Nuevo KAL: Kinda Magic Socks de WATG

Nuevo KAL: Kinda Magic Socks

Yo no sé por qué me meto en follones, de verdad, jajaja. ¿Será que no tengo suficiente con los tropecientos proyectos pendientes y toda la lana que tengo guardada en casa? Pues no, no me he podido resistir, y seguro que después de leer el post vais a entender bien el por qué.

Mi idea para el grupo donde tejemos era dejar estos meses que quedan de verano para que todas las participantes pudieran acabar proyectos de KALs anteriores. Así, aprovechando que en verano mucha gente tiene menos ganas de tejer, las que van atrasadas se pueden poner al día. Pero ya veis, la vida sucede :P

Todo surge porque vi en Instagram que Marta había empezado a tejer los Kinda Magic Socks de Wool And The Gang, ¡y es un proyecto al que le tengo ganas desde que lo pusieron a la venta! Además, hasta el momento solo se podía comprar en formato kit (y sinceramente, casi 40€ por un ovillo de calcetines y mil millones de agujas que no necesito, no es algo en lo que quiera invertir), pero ella me chivó que había encontrado solo el ovillo con sus instrucciones en Las Tijeras Mágicas, y como tengo la tienda en la ciudad de al lado, allí que me fui a por mi lana para calcetines.

A la vuelta, subí orgullosa y contenta una foto del ovillo, y entonces otra chica que está en el grupo me comentó que ella tenía la lana y que no había conseguido tejerlos. Pensé en Marta haciendo sus calcetines, en mis ganas de empezar los míos y en esta chica, y automáticamente solo podía pensar en tres letras: KAL. En mi mente, si a tres personas que conozco nos gusta un patrón, ya es motivo suficiente para pensar que le gustará a más gente y que merece la pena tejerlo juntas, jajaja.

Los calcetines mágicos y el patrón

Nuevo KAL: Kinda Magic Socks

Vale, no voy a engañar a nadie porque luego no quiero desilusiones: no es un proyecto fácil. Y no tanto por las técnicas empleadas, que no tienen misterio, si no por la tensión perfecta que se requiere para el que dibujo salga correctamente. Viene especificado en el patrón y también en la web, es algo relativamente fácil de solucionar pero hay que tenerlo en cuenta. Así que si nunca has tejido calcetines, o si no has tejido en circular, quizá sea mejor que te saltes este KAL. Quiero también recordar que para acertar con la tensión de este patrón solo hay que ir probando diferentes números de agujas.

Dejando a un lado el tema de la tensión, el patrón es simplemente un calcetín top-down con afterthought heel (hay muchos tutoriales en la red sobre todas las técnicas necesarias, en el patrón viene todo bien explicado y además en la página tenéis vídeos). El patrón viene dentro de la cajita del ovillo, y está en inglés y alemán. No haremos traducciones, como es habitual, pero ayudamos con cualquier problema que surja ;)

Detalles del KAL e información extra

Nuevo KAL: Kinda Magic Socks

Aquí os dejo todos los enlaces relacionados con este KAL y las fechas y detalles que debéis conocer si os apetece participar. Sé que ahora en verano cuesta ponerse con proyectos grandes de lana, y tejer calcetines lo hace mucho más llevadero. Para mí será segundo proyecto porque también estoy con otro patrón de Wool And The Gang, que dentro de poco será muy grande como para andar paseándolo de un lugar a otro.

Fecha de inicio: empezaremos oficialmente el día 25 de julio. No voy a poner fecha de fin, pero mi idea es volver los KALs regulares en septiembre. Si no vas a tejer los calcetines y estás en el grupo, ¡aprovecha para ponerte al día con proyectos anteriores!

Patrón y lana: en este caso hay que comprar una lana concreta (obvio) y el patrón viene incluido en el interior. La tienda donde los tienen es Las Tijeras Mágicas (¡y están rebajados!), pero si queréis un kit completo podéis adquirirlo en Wool And The Gang.

Hay 5 colores disponibles, yo he elegido el color Cool Cat Copper, que es el último de la foto que veis arriba :)

Técnicas y materiales: son unos calcetines top-down básicos con talón afterthought. Necesitaréis agujas de doble punta según vuestra tensión o una aguja circular larga para las que quieran hacer magic loop. Os recomiendo empezar con vuestro número de agujas habitual para tejer calcetines e ir ajustando si fuera necesario. LA TENSIÓN ES CRUCIAL EN ESTE PROYECTO, pero todo viene explicado en el patrón.

En la página de Schachenmayr tenéis más info y también vídeo tutoriales de todas las técnicas que hacen falta para tejerlos. Y si hacéis una pequeña búsqueda en YouTube también.


