinas y jugar!!ResponderCancelar

    • Gemma - Ostras, no conocía ese sitio… ahora quiero ir :O 

      Es que no entiendo bien por qué no dejan hacer fotos, sinceramente, si llegamos a ir y me dicen que no se puede fotografiar nada, me hubiera ido. Aquí han cambiado la iluminación, pero las luces que tenían antes, según nos dijo el guía, habían dañado las formaciones (algunas piedras habían cambiado de color y se habían vuelto verdes). Por eso no entiendo que no dejen hacer fotos sin flash, la verdad.

      Jo, las fotos que he visto de la Cueva de las Maravillas, ¡qué pasada! ¡Y hasta hay agua!ResponderCancelar

      • ana.m.velandia - Sí, allí nos explicaron que el calor de las luminarias era lo que hacía que algunas estuvieran verdes y que las amarillo-negruzcas era porque las habían tocado. Lo de las fotos me dio la sensación que es un tema de que les pagues por la foto que te hacen a la entrada, más allá de eso y de meter mas grupos porque no se paran a hacer fotos…
        Tienen agua, lagunas, y nos tocó un guía local que lo explicaba con cariño y orgullo. Fue genial!
        Si vas avisa, porque allí probé el jamón más rico de mi vida y uno de los mejores aceites y más cosas ricas que no había probado ;)ResponderCancelar

  • Carolina - Impresionante, no es para menos!! Y no dejes de perder esa capacidad para asombrarte, me parece que es algo mágico. Siempre que nos descubres sitios cerca de casa (da igual que sea en tu localidad o en la de la otra punta del mundo) me doy más cuenta de que tenemos un millón de cosas maravillosas por descubrir a la vuelta de la esquina y precisamente, porque están cerca de casa, no las valoramos lo suficiente. Eeeeerror.
    Reitero, impresionante las cuevas!! Una pena que la visita sólo fuera de una horaResponderCancelar

    • Gemma - Jejeje, a mí me ha costado mucho querer a mi ciudad. Pero mucho, mucho. Tanto como toda la vida menos los últimos tres años XD

      El tema es que yo creo que no te dejan estar a tu aire por si acaso haces algo que pueda estropear las formaciones (eso también es muy de alicantinos, ir a algún sitio y romperlo, jajaja). Olvidé mencionarlo en el post, pero tiene una zona para hacer espeleología en plan Viaje Al Centro De La Tierra que ni se ve desde arriba de lo profunda que es, ¡hasta hay que pedir permiso al Ayuntamiento para poder hacerlo!ResponderCancelar