Escoger tus objetivos y metas para el resto del año

Cuando llega este momento del año, en el que echo la vista atrás y me doy cuenta de que ya estamos a la mitad, siempre me recorre la espalda un escalofrío. ¡El tiempo vuela! Se me hace todo tan corto y los días pasan tan rápido… que asusta. Y de la misma manera que me doy cuenta de esto, también siento la necesidad de hacer un pequeño balance de este medio año. Más como una forma de llevar un control sobre lo que he estado haciendo, como una especie de forma de mantenerme orientada hacia mis metas anuales.

Este año hice mis propósitos de una forma un poco diferente, planteándome objetivos más generales y grandes. Ahora que he hecho un repaso a lo que escribí, no me ha ido tan mal, pero eso no significa que no haya que hacer algunos ajustes. Al igual que todas las cosas, nosotras también cambiamos, y a veces nos empeñamos en seguir detrás de metas que no están hechas para nosotras. Este balance de mitad de año es súper importante para poder identificar lo que no funciona (y cambiarlo por algo que realmente sea alcanzable).

Aquí están las metas que propuse y cómo me está yendo:

Buscar tiempo para el ocio

¡Voy genial con esta! Estoy tejiendo por placer mucho más que el año pasado, y he aprendido a ir sacando momentos para hacer desconexión mental del trabajo. Además, me estoy dedicando a mis hobbies siempre que puedo y cuido mucho tener ese tiempo para disfrutarlos. Incluso he dejado de atender el correo fuera de lo que considero un horario razonable :)

Otra cosa que considero como ocio y que he aprendido a hacer este año es a estar sin hacer nada. Se acabó el considerar hacer una siesta de vez en cuando como una pérdida de tiempo, o el salir a dar un paseo sin ningún motivo como un tiempo en el que podría estar trabajando y adelantando cosas.

Para los meses que quedan, lo que me gustaría hacer es definir un horario de trabajo más realista que me permita tener todavía más tiempo libre.

Hacer más cosas sola

Este es de los objetivos a los que tengo que decir adiós. Últimamente no estoy pasándolo demasiado bien (si estás suscrita a la newsletter ya sabes de qué hablo), y hacer más cosas sola es algo que ahora mismo no entra dentro de mis preocupaciones.

Hay que saber perder y dejar ir, aceptarlo como una parte más de la vida. Quizá para el año que viene pueda volver a planteármelo.

Crear espacio para crecer

Hace solo una semana que he terminado otra de mis “limpiezas masivas” en casa. De verdad que no dejo de sorprenderme, porque aunque creo que ya no me queda nada de lo que quiero deshacerme, siempre consigo eliminar cosas. Más de dos años con un estilo de vida minimalista, y aún así cada cierto tiempo tengo esa necesidad de organizar, cambiar de sitio y decir adiós a lo innecesario.

Cada vez estoy más cerca de convertir mi espacio en un lugar perfecto para mí, por lo que mi meta para el resto de 2017 es seguir trabajando en él y acabar de hacer algunos arreglos que tengo pendientes.

Menos tiempo delante de pantallas

Me está yendo muy bien, pero podría mejorar mucho en este aspecto. Paso menos tiempo delante del ordenador y del móvil, pero sin duda podría optimizar mejor ese tiempo para que me cunda más. Además, creo que va a ser buena idea instalar esta app (para tomar conciencia del tiempo diario perdido con el móvil).

Lo bueno es que he ido tomando conciencia del valor real de las redes sociales, o mejor dicho, del valor que le dan algunas personas a las redes sociales y al número de likes. Y estoy contenta porque todo lo que he hecho a lo largo de los años ha sido auténtico, y nunca buscando tener más seguidores ni ser más popular. Para mí esto es muy importante.


¿Y ahora qué? Bueno, pues siguiendo en la líne de lo que me planteé a comienzos de este año, voy a continuar con objetivos centrados en mí. Creo que mi bienestar es prioritario en estos momentos. Dos de las cosas que quiero hacer son terminar con mi proyecto de armario (casi) perfecto y también terminar varias cosas que tengo pendientes en mi habitación. Además, creo que necesito resolver algunos asuntos personales que llevo arrastrando mucho tiempo, aunque me vaya a costar. Todo esto va a repercutir directamente en mi felicidad y bienestar, así que no hay opción mejor.

Como he dicho: ¡hay que saber soltar! No podemos centrarnos en proyectos que no nos llevan a ninguna parte, es mejor concentrar nuestras energías y objetivos que pueden dar fruto.

¿Vosotras también os replanteáis vuestros propósitos anuales de vez en cuando? ¿Habéis cambiado alguna cosa en estos meses?

Escribe aquí tu comentario

Tu email nunca será publicado ni compartido. Los campos marcados son obligatorios *

Armario Cápsula Verano 2017

Ya lo habréis deducido por el título de este post, pero es así, este verano no voy a hacer armario cápsula. Al principio dudé muchísimo sobre si hacerlo o no, porque son ya dos años vistiéndome mediante este sistema de organización que me ha funcionado a la perfección. Pero creo que esta temporada va a ser lo mejor. ¿Por qué?

Como he dicho, el armario cápsula me ha funcionado bien todas las temporadas que lo he hecho. Ha sido una salvación para mí, porque me ha hecho ver que con solo 33 prendas se puede vestir bien y sin que te aburras. Que no necesitas mil camisetas. Que puedes pasarte todo un año sin comprar ropa. Me ha hecho centrarme en lo que es mi estilo, acotar las posibilidades. Y cuando llegue el otoño espero volver a él.

Pero por ahora sigo inmersa en The Curated Closet. Y como no lo he terminado y continúo con el proceso de refinar mi armario, voy a hacer un parón con el armario cápsula. Este verano quiero hacer muchas cosas (más sobre esto otro día), y dedicarme a fondo al tema del armario es una de las más importantes. De momento me gustan los cambios que veo. Me he deshecho de algunas prendas y he incorporado otras, muy poquitas eso sí, y ya orientadas al cambio general que estoy haciendo en la forma de vestir :)

Y estoy disfrutando más que nunca de poder ponerme la ropa de verano que me apetece sin tener que pensar si está en el armario cápsula o no.

Mi idea es empezar a enseñaros algunas páginas del cuaderno que estoy usando para todo este proceso, con mis cuestionarios del libro, mis paletas de color… ¿os gustaría? Una de las cosas que más me está gustando del libro es que me ha hecho descubrir mucho sobre mi estilo. Y aunque creo que es un proceso largo y que realmente tardas años en completarlo, ya noto la diferencia.

Este parón con mi armario cápsula es simplemente para poder explorar opciones más libremente. ¡No penséis que lo abandono para siempre! Eso es imposible.

Si este es vuestro primer año con el armario cápsula y necesitáis inspiración, aquí y aquí tenéis un par de posts que os ayudarán. Y aquí podéis consultar el último armario que hice, el de primavera.

¿Hay alguna cosa en especial de todo este proceso que os gustaría que os contara en detalle? Decídmelo y así puedo ir preparando mi cuaderno para enseñároslo :D

Escribe aquí tu comentario

Tu email nunca será publicado ni compartido. Los campos marcados son obligatorios *

Me llamo Gemma y soy una apasionada del craft y de la vida simple. En Wasel Wasel encontrarás inspiración para tus proyectos de punto, organización con el sistema bullet journal y mis aventuras en el mundo del minimalismo.

Follow

Mi tienda en Etsy

Sponsors

Suscríbete al blog

Los nuevos posts que publique llegarán directamente a tu email, no te perderás ninguna entrada :)

Bullet Journal en español

Menu