Y para acabar, no olvides unirte al grupo de Facebook donde estaremos compartiendo dudas y avances sobre el patrón. También puedes subir fotos a Instagram y otras redes sociales usando las etiquetas del KAL, #kindamagicsocksKAL y #loskalsdewaselwasel.

¡Todas a tejer calcetines mágicos!

No hay comentarios
Escribe aquí tu comentario

Tu email nunca será publicado ni compartido. Los campos marcados son obligatorios *

Segunda mitad del año en mi bullet journal

Mi bullet journal para la segunda mitad de 2018

He fallado a todos los dioses del bullet journal. Miserablemente. Estoy segura de que esperabais una actualización guay y bonita de mi cuaderno, como las que suelo hacer cuando llega la mitad del año. Y en realidad no tengo nada que enseñaros. ¿Estoy usando mi cuaderno? Sí. ¿Lo estoy usando como quiero? No. ¿Lo estoy usando de forma que me es 100% útil? Menos todavía.

Estoy confundida, en una especie de limbo de la planificación y la organización personal. ¿Os ha pasado alguna vez? Por una parte necesito organizarme de cierta forma, y que esa organización se adapte a mi vida, y por otra quiero cumplir con unas expectativas que yo misma me he impuesto (no tiene nada que ver con la parte más estética del bullet journal). Atención a lo que voy a decir: creo que mi mayor error fue pasarme a un formato pequeño. Sospecho que si no hubiera hecho el cambio, no estaría escribiendo este post ahora mismo.

Lo que me ha enseñado mi bullet journal A6

No puedo decir que este tamaño no me funcione, al menos en parte. Os conté que estaba en una especie de crisis con él desde abril y la cosa ha ido a peor. La parte de la planificación diaria, bien. Es cómodo y me cabe todo, aunque lo llene de tareas. Me gusta esta vista de calendario mensual que tiene. Disfruto añadiendo un poco de decoración cuando tengo tiempo y ganas.

Es la parte de las notas y colecciones la que me falla. No puedo. Al menos no en este tamaño, ni siquiera cogiendo inspiración de otras personas que sí lo hacen en A6. Es como si no pudiera ver la información bien organizada, lo que me lleva a no usarla, y al final termino por no apuntar cosas que necesito tener anotadas, porque sé que no me va a ser de nada en este tamaño. ¿Se entiende?

Por otro lado, aunque uno de los motivos por el que me pasé a A6 fue el poder llevar mi cuaderno a todas partes, reconozco que no he notado la diferencia en ese aspecto. Tanto un tamaño como otro los he llevado siempre sin problemas. Vamos, que el espacio o el peso no han sido jamás inconveniente para tener a mano mi bullet journal (claramente, no usaba antes un tamaño gigante).

Así que mi bullet journal A6 ha sido un bonito experimento, pero que no consigo hacer mío por completo.

Lo que necesito en mi cuaderno

Si ya os dije que esa sensación de falta de productividad había empezado a raíz de la mudanza, no os quiero contar cómo se ha acelerado. De verdad, hay días en que me sentaría en la silla y me quedaría mirando a la pared. ¡Y no por falta de ganas de hacer cosas! Es que mi sistema de organización no me funciona, y sin eso estoy perdida. Si me llegan a decir hace años que iba a ser tan importante para mí un cuaderno, me hubiera dado la risa. Pero es así. Sin mi bullet journal no soy nadie.

Ahora mismo me encuentro en una encrucijada. Me debato entre volver a mi Traveler’s Notebook con un recambio para cada cosa (parte “agenda” + colecciones) o coger directamente un recambio normal y lanzarme con el sistema original. Solo un par de bolígrafos y papel, tal cual en el vídeo. Quizá sea lo que necesito, empezar de 0 como si no conociera el sistema y ver qué sucede a partir de ahí. Llevo meses planteándomelo, y supongo que eso quiere decir algo.

Paradójicamente, lo que usaré el próximo año lo tengo claro, jajaja. Solo os diré que soy fan total de esta chica (a la que debéis seguir sí o sí).


Y básicamente este es el motivo por el que hace tiempo que no veis mi bujo en fotos ni en redes sociales. No es que haya dejado de usarlo, pero sí que he perdido toda la motivación. Lo uso porque es mi herramienta, no porque ahora mismo me encante. Y como hace tres meses, sigo bien sin saber cómo salir de este caos, por eso la opción que más me llama es la de coger un cuaderno y una pluma y ya. Encima siento que no os cuento nada nuevo, jajaja.

Intento alejarme de mi mente perfeccionista, esa en la que todo tiene que cuadrar y ser perfecto, y en su lugar permitirme un poco de libertad y experimentación. Pero es muy difícil. Prometo enseñaros lo que elija al final y contaros más sobre la decisión que tome.

Escribe aquí tu comentario

Tu email nunca será publicado ni compartido. Los campos marcados son obligatorios *

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Organiza tu vida digital

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Menu